Inicio / Nihil prius Manducare / Parador de Zamora
zamora parador justito

Parador de Zamora

Gran edificio, gran ubicación y bien conservadas habitaciones, escribí para Tripadvisor (donde empecé mis pinitos con el Manducare) el 7 Septiembre de 2012 y se refería a una estancia en el Parador unos días antes. No he vuelto desde entonces, ni al Parador, ni a Zamora, aunque tengo planes en la zona….

foto parador zamora 5

Última noche de las vacaciones veraniegas de 2012. Regresábamos de Portugal y, más exactamente de Frossos, Albergaria A Velha, cerca de Aveiro, donde tres familias (seis adultos y cinco niños) disfrutamos de una fantástica casa.

Llegamos a Zamora a la hora de comer de un domingo de Agosto, la ciudad estaba medio desierta. Hasta pudimos aparcar junto al Parador, cosa que no debe ser fácil (aunque si no recuerdo mal, hay parking).

Efectuado el check-in con un atento, predispuesto y locuaz recepcionista de nombre Zacarías (¡cuanto se agradece la simpatía y la amabilidad¡), fuimos a la habitación a ponernos el bañador para bajar a la piscina, después de picar algo en la cafetería.

foto parador zamora 1

La habitación y el cuarto de baño, con la decoración y estética clásica (de tipo castellano) de muchos Paradores, se encontraba en muy buen estado. Muebles bien conservados, altos techos pintados de azul y con colañas, cama confortable (aunque no tanto la supletoria que como en la mayoría de los hoteles era de tipo fakir), baño amplio y bien iluminado, buenas almohadas, sábanas y toallas (menos mal que se ha cambiado el diseño de color estridente de los amenities desde la fecha de esta visita). Todo acorde con la categoría del establecimiento y de la cadena Paradores Nacionales.

En la cafetería nos invitaron a un par de vinos y a un refresco y picoteamos de forma ligera para irnos a continuación a la piscina.

La piscina es magnífica. Dispone de vigilante, es profunda, tiene buenas hamacas y toallas y la zona de cesped es más que suficiente y muy soleada.

foto parador zamora 2

De vuelta a la habitación y tras un breve descanso, dimos una vuelta por Zamora. En realidad, recorrimos (pasando  por la Rúa de los Notarios) de izquierda a derecha y en línea recta desde el Parador, hasta el río Duero y desde el río a la Plaza Mayor. La ciudad parecía resucitada con la bajada de la temperatura.

foto parador zamora 3

Terminamos la jornada con una cena en el restaurante del Parador. En la última noche de las vacaciones, los estómagos no daban mucho de sí, pero bebimos un vino de Toro, potente, de nombre y diseño evocadores: Cachito Mío de Bodegas Casa Maguila. Disfrutamos sobre todo de unos estupendos quesos zamoranos, degustamos un plato típico de la Semana Santa y otro de pasta fresca y Justito Junior se apañó con su menú infantil.

parador zamora

Tras la cena, cama, unos cientos de kilómetros más y fin de unas vacaciones veraniegas fantásticas que compartimos con otras dos familias amigas.

Por cierto, siempre me pregunto lo mismo cuando voy ¿los empleados de Paradores son funcionarios?

En otro orden de cosas, se agradece el fin de la era de las camareras en traje regional y os remito a mi sección Paradores. He visitado 34 de los 98 que creo que componen la Red. ¿Cuando caerá el número 35?

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. La opinión se corresponde con la que tengo del parador, pero lo q no tenía es una fotografía como la q encabezas el post: magnífica. Además es una perspectiva poco habitual, pues hay q ir al sitio expresamente para tomarla. Preciosa fotografia

    • Querido Carlos: La fotografía es magnífica. Pero no es mía¡ La conseguí en pixabuy donde puedes descargarte gratuitamente fotos muy bonitas de casi todo lo que busques. Es muy cómodo para el blog. El resto si son mías. Me alegro de que compartamos el criterio sobre el Parador de Zamora. Un abrazo. Justito El Notario.

Deja un comentario