Inicio / Nihil prius Fide / Soñando con la oposición
soñando con la oposición a notarías

Soñando con la oposición

Esta noche he estado soñando con la oposición.

Lo curioso es que en el sueño ya era Notario pero tenía que volverme a presentar otra vez porque estaba obligado a hacerlo mejor de lo que lo hice en su día. Para subir nota o algo por el estilo.

Así que me veía opositando de nuevo a notarías, casado con la que en realidad es mi mujer y con un hijo que es el mío, pero estudiaba y daba los temas en la casa de mi madre, que era y es su verdadera casa, aunque lo cierto es que yo nunca estudié en ella. Yo, ya lo he contado aquí y aquí, empecé estudiando en un piso de alquiler y terminé en otro piso desocupado que era de mis padres. Los temas los cantaba en la notaria de mi preparador. En todo esto el sueño se alejaba de lo real.

Además en el sueño mi preparador no era el que realmente lo fue, no era MAC, ni era nadie conocido, aunque era como una mezcla reconocible de otro de mis preparadores y de un Notario de los que estamos en el Grupo de Jurisprudencia. Lo más curioso es que a ese compañero del GJ solo lo he visto en persona en una ocasión.

En el sueño, tras años como Notario, retomo las oposiciones y afronto mi primer día de cante (¡encima acababa de empezar¡) con tres temas de Civil. El preparador me pregunta uno de ellos y el resultado no me deja muy satisfecho (a él parece que algo más que a mí), así que para complacerme me deja que le diga cualquiera de los otros dos temas que llevo, pero los otros no me salen, no me los he repasado lo suficiente y no los recuerdo.

Entonces, dentro del sueño, me surgen dudas.

“Pero, ¿por qué me tengo que presentar otra vez si yo ya soy Notario?”

Y estando en esas disquisiciones, creo adivinar la causa. Se me aparece en el sueño el Tema 7 de Derecho Natural que Don Mariano Hurtado Bautista, Catedrático de Filosofía del Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia, que falleció en 2014 a los 90 años, me dejó pendiente para examinarme en una convocatoria inexistente, inventada por él, en el mes de Abril de 1988. ¡Me aprobó la asignatura pero me dejó un tema pendiente¡ Ese tema parece que alimentaba mi temor de que todo lo ocurrido posteriormente fuera un castillo de naipes que caería cuando se descubriera que Don Mariano no me había aprobado nunca aquel tema.

En realidad, Don Mariano me suspendió (con toda justicia) en Junio y en Septiembre y en la convocatoria de Diciembre me aprobó toda la asignatura, pero dejando una nota en la papeleta que ponía: “Pendiente Tema 7(a la que luego le añadió el aprobado en Junio del año siguiente). No fui el único damnificado por el Tema 7. Conmigo estaba, con seguridad, mi eterno amigo Luis Martínez Bernal. ¡Del dichoso Tema 7 se acuerda hasta mi madre¡ Aquellos damnificados de la convocatoria de Diciembre fuimos a ver a Don Mariano que nos citó para examinarnos en el mes de Abril. No recuerdo en absoluto de que iba aquel tema.

Para la convocatoria extra me estudié el Tema 7 de Mariano Serna Bermúdez, compañero del Colegio y también de la Facultad y por fin conseguí aprobarlo. Antes supongo que me había estudiado solo el mío. Ni el Natural, ni la Filosofía del Derecho que aprobé gracias a mi mujer (también compañera de la Facultad) fueron lo mío. Además Don Mariano era un catedrático muy especial. Abría largos paréntesis en sus explicaciones que podía cerrar tres días más tarde. Aquel año no debió sobrepasar por mucho el Tema 7. Sus temas eran más bien libros, por largos, y libres, porque no se ajustaban más que a lo que le iba pasando por la cabeza mientras hablaba, mientras filosofaba, o al menos eso me parecía a mi recién llegado del Colegio.

Así que en mis torturados sueños de Notario y de ex-opositor podría tener influencia aquella vieja historia del Tema 7 de Natural que Don Mariano me dejó pendiente y que probablemente en sueños dudo de si llegué o no a aprobar.

En cuanto me levante de la cama y termine de hacer estas anotaciones en el móvil, voy a asegurarme de que en mi expediente académico el Natural consta aprobado y buscaré la papeleta con aquel pende no vaya a ser que todavía siga soñando. ¿Y si todo ha sido un sueño y sigo siendo todavía opositor a notarías? Tal vez el Tema 7 me descubra una particular “Escalera de Jacob” como a Tim Robbins le ocurría en la película con la Guerra de Vietnam.

Los sueños relativos a la oposición siempre tienen un tono angustioso, aunque este no es de los peores que he tenido. Es mucho peor aquel en el que se te hace tarde para llegar al examen y no paran de surgir contratiempos que te impiden llegar al colegio notarial de turno. Este es, sin duda, mi sueño de oposiciones por excelencia, es el que más veces se me repite. También son habituales aquellos en los que descubres que estás a prueba y que tienes que volver a examinarte o aquellos en los que descubres que no tenías aprobada una asignatura de la carrera o hasta de la EGB. Pero ninguno como este sueño del Tema 7 de hoy. Tampoco es comparable la categoría de los sueños angustiosos con la de los episodios de parálisis del sueño que cuento en el punto XXIII de este post.

Está confirmado, no es cierto lo que estaba soñando ¡tengo el Natural aprobado¡

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

4 comentarios

  1. Hola Justito,
    ¡Qué recuerdos!. El último día de clase de Natural alguien le preguntó a D. Mariano Hurtado “¿podemos cerrar ya el paréntesis?”. Lo teníamos abierto ¡desde el primer trimestre!.
    Un abrazo.

  2. Buenas noches Justito.

    Quería comentar dos ideas:

    1. No entiendo (no se si este es el caso porque se que has hablado de este tema en otra entrada) cuando modificas una entrada que ya habías publicado. ¿Como puedo saber cual es la parte que modificas? Es que me ha pasado en varias ocasiones que son entradas que ya he leído y me da mucha rabia no saber exactamente que es lo que modificas.

    2. Te agradezco muchísimo que hables de las oposiciones. Me hace gracia que otros notarios digan que eres cansino con el tema y a mi me sepa a nada las entradas que publicas. De hecho me conecto diariamente a tu blog porque son una fuente de motivación. Sigo esperando la entrada en la que cuentas el ritmo de tus primeros años de oposición hasta el examen, que quedaste en subir las siguientes libretas (guiño).

    Muchísimas gracias por toda tu ayuda. Creo que no eres consciente de lo mucho que ayudas a todos los opositores. Y de hecho cuando el único blog de oposiciones que sigo y no ha cerrado.

    Finalmente añadir que me encantó la entrada que subiste sobre los bloqueos en la oposición. Me refiero a los bloqueos en los que te sientas día tras día delante de los temas, habiendotelos sabido perfectamente, pero siendo incapaz de cantar los temas ni de estudiar. Sigo sin saber como solucionar estos bloqueos ya que a ti lo su te sirvió fue pensar que te examinabas por última vez. Creo que el origen está en bloqueos emocionales, que según he leído se trata de emociones que bloqueas por ser muy dolorosas pero que posteriormente deberías tratar y asimilar. Sin embargo siguen sin resolverse y eso bloquea tu vida. Sin embargo, sigo sin saber como superarlos y realmente pueden hundirte la oposición. Y no entiendo porque nadie habla de ello.

    Muchísimas gracias por todo Justito. Siempre te estaremos agradecidos.

    • Buenas noches:
      En cuanto a la primera cuestión, creo que le explico suficientemente en esta sección del blog:
      https://www.justitonotario.es/el-blog-esferico/

      En cuanto a la segunda, lo cierto es que nadie me había llamado pesado hasta ahora, bueno sí, me lo llamó un ex-opositor que no aprobó así que era comprensible que mis batallitas le resultaran cansadas, pero habría que valorar que mi blog tiene unas 600 entradas (en poco más de dos años) y que solo 50 son relativas a las oposiciones (hablamos de una doceava parte, 1 de cada doce, 8,33%). En cualquier caso, nunca puedes gustar a todo el mundo y es natural que lo que encanta a unos pueda aburrir a otros.

      Creo que cuando dices que mis entradas “no te saben a nada”, quieres decir que te saben a poco, ¿no? Para unos cansino y otros se quedan con ganas de más. Así es la vida.

      El asunto de las libretas seguirá cualquier día. La verdad es que la inspiración no me falla, tengo muchos asuntos en borrador y van saliendo conforme me apetece o me acuerdo de ellos, pero tomo nota de tu petición.

      Y en cuanto a los bloqueos, pues efectivamente salí de ellos cuando dije “esto se ha acabado”. Entonces me tranquilicé y, con altibajos, volví a estudiar demostrándome que los temas estaban en mi cabeza y podía llegar a aprobar, como así fue. No obstante, cada uno tiene que encontrar su fuerza interior y motivación para salir de ello.

      Me alegra mucho saber que lo que cuento sirva de ayuda. Gracias por la participación y el comentario. Un abrazo. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario