Inicio / Nihil prius Fide / Bancos, bancarios y derecho a la libre elección de notario
elegir bancos y notarios

Bancos, bancarios y derecho a la libre elección de notario

Hasta que aprobó las oposiciones a notarías solo era titular de una raquítica libreta de ahorros en una Caja. Cuando aprobó y llegó a su primer destino, empezó a trabajar con un Banco. Ese Banco le dio una póliza de crédito como circulante para la notaría y le colocó un seguro de vida y dos planes de pensiones. Esa cuenta de crédito fue mi cuenta bancaria principal durante unos tres años.

A los tres años, estaba ya en un nuevo destino y le convino trabajar con otra entidad con la que hizo una nueva póliza de crédito, pasando la cuenta asociada al crédito a ser su cuenta bancaria principal durante otro par de años. Mantuvo sus planes de pensiones donde estaban y se quitó de encima aquel seguro de vida, que en realidad nunca quiso tener.

A los cinco años de aprobar la oposición se cambió a la entidad bancaria con la que sigue actualmente trabajando.  Fue un cambio radical, se llevó todos mis intereses activos (exiguos) y pasivos (abundantes) a un nuevo Banco.

Esa entidad ha financiado su bienestar. Le ha impuesto cosas como otro seguro de vida, que tampoco necesitaba, o un seguro hogar demasiado caro, pero a cambio le ha dado el crédito que necesitaba  para su vida personal y profesional. Además se lo ha dado en muy buenas condiciones, aunque también le ha apretado cuando las circunstancias económicas generales o las suyas particulares lo han exigido.

Cuando se cambió a su actual destino, como hacen muchos Notarios (y otras muchas personas que trasladan su lugar de residencia a distinta localidad o dentro de la misma) continuó trabajando con la oficina de su anterior plaza. Por una parte, los bancarios de allí y él se habían hecho amigos y, por otra, no tenía necesidad de hacer ningún cambio porque todo lo podía resolver por e-mail o por teléfono. Para las cuestiones que exigían inmediatez o presencia física tenía la oficina de su Banco a dos pasos de su nueva notaría.

Los bancarios de la oficina de aquí le insistieron en que se llevara sus activos a su oficina. Esa periódica insistencia le acabó demostrando que les mueve un interés superior al de la propia entidad para la que trabajan. Ese interés es el de la buena marcha de su oficina que no es exacta o necesariamente el interés de su entidad y que se entremezcla con sus propios intereses personales. A la entidad no le debe importar que él trabaje con una oficina o con otra, lo que quiere es que trabaje con ella. La insistencia de estos bancarios no fue eficaz al principio por una cuestión de simple amistad con sus antiguos bancarios y por pura comodidad personal y más adelante porque esa insistencia y algunas otras cosas, acabaron por contaminar completamente sus relaciones.

Como la insistencia en trasladar sus intereses a la oficina de aquí no fueron efectivas, se pasó a una segunda fase.

La segunda fase consistió en dificultar el derecho a la libre elección de notario. Sabe que se presiona a sus clientes, habituales, no habituales, naturales o potenciales, a quienes les gusta firmar con él o simplemente les resulta más cómodo, para que no lo hagan.

derecho eleccion notario justito

De este modo se está vulnerando ese derecho a la libre elección y además de una manera absurda, puesto que están actuando en su beneficio exclusivo intentando potenciar su oficina con lo que podrían acabar perjudicando a su entidad en lo que a este cliente concierne.

Las máximas que siempre transmito a mis clientes son que “el que no llora no mama”, que “hay que protestar, reclamar y quejarse cuando corresponde”,  que “hay que buscar y comparar entre las entidades”, que “hay que buscar un asesoramiento ajeno al del propio banco”, en fin, que “hay que luchar por las cosas justas y bien hechas” y “evitar a los malos profesionales. Ahora le toca a él, aplicarse estas máximas: llorar para mamar, protestar, reclamar, quejarme, buscar y comparar, luchar por las cosas justas y bien hechas y huir de los malos profesionales. Estos bancarios le están tratando mal, le están tratando injustamente. No quiere trabajar con ellos, quiere trabajar con su entidad.

Acepto no gustarles como persona, como Notario, que no les guste su forma de trabajar, que consideren que les hace esperar sin razón o que pide cosas innecesarias (o que piensan que se las he inventado él) o que no les solicitan en otras notarías (la clásica justificación de muchos en la notaría, “esto no me lo piden en Talsitio), hasta acepta ser un antipático, un imbécil o un burro, pero no acepta que se atente contra el derecho a la libre elección de Notario utilizando como arma arrojadiza la circunstancia de que él no quiera cambiar sus activos de oficina dentro de la misma entidad. ¿Qué pensaría su entidad de esto?

Un compañero me ha contado esta misma mañana algo que  le ha pasado a su propia hermana que está negociando una hipoteca a quien le dicen en el Banco“El Notario lo elige el Banco, para nada puedes elegirlo tú”. Alucinante…

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

6 comentarios

  1. Buenas tardes. Interesante artículo. Tengo una consulta. Soy particular que compra una vivienda y mi banco insiste en que haga gestión con su notario. Yo prefiero hacerlo con otro de confianza y me está costando bastante obtener la total responsabilidad hipotecaria para que me calculen los honorarios a pagar a la notaria de confianza y poder comparar. Mi pregunta es ¿ a parte de los honorarios que pague a un notario u otro hay alguna diferencia en el resto de conceptos a pagar? impuestos etc Es que no sé si (a parte del hecho de tener confianza por conocer al notario de hace años hay algún ahorro a parte del de los honorarios. Gracias anticipadas por la respuesta.

    • Hola Nuria:
      No hay ninguna otra diferencia. Los impuestos serán los mismos, como es lógico, vaya donde vaya y el Registro cobrará igual pues será el mismo vaya a la notaría que vaya.
      Entre notarías no habrá grandes diferencias en la factura. He intentado explicar porque no cobramos todos exactamente lo mismo aquí:
      https://www.justitonotario.es/presupuestos-escrituras-notaria/
      Pero sin ningún género de dudas, si quiere ir al Notario de su confianza, le aconsejaría que vaya y no se deje convencer por el Banco. Es cierto que en ese Notario, todo podría ser más ágil (se dirigen al oficial que lleva el tema, en la notaría tienen los poderes, tal vez los datos de la promoción del inmueble, etc …) pero esa agilidad no puede contrarrestar la confianza que uno siente por su Notario que se podría ver sustituida (tal vez, no lo sé) por otro Notario que no le haga a usted más caso que el estrictamente necesario.
      Saludos y gracias por la participación y el comentario. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  2. Estimado Justito: La historia que cuentas, es una historia común, lo siento, no nos has contado nada nuevo en este post, jaja.

    Es práctica habitual, ahora, antes no, que cada director o empleado de cada oficina vaya por sus propios intereses, será la forma que tiene la entidad de incentivarlos o no sé.

    Lo que está claro es una cosa: “Quien paga, decide”. Es lo que le suelo decir, ¿quién va a pagar la notaría, mi cliente?, pues entonces mi cliente decide en qué notaría se firma, ahora bien, si al notario le va a pagar su entidad, pues dígame dónde hay que ir a firmar.

    Tengo una batalla casi diaria con las cancelaciones de hipotecas y otras firmas.

    Saludos,

    jbr.

    • Estimado Jaime: De acuerdo, pero aseguraría que la entidad no estaría conforme en este caso….ni con perder la caja de la notaría durante 6 meses….a la vuelta de las vacaciones sigo. Un abrazo y gracias por la participación y el comentario. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  3. Justito, lo normal sería que tuvieras el respaldo de tu Colegio, del Banco de España, de la CNMC, de tus compañeros beneficiados por esa corrupción, del CGN y del propio Ministro de Justicia

    • Querido Luis: El que ríe el último ríe mejor. Hasta diría que la venganza se sirve en plato frío. Esto no acaba aquí. NO he descartado ninguna acción. La primera fue escribir y compartir mi historia. La segunda que ya está en trámite no la debo contar. Las siguientes dependerán del resultado que obtenga. Gracias por compartir y colaborar. Un abrazo. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario