Inicio / Nihil prius Fide / Documento privado de adjudicación de herencia
documento privado herencia

Documento privado de adjudicación de herencia

“Hace unos años falleció mi madre y acudimos a la notaría para hacer el reparto de la herencia y liquidar los impuestos correspondientes. Lo hicimos mediante documento privado para evitar tener que hacer nuevas escrituras cuando falleciese mi padre, ya que el 50% es suyo por gananciales. ¿Qué valor legal tiene esa adjudicación privada de los bienes?, ¿puede mi padre modificarla mediante un nuevo testamento? En el testamento que tiene hecho mi padre hay un inmueble que está legado a uno de nosotros en su totalidad, otro que se repartirá a medias entre los otros dos hermanos por tener el doble de valor aproximadamente que el primero y un garaje que será adjudicado a los tres hermanos al no haberse legado a ninguno en particular. A uno de nosotros le interesaría comprar el garaje, ¿puede vendérselo mi padre?, ¿puede modificar su testamento y legárselo? Nos comentaron en la notaría, al hacer el documento privado, que este documento “solo” era para la liquidación del impuesto, que al no llegar al mínimo exento en nuestra Comunidad no habría que pagar, pero que se tenía que hacer por normativa legal. Si mi padre hace un nuevo testamento variando alguna asignación concreta de algún bien que se incluía también en el testamento de mi madre, ¿puede acarrear algún problema legal? ¿o solo puede modificar su 50% ganancial? Me refiero a si, en caso de modificarlo, solo variaría el porcentaje asignado de propiedad de dicho garaje?”

Lo primero que tendría que señalar es que no me dice usted lo que su madre ordenó en su testamento, aunque me da alguna pista en cuanto a que debió de recoger lo mismo que recoge el actual testamento de su padre. A ver si soy capaz de orientarle un poco, puesto que su consulta plantea varias cosas interesantes y creo que no debo pasarla por alto.

Instancias hereditarias e impresos de liquidación en la notaría

Como bien le dijeron en la notaría, ese documento privado (una instancia en el lenguaje de mi oficina) era solo para liquidar de ahí que sea inexacto decir que se fue a la notaría para esto, porque aunque se fuera allí (a la notaría) lo que se hizo no era una actuación notarial en sentido estricto. Y, ¿por qué se lo hicieron? Pues porque en las notarías podemos hacer otras cosas que no sean escrituras, actas, pólizas, testimonios y legitimaciones y porque entre las demás cosas que podemos hacer se encuentran este tipo de instancias/documentos y los impresos de liquidación de los impuestos que correspondan. Una y otra cosa constituyen actuaciones que no están sujetas al arancel notarial, por lo que no tienen un precio fijo. Conviene consultar coste para saber si nos interesa el producto. Yo en mi notaría también hago instancias e impresos. A veces el cliente viene decidido a proceder de este modo y en otras ocasiones se termina de decidir por lo que, según el caso, le asesoramos en la oficina. Le aconsejo la lectura a este respecto de sendos posts de mi blog sobre temas hereditarios: “Existe un plazo para repartir la herencia” y “Es necesaria la escritura de herencia”.

También es correcto lo que le dijeron en cuanto a que hay que liquidar el impuesto aunque salga a cero y también que, hoy por hoy, las plusvalías municipales (IIVTNU) se siguen pagando en herencias y donaciones (aunque comienza a haber alguna Sentencia que utiliza como fundamento la famosa STC para considerar que tampoco proceden en actos gratuitos como la herencia).

“¿Qué valor legal tiene ese documento privado?, ¿puede mi padre modificarlo mediante un nuevo testamento?”

Probablemente ese documento privado ni siquiera contiene adjudicaciones (los míos solo las contienen de manera excepcional respecto de los saldos bancarios y cuando existen problemas/desavenencias entre los herederos o los Bancos se empeñan y no dejan otra salida para poder disponer de los fondos heredados) pero si sí que las contuviera no serían (a mi modo de ver) del todo “vinculantes”, es decir, no impedirían partir de otro modo cuando se firme la escritura de herencia de su madre o, conjuntamente, la de su madre y su padre cuando llegue el momento. En consecuencia, cuando falte su padre podrán repartir como estimen oportuno.

Si su padre hace nuevo testamento, lo hará de su parte (de lo que es suyo, de su propia herencia). Lo de su madre ya no se puede cambiar. Su padre dispondrá de lo que es suyo, es decir, de sus bienes privativos y de “su mitad” de gananciales (lo pongo en cursiva y lo enlazo a otro post para destacar que no es del todo correcto hablar de mitades en gananciales, aunque pueda resultar difícil de comprender para el profano por lo que volveremos ahora a esa cuestión) y podría hacerlo procurando un reparto que se ajuste a lo que ustedes (y él, por supuesto) quieren que se haga en el futuro, teniendo en cuenta las valoraciones de los lotes (que pueden ser distintas) y procurando evitar los excesos de adjudicación. No obstante, si los hermanos se ponen de acuerdo cuando falte su padre (puesto que son mayores de edad y plenamente capaces conforme al artículo 1.059 del Código Civil), tampoco debería haber problemas (riesgos fiscales al margen, que seguramente los habría) si deciden repartir finalmente de otro modo. Resulta complicado y casuístico plantearse las distintas opciones que tendría su padre, poniéndolas en relación con el intocable (por su muerte) testamento de su madre, con lo que pueda ocurrir hasta que su padre muera (y podría no ser el primero, ni el único, en hacerlo) y con el juego de las posibles renuncias a los legados o la herencia, todo ello aderezado con unas normas fiscales que sabemos lo que dicen ahora pero que no sabemos que dirán en el futuro. Insisto en que un buen testamento de su padre podría dejarles las cosas bastante bien atadas, aunque por lo que parece lo que al consultante le preocupa no es el actual testamento de su padre, sino la eventualidad de uno nuevo que les descuadre a él y a sus hermanos lo que ya tenían programado.

documento privado de herencia

Legado de bienes gananciales

Quiero desarrollarle un poco lo relativo a la disposición de bienes gananciales puesto es una cuestión más bien compleja y que puede dar bastante juego. Se regula en estos artículos del Código Civil:

Articulo 1.379. Cada uno de los cónyuges podrá disponer por testamento de la mitad de los bienes gananciales.

Artículo 1.380. La disposición testamentaria de un bien ganancial producirá todos sus efectos si fuere adjudicado a la herencia del testador. En caso contrario se entenderá legado el valor que tuviera al tiempo del fallecimiento.

Y me dirá, ¿pero no me dice usted que es incorrecto hablar de mitades en gananciales cuando el Código Civil utiliza la expresión “de la mitad”? Cierto, tiene usted razón, lo he dicho. Tal vez más que de incorrecto debería hablar de inexacto o de que la expresión mitades en sede de gananciales induce a confusión. Yo estoy casado en gananciales y no soy dueño del 50% de mi casa ni mi mujer del otro 50% porque ambos somos dueños del 100% con carácter ganancial. Yo no puedo vender el 50% de mi casa, ni hipotecarla, ni donarla, pero sí que puedo disponer por testamento de mi parte. ¿Qué es una sutileza? Puede que sí, pero solo a la hora de hacer mi testamento puedo considerar que realmente tengo una mitad y disponer de la misma. Además la tengo solo “relativamente” pues el 1.379 es matizado luego por el 1.380 que señala que lo que yo diga será así si en la liquidación de gananciales que precede a la herencia el bien se adjudica en mi herencia y no en la parte ganancial o en la herencia de mi mujer. Si se adjudica a mi mujer o en la herencia de mi mujer, se entenderá que solo he legado su valor al tiempo de mi muerte. ¿Complejo? Sí, verdaderamente lo es.

Ejemplo basado en mi cláusula de legado de bien ganancial

Yo habitualmente digo:

“Lega a su hijo Fulanito toda la participación y derechos que por cualquier concepto o título le pertenezcan al tiempo de su muerte sobre el bien inmueble sito en Talsitio“.

Con esta fórmula quiero dejar claro que no se lega todo el bien ganancial, sino solamente la parte de Fulanito. Generalmente en el testamento de la esposa de Fulanito se recogerá el mismo legado en favor del mismo hijo. De ese modo pretendo que el hijo Fulanito tenga la totalidad del inmueble. A mi me da la sensación de que esto es lo hicieron en sus testamentos los padres de mi consultante. Entonces, si ahora el padre del consultante hace un nuevo testamento y no le deja su parte del inmueble en Talsitio al mismo hijo, ¿qué pasa? Pues que el hijo en cuestión tendría la parte de la madre en el bien, si es adjudicado en la herencia de la madre y solo el valor de la mitad si fuera adjudicado a la herencia del padre por lo que no tendría garantizada la adjudicación del bien en Talsitio.

En consecuencia, si el padre del consultante hace un nuevo testamento y no dispone de los bienes gananciales del mismo modo que lo hizo la madre, el destino final de los bienes dependerá de lo que los tres hermanos decidan al practicar la liquidación de los gananciales y adjudicar las herencias. No obstante, en la realidad, al menos en mi modelo usual de herencias no se suele proceder en estos casos a especificar que los gananciales se adjudican a una u otra herencia, ni se suele hacer un uso especial del contenido del 1.380. El tenor literal de estos preceptos solamente se apura, se afina, se desmenuza cuando no queda más remedio que hacerlo, generalmente por la falta de soluciones alternativas y/o de conformidad de los herederos.

En conclusión, que aún cambiando el padre el testamento y dando su parte a otro hijo, podría conseguirse adjudicar el bien en su totalidad al hijo que se pretendía, aunque esto puede tener un coste (fiscal) que lo haga desaconsejable o, al menos, pensarse bien el asunto y la solución.

Herencia parcial y venta

En cuanto a la venta del garaje que estimo ganancial de sus padres, le remito a esta otra consulta que he publicado hace pocos días, pues se trata del mismo caso.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

6 comentarios

  1. Buenos días:

    Un matrimonio con dos hijos, fallece el marido, hacen el impuesto de sucesiones lo pagan, pero no hacen reparto ni cambian de nombre las fincas en el registro.
    Ahora fallece un hijo, tienen antes de hacer el impuesto de sucesiones, adjudicar la herencia o algo en el registro? Están a la espera de las últimas voluntades, no tiene hijos y si pareja de hecho. Sino hay testamento quien hereda? La madre?

    Un saludo y gracias

  2. Hola,

    Tengo una consulta relacionada con el documento privado de aceptación de herencia.

    Soy hija única y hace poco más de un año falleció mi padre. Mi madre falleció hace 35 años. Mi padre tenía testamento en el que yo aparecía como heredera única.

    Mis padres tenían un piso a nombre de los dos. Yo pensaba que estaba sólo a nombre de mi padre, y al empezar a tramitar todo, vi que aún estaba a nombre de mi madre también.

    Debido a que mi madre en su momento no dejó testamento, tuve que hacer la declaración de herederos ab intestato para poder ponerme al día en la tramitación de todos los impuestos: sucesiones de mi padre y madre, plusvalía municipal, …

    El caso es que me queda realizar el cambio de nombre en el registro. En su momento, en el registro de la propiedad, me dijeron, que dado que soy hija única y ya tengo, por un lado testamento, y por el otro declaración de herederos, simplemente con un documento privado y firma legitimada ante notario, ya era suficiente para proceder con el cambio de nombre.

    Me he puesto en contacto con varias notarías y en todas se niegan a legitimar mi firma en ese documento, alegando que ellos pueden utilizar la escritura pública para hacerlo, y que obviamente, no son los mismos beneficios los que obtienen. Es normal que se nieguen a proporcionarme este servicio? En el registro, por su parte, ya me dijeron que hay notarías que no quieren hacerlo…

    Supongo que en última instancia tendré que acceder a realizar la escritura pública, pero no me parece justo no poder decidir libremente qué es lo que me conviene.

    Muchas gracias por su ayuda y saludos,

    • Buenas tardes: Antes de contestar, necesito confirmar una cosa. Se niegan a hacerle ese “documento privado” (instancia privada) y a legitimar la firma? o se niegan a legitimarle la firma en una instancia privada que usted va a llevar ya preparada por usted o por un abogado/gestor/asesor/amigo para que se le legitime la firma? Espero su respuesta y entonces le contesto. Saludos y gracias, Justito El Notario

  3. Hola Denis:
    El asunto, todos los asuntos que trata (excepto uno que ahora comento un poco), están clarísimos otra cosa es no querer entender o no estar conforme, así que no tengo respuestas para darle, más allá de las que pueda encontrar en mis posts y en mis FAQS.
    En cuanto al asunto de que no le den a una fotocopia de la matriz voy a responder a la gallega, ¿y para que quiere una fotocopia de la matriz? ¿No se fía de que la copia sea reproducción exacta? No hace falta que me conteste, no tengo respuesta a la pregunta que me hace. Lo siento. Saludos, Justito El Notario.

  4. Buenos días Denis:
    Si le parece bien, le aconsejo la lectura de este otro post y hablamos si quedan dudas:
    https://www.justitonotario.es/el-banco-me-pide-escritura-de-herencia-puede-hacerlo/
    Anticipo que no puede usted resolverlo solo.
    Y en cuanto a las plusvalías municipales con la crisis se ha hecho habitual mandar carta de pago a cada sujeto pasivo, pero supongo que subsisten este tipo de prácticas y que se le manden también al único solicitante. Pienso que podrían hacerse alegaciones al respecto, pero no sé con que resultado. La STC no se refiere a herencias y donaciones, pero está empezando a haber jurisprudencia menor también para este caso. Ya sabe, “el que no llora, no mama”.
    https://www.justitonotario.es/un-tocco-di-capelli-o-el-que-no-llora-no-mama/
    Saludos y gracias, Justito El Notario.

Deja un comentario