Inicio / Nihil prius Fide / Escuela de San José de los Molinos de Mondoñedo: Capítulo III

Escuela de San José de los Molinos de Mondoñedo: Capítulo III

Tras los Capítulos I y II de la serie Escuela de San José de los Molinos de Mondoñedo, me voy a ocupar hoy del tercer documento (por orden de fechas) del legajo que, desde hace años, tengo en mi poder. En realidad son tantos años que debo haberlo usucapido aún de mala fe y sin justo título (salvo que fuera un bien de dominio público…)

Ese tercer documento es el Pliego de Condiciones de la obra. Está escrito a mano y se lee casi a la perfección. Solo no he podido entender algunas palabras en todo o parte que iré sustituyendo por equis. Se compone de dos pliegos y se encuentra en muy buen estado de conservación.

Pliego de Condiciones de la Escuela de Los Molinos

1915

Escuela de Los Molinos

Pliego de Condiciones de la Obra

La obra se hará con arreglo al Plano en todas sus dimensiones, sin que se puedan alterar sin consentimiento y acuerdo del Maestro que la ejecute y Representante del Patronato fundador.

Se abrirán las zanjas para los cimientos a la profundidad suficiente para que ofrezcan seguridad.

La cimentación se hará con piedra pizarra de buena calidad y tamaño y con mezcla de xxx y arena y llevará 90 centímetros de grosor hasta la altura de 40, seguirá así hasta el nivel del terreno con 80 centímetros y después todo el resto de los muros de 60 centímetros; con la advertencia de que como el nivel de la carretera está más alto que la superficie del local por aquella parte seguirá la pared con 80 centímetros hasta xxxlar con dicha carretera.

Los muros serán hechos con mortero de cal y arena de buena calidad y enlucido con cal espaxxx en los entrepaños de los muros: las fajas de las esquinas, las de las luces, cornisas, remates, etc… serán enlucidos con cemento, según indica el plano y al interior se dará xxx y blanco de cal; las luces se construirán en todo como el resto de la obra, con arreglo al Plano.

El muro de contención hacia el río será hecho en forma de talud con buena piedra y mortero, a la parte anterior y al exterior hasta 30 centímetros de espesor con cemento y arena y el enlucido con cemento y este muro llevará dos metros de alto sobre el nivel del río.

La obra será cubierta con pizarra o losa de las canteras de Lindín y armada con madera de castaño y forma de xxxlon, según indica el Plano.

El piso se hará con xxx de castaño y tabla de pino rojo a la altura de 60 centímetros sobre el nivel de la carretera y el xxx, también de pino rojo estrecho y con moldura.

Las vidrieras se harán de madera de castaño y lo mismo las contras, ensambladas y de suficiente resistencia.

En la puerta principal de entrada se empleará buena madera de castaño, ensamblada y doble tabla con un xxxte de bastidor con cristales para abrir y cerrar y estos montantes los llevarán también las vidrieras en la forma que expresa el Plano.

10ª Todos los materiales serán de buena calidad y por cuenta del contratista, xxx xxx en ellos todos los herrajes y cerraduras de puertas y ventanas.

11ª Los tabiques interiores que se indican en el Plano se harán de cal y barrotillo y las puertas con sus xxx de pino rojo y ensambladas.

12ª Los lavabos y retretes inodoros como el caño colector, hasta el río, todo conforme al Plano, será de cuenta del contratista, quedando con la obligación de entregar la obra como suele decirse “llave en mano” en la Primavera de 1.916.

El pago se hará en distintos plazos a voluntad del contratista, con tal que la obra que en parte tenga hecha valga según cálculo pericial, la cantidad que se le entregue.

13ª El sótano se dividirá por columnas de mampostería en mortero de tal manera que sobre cada una de ellas descanse la correspondiente viga del piso conxxxx así la mayor seguridad de este y los tres peldaños de la puerta principal serán de piedras de Xxx, bien trabajadas y suficiente espesor.

Con estas condiciones y las que en ella se sobreentiendan que puedan confiarse a la honradez del contratista, D. José García, Maestro de Obras, vecino de esta Ciudad, se compromete a hacer la obra, con arreglo al Plano, en la cantidad de diez mil quinientas pesetas en que él mismo la presupuesta respondiendo de este compromiso con su persona y bienes y el Señor Don Gervasio Rodil Osorio, Deán de esta S.I. Catedral en nombre y representación del Excmo. Revdmo. Señor Obispo de la Diócesis, Patrono de esta fundación benéfica xxxx la obra antedicha al Sr. García, comprometiéndose igualmente al cumplimiento de las condiciones que afectan al Patronato.

Para seguridad de ambas partes contratantes firman el presente pliego en presencia de los testigos Licdo. D. Abelardo Pardo Montenegro, abogado y vecino de esta Ciudad y D. Paulino XX Onega, vecino de la parroquia de Pousada, de esta Provincia con residencia en esta Ciudad.

Mondoñedo, treinta y uno de Julio de 1915.

Aclaración

Conviene añadir como xxx de este Contrato que las vigas del piso serán de castaño y de bastante espesor, como suelen emplearse en pisos sólidos.

Que los morteros todos de las paredes serán, como queda dicho, de cal y buena arena y la mezcla se concretará al tercio.

Y por último que en herrajes de puertas y ventanas se entiende para los exteriores han de ser fuertes y forjadas de hierro xxx y que las puertas interiores llevarán todas pestillos seguros con llave y manivela y la cerradura de la puerta principal de suficiente tamaño, seguridad y buena construcción como corresponde a un edificio de esta clase.

Mondoñedo 31 de Julio 1915.

Nº 1 En 3 de Octubre de 1915 se entregaron al contratista doscientas cincuenta pesetas a cuenta y firma en Mondoñedo la misma fecha.

Nº2 En 30 de Octubre del 1915 recibió el contratista setecientas cincuenta pesetas más y firma.

Comentarios

La fundación

En este documento nos encontramos con las primeras referencias a la Fundación benéfica y al Patronato que la regía, sin que hasta ahora (en los dos documentos anteriores) se haya hecho mención alguna a este tema que creo quedará resuelto en algún documento posterior del legajo, por lo que no me adelanto a los acontecimientos a pesar que no haciéndolo dificulte el entendimiento de la serie cuyo final, por otra parte, yo también desconozco.

“Llave en mano”

Me ha llamado la atención el uso de esta expresión en un documento de 1915. Además del uso que coloquialmente todos le damos y que yo presuponía más reciente (de los primeros booms de la construcción), existe una categoría de contratos atípicos que se denomina “contratos llave en mano”. No recuerdo haber estudiado nada sobre ellos, así que tengo una asignatura pendiente y algo más en lo que profundizar.

El compromiso

Bien claro lo dejan ambas partes cuando dicen que responden del compromiso con su persona y bienes, una por la obra, y la otra (el Deán) en cuanto al cumplimiento de las condiciones que afecten al Patronato. Tal vez hubiera que volver a esas frases más contundentes en la contratación actual para que los firmantes tengan perfecto conocimiento de las obligaciones y responsabilidades adquiridas.

El Deán

Don Gervasio Rodil Osorio no solo fue Deán de la Catedral de Mondoñedo, también fue Rector del Seminario de Mondoñedo y Deán de la Catedral de Lugo. En su libro “La Cocina Gallega” Álvaro Cunqueiro le cita y dice (que curioso) de él que era “muy liberal en cuestiones de cocina, pues comía caracoles.

Este post ha hecho que me compre estos dos libros

Los testigos

Los testigos que firman el Pliego lo hacen “para seguridad”, podríamos decir que para reforzar las garantías y la prueba del otorgamiento, acentuando su solemnidad”.

Abelardo Pardo Montenegro, firma como Abelardo Goás y parece que Goás era su primer apellido, siendo Pardo-Montenegro el segundo. Algo más, previa suscripción y pago, se puede saber aquí de este Abogado natural de Villalba que también parece que fue Juez según se lee aquí. Como curiosidad veo que la que fue la vivienda de Don Abelardo, era propiedad en 1970 deDª María Goás Pardo Montenegro, viuda del Notario de Puente Genil (Córdoba) D. Agustín Álvarez de Sotomayor, con el cual no había tenido descendencia alguna. Residía en su compañía su hermano Eulogio (1901-1975), que era mudo. Pienso que Doña María y Don Eulogio, eran hermanos de Don Abelardo. Seguro que alguno de mis amigos mindonienses, especialmente los del Grupo de Facebook de los Amigos de Mondoñedo, es capaz de completar algo la historia de Don Abelardo.

Del segundo testigo, que era de Pousada (A Pastoriza, Lugo), no he podido determinar su primer apellido. Algo he contado de mis visitas como Notario de Mondoñedo a Bretoña y A Pastoriza en este post en el blog notaríAbierta.

El Maestro

El segundo apellido del Maestro de Obras era Cayón, según puede leerse en su firma: José García Cayón.

Las pesetas

Las anotaciones Nº1 y 2 relativas a los pagos a cuenta (como puede verse en la foto) se encuentran tachadas.

Hasta el próximo Episodio. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.