Inicio / Nihil prius Fide / Valor añadido de los Notarios
justito diamante-valor-bruto-notarios

Valor añadido de los Notarios

De los tiempos en que andábamos empeñados en atraer a más compañeros a las Redes Sociales (que rápido viene y va todo en este mundillo), recupero unas notas que no tenía recogidas en mi Blog (aunque sí que fueron publicadas en su día en otro), que creo que me merece la pena no perder de vista y hasta desarrollar en cuanto al asunto de ¿qué valor añadido tenemos los Notarios?

¿Tiene la función notarial un valor añadido? ¿Somos todos los Notarios iguales?

El valor añadido siempre ha estado ínsito a la función notarial, aunque, probablemente, nunca ha estado tan cuestionado como ahora. Vivimos en una época en la que todo, absolutamente todo, se cuestiona y no iba a ser menos la función notarial.

En un comentario a otro post le contestaba al que parecía ser un compañero que: “Llevo años diciendo que el ejercicio de la profesión es a cara de perro en estos tiempos. Tal vez nos lo tengamos merecido. No sé si nos han bajado del pedestal, nos han empujado o nos hemos tirado o bajado nosotros solitos, pero, desde luego, la cosa ha cambiado bastante. Me gustaría confiar en que podamos recuperar terreno perdido. Soy optimista y por ello trabajo cada día”.

Añadía más tarde que: “En cuanto a la consideración, si tengo que hablar de mi, yo no me considero nada y busco la consideración con mi trabajo diario. No creo que haya una consideración colectiva en el Notariado, la hay en la sociedad que nos consideraba mucho y ahora nos considera mucho menos. Tal vez antes se nos consideraba demasiado y ahora, justa o injustamente (como ocurre con tantas cosas y casos), disfrutamos de una consideración más realista“.

Lo que nunca ha estado ínsito es ese valor añadido a cada uno de los Notarios individuales. Este otro valor añadido es el que más cuesta apreciar fuera del ámbito jurídico. Nos perciben como si fuéramos todos iguales y no lo somos. En absoluto. Hace pocos días en respuesta a un tuit que enlazaba a uno de mis posts, decía: “No soporto las generalizaciones. Generalizar me da urticaria.

¿Hemos aprendido algo los Notarios de esta situación de crisis económica que vivimos?

Si ese aprendizaje depende del valor añadido individual, está claro que unos Notarios habrán aprendido algo, que otros no tenían que aprender nada y que otros no habrán aprendido NADA. Unos seguirán haciendo las cosas igual y otros no. Yo he aprendido, ¡claro que he aprendido¡

¿Qué se puede hacer desde las Redes Sociales?

valor añadido notarios

En las Redes Sociales todos intentamos transmitir el valor añadido de nuestra función. Es más, podríamos pensar que la mayoría de los Notarios estamos en Redes Sociales con tal fin. Pero también puede que no sea así y desde luego a mi me parece que no es así. La misma conclusión podría sacarse si analizamos con cierto detenimiento los blogs y webs que tengo “registradas” en mi sección Blogosfera. Los propósitos de esas páginas y blogs son ciertamente diferentes y se podrían agrupar en diferentes categorías.

Soy de la opinión de que necesitamos entre todos transmitir ese valor añadido de la función, que, aún siendo irrefutable, se refuta, dejando claro, en esa tarea común, que el valor añadido de cada uno de nosotros nada tiene que ver con el de la función. Hay que reivindicarse individualmente y huir (alejarnos) de aquellos que no hacen las cosas bien.

Vendamos en equipo nuestro valor añadido, pero destaquemos que no somos todos iguales, diferenciémonos unos de otros, hagamos real el manido derecho a la libre elección de Notario, pero que este derecho sea asentado en el valor añadido de cada uno de nosotros. No permitamos que a los Notarios nos digan también que “no hemos aprendido nada”.

¿Se os ocurre mejor forma de hacerlo que a través de las tan denostadas Redes Sociales? A mí si, pero cada cuál es libre de hacerlo como estime oportuno (o de no hacer nada, claro está).

La función notarial en Twitter

A día de hoy, tengo tres listas con Notarios:

– Notarios ocultos: Sé que lo son, pero no lo dicen. Aquí están situados 180 compañer@s.

– Notarios dudosos: Sus perfiles apuntan a que podrían serlo, pero no estoy seguro de ello. Aquí sitúo a 31 compañer@s.

– Notarios: Los que decimos que lo somos. Aquí estamos 198 compañer@s.

Estamos hablando de 409 cuentas notariales. En España hay menos de 3.000 Notarios.


 

2 comentarios

  1. Muy interesante reflexión la que apuntas, estoy de acuerdo con tu artículo. Un saludo!

Deja un comentario