Inicio / Nihil prius Fide / Escuela de San José de los Molinos de Mondoñedo: Capítulo I

Escuela de San José de los Molinos de Mondoñedo: Capítulo I

Con este post, un formato bien distinto al que inicialmente tuve pensado y con algo más de 10 años de retraso, cumplo con el compromiso que asumí con Xosé Ruiz Leivas allá por el año 2004 o 2005 cuando descubrí entre cajas de papeles viejos en el antiguo local de la notaría de Mondoñedo que estuvo a mi cargo desde febrero de 2003 hasta junio de 2005, un viejo legajo con documentación relativa a la Escuela de San José de los Molinos de Mondoñedo. Esos documentos se salvaron del olvido, de la basura, del reciclado o de la quema cuando casualmente los encontré poniendo orden en aquel local en el que ya casi no cabíamos y del que salimos al final de mi estancia en Mondoñedo cuando la notaría quedó situada en su emplazamiento actual.

El legajo comienza con un pliego o caratula de papel que se encuentra bastante deteriorada en la que con máquina de escribir y probablemente muchos años después de la fecha del documento más antiguo de los que consta (que es de 1915), se escribió:

Documentos relativos a la Escuela de San José de los Molinos, en esta Ciudad.

Contiene:

A) Escritura de compra del terreno

B) Licencia para construir el edificio.

C) Id. del Rectorado de la Universidad de Santiago para abrir la escuela y autorización a Don Santiago Amieiro, Párroco del Carmen, para dirigir la escuela.

Lo cierto es que hay unos cuantos documentos más en el legajo que no están reseñados en la caratula. Pero no es cierto que entre ellos haya una escritura de compra del terreno destinado a la Escuela. La compra del terreno se efectúa en un documento privado….pero no adelantemos acontecimientos.

Mi propósito es a través de una serie de posts transcribir (prescindiendo de lo irrelevante y hasta donde entienda estos viejos documentos escritos a mano, tarea en la que no soy experto a diferencia de Pedro Muiño López uno de mis oficiales en la notaría que sigue trabajando allí) y analizar hasta donde pueda los documentos del legajo y luego proceder a su devolución a su legítimo dueño, con un retraso notorio puesto que hace casi 12 años que me marché de Mondoñedo, aunque probablemente no ha pasado ni un solo día sin recordar mi estancia allí. Cuando termine con este “viejo proyecto”, espero estar en disposición de decidir a quien debo entregárselos. Comenzaremos con el documento más antiguo y terminaremos con el más moderno aunque en alguno posterior pueden aparecer (y lo anticipo) referencias a documentos más antiguos que no estén en el legajo.

Documento privado de 19 de Enero de 1915

Este es el documento identificado en la caratula como escritura de compra del terreno cuando no es más que un documento privado (no hay Notario que lo autorice) por mucho que sea calificado por sus otorgantes como tal escritura. En su dispositivo segundo se hace referencia a su futura o posible elevación a público.

En la ciudad de Mondoñedo a diez y nueve de Enero de mil novecientos quince. Ante los testigos que se dirán comparecen:

De una parte:

Doña María Dolores Moirón Par y su hermana Doña Generosa Moirón Par, mayores de edad, acompañadas de sus respectivos esposos Don Manuel Rodríguez Muñoz y Don Santiago Pernas Salazar, también mayores de edad, todos propietarios, vecinos de esta población.

Y de la otra:

El Excmo. e Iltmo. Sr. Dr. D. Juan José Solís Fernández, mayor de sesenta años, Obispo de esta Diócesis, con residencia en esta ciudad, de la que es vecino.

Todos provistos de sus cédulas personales del corriente ejercicio.

Previa licencia que las Doña María Dolores y Doña Generosa, solicitaron y obtuvieron en este acto de sus referidos maridos, los comparecientes se hallan con capacidad legal necesaria para otorgar esta escritura de compra-venta y dicen: 

Primero: Las Doña María Dolores y Doña Generosa Moirón Par, que por herencia de su madre Doña Elvira Par Alonso, les ha correspondido una partija llevada a cabo y protocolizada ante el Notario que fue esta ciudad Don Gerardo Álvarez Giménez, con fecha diez y ocho de Noviembre de mil novecientos doce, proindiviso, la finca siguiente:

.- Medio ferrado de labradío, sito en el Puente que da principio a la carretera que desde el barrio de los Molinos sigue a Lindín, conocida con este nombre, cuya finca fue fraccionada de la huerta llamada dos Pazos, propia de las vendedoras quedando hoy situada a la izquierda de dicha carretera que la separa de la expresada dos Pazos, y linda al Norte con pasos y camino de serventía, al Sur con la carretera de los Molinos a Lindín, al Este, labradío de Doña Concepción Parga, y al Oeste, el río pared en medio. Es libre de toda pensión.

Segundo: Usando, pues, del derecho que les corresponde, venden y dan en venta real y enagenación perpetua al otro compareciente el Excmo e Ilmo. Señor Don Juan José Solís Fernández, la finca que queda descrita con todos sus usos y servidumbres, en precio y cuantía de ochocientas setenta y cinco pesetas, que en este acto y a presencia de los testigos que ILEGIBLE, puso de manifiesto el Señor comprador en buenas monedas de plata y billetes del Banco de España, y que contaron y recogieron a su favor las vendedoras, de la cual otorgan carta de pago en forma y como pagadas y satisfechas, se obligan a evicción y saneamiento con arreglo a Derecho, y a elevar a documento público este ILEGIBLE privado cuando para ello fueron compelidas por el Señor comprador, al cual facultan para que desde hoy se ILEGIBLE en dicha finca y use de ella como mejor le convenga.

Tercero: El Excmo e Ilmo Sr. Don Juan José Solís Fernández, acepta esta escritura de venta a su favor otorgada.

Así lo otorgan y firman a presencia de los testigos Don Eduardo Teigeiro Prieto y Don Vicente Ramón López Chao, mayores de edad y vecinos de esta ciudad, quienes aseguran no tener excepción legal para serlo.

El documento termina con 7 firmas. La del Obispo reza “El Obispo de Mondoñedo” y sorprende que no sea más elaborada para tan insigne personaje.

Comentarios

No hay datos de inscripción de la finca en el Registro de la Propiedad.

No sabemos si hubo o no elevación a público del documento privado.

Y sobre todo: no se dice en ningún momento que el Obispo comprara el terreno para la Diócesis de Mondoñedo. Actúa en su propio nombre y derecho, es decir, comprando para él y no para la Diócesis la finca de las hermanas Moirón Paz. Curioso.

Continuará…

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario