Inicio / Nihil prius Fide / ¿Es mucho esperar 1 hora y media en la notaría para firmar?
esperar notaria

¿Es mucho esperar 1 hora y media en la notaría para firmar?

Para mi no, con matices, pero no. Matices porque cada caso de espera tiene sus circunstancias y sus características y no es cuestión de hacer comparaciones con otros ámbitos, porque la notaría no es el médico, ni el médico del seguro, ni la cola del pescado, ni la taquilla del Madrid ni la del concierto de Beyoncé.

Para ciertas cosas generalmente se espera y razonablemente se espera, pero ¿por qué se espera?

Razones de la espera

Faltan datos que se proporcionan a la llegada de los clientes, de sus asesores, gestores o abogados.

Se descubren datos erróneos o dudosos que es necesario corregir en cuanto a los sujetos, los objetos o los pactos del negocio que se celebra.

Se introducen nuevos datos de sujetos (al final compro a medias con mi mujer), objetos (no, esa finca no es, es la de al lado) o en los pactos del negocio que se celebra (podemos poner esto, aquello o lo de más allá).

El Notario recibe una llamada. Nene, no me coges el teléfono.

El oficial recibe otra. Es de uno al que le ha llegado una carta del Catastro.

El Registro se equivoca con la nota.

La Sede Electrónica del Catastro no funciona.

Fulanito necesita una legitimación de firma.

Menganito necesita un poder para esta misma mañana.

Le llama su compañero Zutanito.

Hay tres pólizas para firmar y no traen las escrituras. Parece que hay autocontratación en conflicto en una de ellas y no han traído certificado del acuerdo de Junta. El administrador se va en cinco minutos si no firma.

Hoy mismo, sin ir más lejos. Cuidado que con este testamento y la sustitución fideicomisaria preventiva de residuo con facultad de disponer cuando vaya el legatario al Banco, pues no podemos asegurarle que las cuentas se abran correctamente y que en el futuro pase lo que sobre a los hermanos del causante. Entonces, ¿cómo hacemos? Un momento que tengo que pensarlo y fuera hay unos con una compraventa que están esperando ya una hora, otro con una legitimación de firma y tres pólizas amenazando con irse si no salgo en menos de cinco minutos. Además el correo me arde y tengo 20 mensajes en la bandeja de entrada.

Pero, ¡aún no te han mandado esa minuta¡ No y quieren firmar esta mañana.

esperar justito notario

Y entre tanto, una británica tiene un hijo en mi despacho. Es broma, pero resulta que habiendo encargado el testamento con la más absoluta previsión hace más de dos meses, a su llegada aún no sabemos si el heredero es o no su pareja de hecho y resulta que cuando le leo que no tiene hijos, me dice que tiene uno, por lo que hay que cambiar la redacción en el testamento a doble columna que se maneja en Word con mucha dificultad, obligándonos los cambios a entrar en Google y traducir lo que nos sabemos poner en inglés.

Mientras entra en mi despacho mi oficiala porque hemos extraviado una matriz y el cliente está desesperado porque necesita que el expediente de reconstrucción, que avanza a buen ritmo, termine para inscribir su escritura y yo no puedo hacer nada más porque ahora dependo del Colegio que me tiene que dar la aprobación para la reconstrucción.

Y luego que este Notario es muy pesado. Lee mucho, explica demasiado y le busca pegas a todo, que si la letra de la vivienda, que si los metros no están bien, que dónde está la Fiper, que de dónde procede el dinero que llega a la cuenta del intermediario, que por qué tengo yo que controlar también el último pase que se le haya dado a la money antes de llegar a esa cuenta, pues porque creo que, a lo mejor lo han traído desde un paraíso fiscal y no me fio.

Otra entrada, que Fulanito quiere disolver una sociedad antes de final de año y que qué trae.

En fin, que la gente tiene que concienciarse de que se le cita para ultimar, no para entrar y que en ese proceso de espera y terminación, están en marcha otras muchas cosas en la notaría y que no deja de entrar gente y de llamar y de ocurrir cosas y que después de todo, al profesional puede que le fastidies la mañana esperando, pero al cliente del profesional (que es el que importa) y que también es el mío (y yo también soy un profesional) le resolverás (le resolveremos) su asunto y quedará tan contento (y todos cobraremos nuestros honorarios).

Ustedes deciden

En fin, que soy un pesado y lo seguiré siendo y el que no quiera, que no venga, porque ¿qué es lo razonable en materia de esperas en una notaría? Supongo que cada oficina será diferente y que cada cliente debe valorar lo que le interesa. Los míos son conscientes de mi forma de trabajar y por eso suelen repetir. Otros, en cambio, hace tiempo que ya no vuelven y eso es una de las cosas buenas del sistema: se puede elegir Notario, por lo que usted quiera: porque es rápido, porque es lento, porque explica, porque no explica, porque es guapo o guapa o porque tiene una notaría muy bonita, pero ¡ojo¡ que quién decida por qué se va a uno y no a otro sea quien se juega los cuartos que es quién, a fin de cuentas, tiene que quedar satisfecho con el resultado que no es otro que la escritura que se llevará debajo del brazo.

Tenga en cuenta que tal vez usted es hoy el que ocasiona los retrasos y que mañana puede que le toque irse el primero, todo depende de la dificultad de los asuntos propios y ajenos de la jornada y, en definitiva, de cómo se presente el día cuando uno uno va a firmar, así que … procure no presionar para que le hagamos su escritura, retrasando al resto del personal que está en la notaría. La notaría es una oficina pública singular a medio camino entre lo público y lo privado, lo que la rodea de unas características especiales. El público sabe que somos públicos, aunque no tenga claro si somos funcionarios (y lo somos), pero nos aprieta como si no lo fuéramos, nos aprieta como en ninguna otra ventanilla pública se hace.

…un consejo…

Cuando pida cita y se le diga que ya hay mucha firma en la notaría, para ese día o esa hora, no insista, pida la firma en un día tranquilo, que los hay (y muchos actualmente). Le aseguro que se marchará mucho más contento, pues esa hora y media de retraso es para algo que lleva días, semanas o meses preparándose y que tendrá consecuencias importantes para usted en los siguientes años.

¡Ah¡… y el que no haga esperar en la notaría o en la pescadería, que tire la primera piedra…

Al final haré como mi predecesor que tenía un cartel de este tenor:

“LA HORA DE CITACIÓN ES ORIENTATIVA PORQUE CADA CLIENTE NECESITA UN TIEMPO IMPOSIBLE DE DETERMINAR EXACTAMENTE CON ANTELACIÓN.

ROGAMOS DISCULPEN LOS RETRASOS QUE, POR UNA ADECUADA ATENCIÓN, PUEDAN PRODUCIRSE.

   GRACIAS”.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

10 comentarios

  1. Como oficial de notaria yo pregunto… ¿y es justo o justificable que una compraventa que está preparada, borrador enviado y -supuestamente- revisada por los abogados de ambas partes y que no debería llevar más de media hora acabe tardando en firmarse más de tres horas (dos de ellas horas extra mías, del notario y de la copista) porque los compradores y vendedores no se ponen de acuerdo en si unos cuadros estaban o no incluidos en el mobiliario que se transmitía con la vivienda? Y ni las gracias ni disculpen ustedes por las horas perdidas… al final el retraso de una firma supone el retraso de la siguiente. Y después de veinte años, puedo asegurar que pocas veces se debe a la notaría: minutas bancarias que llegan tarde, clientes que deciden leerse la escritura en el último momento aunque se les haya enviado un borrador con días de antelación, póngame usted donde pone previo, anterior… Yo no suelo irme a casa sin dejar las escrituras de mañana reparadas, incluso los unidos testimoniados, pero al final son cosas imprevisibles las que retrasan. Y el que tiene cita a las 2, acaba pagando y firmando a las 3 y cabreado.

    • Buenas tardes B:
      Es exactamente así y es lo que intentaba transmitir con el post.
      Se suscitó el debate en Twitter y no pude resistirme a contestar. Hoy mismo he firmado solo dos escrituras. Una no ha tenido incidencias, pero se encargó a bocajarro (la disolución de la que hablo en el post), me encargué personalmente de prepararla y ¡luego no se firmó¡ Esa escritura a bocajarro influyó en mi agenda de aquel día. Este cliente ha aprovechado hoy para consultarme sobre una mediación concursal.
      La siguiente escritura de hoy, había pasado por las mesas de dos de mis oficiales. Lleva semanas pululando por la notaría por causas diversas. En el último repaso (sí, hacemos varios) ¡descubro que la finca está en dos términos municipales¡ Nadie me había dicho nada y se hacía una segregación. Examinar el caso y decidir con el cliente ha supuesto un rato de retraso. Menos mal que no había nadie esperando.
      En fin, siempre es así. Tan fácil de explicar y tan difícil de entender. Gracias por la participación y el comentario. Saludos, Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  2. Uno de los motivos por los que los Notarios hacen esperar tanto es porque hay muy pocos Notarios por cada 1000 habitantes, lo que signiifca que, si o sí, tienes que acudir a uno de los pocos notarios que hay en tu localidad. En los años 60 en España habia no muchos abogados, y estos hacian esperar mucho a los clientes. Ahora hay un numero exagerado de abogados, y los clientes, si van a un despacho y les hacen esperar mucho, s e van a otro, y sinó, a otro. Si hubiera cuatro veces mas de Notarios, se cuidaría mucho mas a los clientes y no se les haría esperar tanto, esperas que, la mayoría se las veces, por lo menos en mi ciudad, son injustificadas y una completa falta de respeto.

    • Buenas tardes:
      ¿Y si lo digo que yo soy de los que piensa también eso?
      Dicho lo cual, no creo que el problema de las macronotarías y de las micronotarías (que las hay y son más que las otras) se resolviera abriendo más notarías. El problema de las macronotarías existía ya en tiempos de Joaquín Costa y mucho me temo que es de dificil solución.
      Pero, ¿porqué no va a la gente al Notario de su pueblo o su ciudad que menos firma o a uno que tenga menos trabajo? ¿Porqué no es tan bueno? No creo que sea por eso.
      Me centraré, no obstante, en lo mío que es lo que conozco. ¿Hace falta otro Notario en mi pueblo? Porque si me retraso tanto, en parte, podría ser porque no doy a basto, ¿no? Pues yo creo que no. Decididamente no, en mi pueblo no hace falta otro Notario. ¡Pero si he firmado 723 escrituras en 2017¡ Entonces, ¿porqué me retraso?, pues ya lo dije en el post: porque yo soy así, trabajo de este modo, soy riguroso, concienzudo, pesado, preguntón y lento. No me gustan las prisas que son malas consejeras y solo conducen a cometer errores y como ya estoy resignado a que a muchos no les gusta mi forma de ser y trabajar, pues me aguanto y firmo poco y firmo a gusto.
      Así que a su comentario, le tendría que decir que sí y que no, que cambie de Notario y busque que a otro que le guste más (estoy seguro de que lo encontrará). La inmensa mayoría no firmamos tanto, tenemos buenos equipos y damos a basto, aunque las esperas sean difíciles de asumir y de explicar.
      ¿Cuanto tiempo se emplea en decidirse a comprar una casa?
      ¿Y en negociar la hipoteca?
      ¿Y en enviar lo necesario a la notaría?
      ¿Porqué cuando llega el momento de la verdad nos dejan a nosotros tan poco tiempo?
      Saludos y gracias por la participación y el comentario. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  3. Hace muy poco estuve en un Notario. Había pedido hora para las nueve de la mañana (primera hora). Era para firmar dos testamentos bastante sencillos. Ya se habían redactado, según nuestras instrucciones, hacía varios días. Estuvimos esperando dos horas y cuarto. Los testamentos se repasaron en cuestión de veinte minutos y estaba correctos. Juzgue Vd. si es correcto.
    El tiempo de todos los profesionales es muy importante para cada uno. Si se planifica bien, se puede atender en un tiempo razonable. Otra cosa es que sobre la marcha surjan cuestiones del propio proceso que alarguen la espera.
    Por cierto, no es lo mismo esperar en la carnicería, ni en la cola de Zara, ya que allí no se pide cita.
    Y otra cosa, que en el médico también te hagan esperar más de un tiempo razonable, también está mal (salvo urgencias imprevistas) y denota un mal funcionamiento del sistema.
    En definitiva, mi experiencia con los notarios es que no planifican las citas y que todos los clientes no lson lo mismo. En mi “rato” de espera pude ver como pasaban por delante otros clientes a los que en la Notaría ya se les conocía y se notaba bastante “compadreo”. No digo que esto ocurra en la suya.
    Para finalizar, felicitarle por su blog que me parece muy interesante e instructivo.

    • Estimado José Luis:
      Es mucha espera, no cabe duda. Unos testamentos sencillos permiten hacer un “aparte” y resolverlos, aunque también le digo que yo repaso antes de que se imprima cualquier documento (hasta un poder para pleitos o un testamento socini) y eso implica que me tienen que coger desocupado doblemente (para repasar y para firmar). No obstante, insisto, es una espera demasiado larga.
      Mi notaría es muy difícil planificarla mejor aunque haya quejas, pero sigo pensando que “las culpas hay que repartirlas”. Yo he estado esperando hoy a un técnico que tenía que certificar coordenadas y luego he tenido que preparar una diligencia (yo, no ninguno de mis oficiales, lo recalco) porque al final lo que no era vivienda habitual sí que lo es y cambiaba el impuesto. Ambas cosas se podrían resolver a ligera, se lo aseguro, pero no es mi estilo y cada uno tiene que responder del suyo y el mío ocasiona retrasos porque soy muy cuidadoso con cada documento y hablo y pregunto y consulto….y es así en la mayoría de los casos. También hoy: no veo comisión de subrogación en su póliza, pero estoy seguro de que la tiene, ¿la ha preguntado? Sí, lo he hecho. Estupendo, pero ¿y si hubiera dicho que no? Llamadas, tiras y aflojas, eso te lo quito y, por supuesto, ¿porqué el notario tiene que meterse donde la llaman? Todo esto es absolutamente imposible de planificar, salvo con manga ancha y venda en los ojos.
      Es cierto, Zara y la carnicería son otra cosa. Yo he hablado de pescadería y de otras colas, pero en realidad quería significar que esas otras colas se aceptan con una resignación que en la notaría no suele haber, cuando los asuntos son infinitamente más importantes aquí. En el caso del fleco fiscal que comento, el cambio, que ha sido propuesto por mí, ha supuesto un ahorro de 975 Euros en impuestos. Eso yo no sé hacerlo bien con prisas. Necesito mi tiempo y podría recurrir a que eso no es mi obligación, pero considero que sí lo es.
      Sí que planificamos pero el directo tiene estas cosas. Si usted hubiera estado esperando por sus testamentos hoy aquí, se hubiera añadido 30 minutos a los 20 que considera razonables, pero he tenido causas justificadas y suelo tenerlas en la mayoría de las ocasiones.

      Después de todo creo que estamos de acuerdo. Mi post solo pretendía reflejar una mañana acelerada y una realidad que la gente desconoce y que puede servir para que quien busque en Google “retrasos en la notaría”, encuentre algo escrito por alguien que está al otro lado del retraso.

      Gracias por la participación y el comentario que me animan a seguir en la brecha. Saludos. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  4. Sr Justito, no podria describirlo mejor…Desde mi punto de vista, como empleda de notaría, todos sus posts son muy muy interesantes, o bien porque aprendo (me encantan sus andanzas por el STI) o como en este post y otros (uno de mis favoritos: “Que pasa en la notaría después de la firma de mi escritura”) porque refleja a la perfección el día a día en una notaria intuyo que “pequeña”. Estoy por imprimirlos y situarlos estratégicamente en la mesita de la sala de espera… Gracias por su blog.

    • Buenos días María:
      Muchísimas gracias. Me gustaría revisar el post STI refundido, pero me cuesta un poco, la verdad (tiene 37 páginas).
      En cuanto al otro post que me dices, que es uno de los más leídos del blog, creo que pone en valor vuestro trabajo y el nuestro también (aunque la organización de cada notaría y la actuación de cada Notario sea distinta). Mi notaría es pequeña pero no lo fue tanto. De aquellos 2000 de hace unos años, nos quedamos este en poco más de 700, pero firmados a mi gusto, porque tengo claro que al que no le guste yo, prefiero que no venga.
      De verdad, muchas gracias por la participación y el comentario. Un abrazo. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  5. Pues no, en principio, no. Lo que nunca entenderé es que se pregunte, nada más llegar, si se va a tardar mucho…

    La gente solo lo pregunta en la Notaría. Ni en el médico, ni en la carnicería, ni en la reunión de padres del cole, ni en la cola del Zara (ya sea para probarse o para pagar), y salvo en el médico, por razones obvias, son bastante más importantes las consecuencias de firmar pronto y mal, que de esperar un poco…o un mucho, según los casos y las causas.

    • Buenos días Esperanza: Tienes toda la razón, así es, es más en muchos de esos sitios la gente solo se queja si se le cuelan, caso contrario aguantan estoicamente y en la notaría donde casi todo es de bastante o mucha trascendencia, el enfado es mayúsculo.
      Gracias por la participación y el comentario. Saludos, Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario