Inicio / Nihil prius Fide / Chistes y Anécdotas / Chistes y anécdotas Notariales: Episodio XIII

Chistes y anécdotas Notariales: Episodio XIII

Más anécdotas y pocos chistes ya….

¿Cuál es el pleito?

Una Señora comparece acompañada de otra que luego me dice que es la nuera de la otorgante del poder para pleitos que tengo en mi mesa.

“Bueno Señora, como siempre digo el poder para pleitos es el documento más inofensivo o menos peligroso que uno puede firmar en la notaría, aunque puede haber casos excepcionales”.

Y le pregunto:

“¿Para que pleito es el poder?”

Y responde la nuera:

“¿Pleito? ¿qué pleito? Nosotras hemos venido aquí por una herencia. ¿Quiere que llame al abogado?”

“No, no se preocupe, no me hace falta -le digo”

E insisto:

“Pero la Señora (su suegra) tendrá algún asunto judicial iniciado o por iniciar o algún trámite administrativo o de Seguridad Social, o un acta notarial, o un cobro o pago por recibir o hacer”.

Aunque ambas, de momento, siguen en las nubes, e insisten de nuevo en llamar al abogado que está abajo, por fin, caen del guindo:

“¡Ah¡ Es verdad que nosotros habíamos venido también por lo del pleito con el vecino que nos quiere quitar un trozo de finca pues dice que la suya es más grande y la nuestra más pequeña”.

“Bueno, pues todo arreglado, ya sabemos que pleito era” -termino.

“Es mejor que Usted”

En realidad lo que pone en la foto es “Es mejor que VD (tachado) ustec”.

Pensaría que lo ha escrito un extranjero, por lo de “ustec”, pero el VD me despista, así que no sé quién ha podido escribir a bolígrafo y en mayúsculas esa frase sobre ese artículo del periódico La Razón que tenía fotocopiado en mi corcho desde hacía unas semanas.

Inicialmente pensé que ese Usted era yo, pensé que me estaban diciendo que el perro era mejor que yo, pero luego concluí que quería decir que “el perro o los perros, son mejores que las personas”. Creo que eso era lo que mi Anónimo cliente quería realmente escribir “los perros son mejores que las personas” o “los animales son mejores que las personas”. Así que creo que insistiré en pensar que esto lo escribió un extranjero que no supo expresarse mejor (o temía que le viera/viéramos haciendo su particular pintada). Tal vez fuese “la holandesa errante” que quería hacer testamento a favor de su perro y “no la dejé”.

Las periguanas

A mí (me lo cuenta una compañera que ejerce por tierras manchegas) me sucedió lo siguiente:

Una Señora sin hijos que testa a favor de sus sobrinos me dice:

“Pon ahí bien claro que la casa no se la arrienden a las periguanas”

Yo pensé inicialmente que sería alguna familia del pueblo con ese apodo, pero de pronto me barrunté lo que finalmente era y le digo:

“¿Cómo dice Señora? ¿periguanas?”

“Sí, sí, las periguanas esas que vienen aquí de otro país” -contesta.

“¿Peruanas?”

Señora:

“Eso, eso…”

Como cuerpo….presente

No hace mucho tuvimos un interesante hilo en Twitter sobre el cuerpo cierto. Ese hilo probablemente de lugar a una nueva colaboración en la sección Firma Invitada de notaríAbierta, según he podido saber, y falta que hace puesto que es un concepto a veces que se nos escapa a a los juristas, a los técnicos y a los que no son ni una cosa, ni la otra.

Veámoslo:

Un otorgante (me cuentan) me dijo en una ocasión que quería que constara expresamente en su escritura de compraventa de una finca rústica que compraba la finca “de cuerpo presente”.

Le dije que me parecía un poco fúnebre y que si veía bien que lo dejáramos en un “como cuerpo cierto”.

Anécdotas de los correctores

Fincas invisibles, ¿un nuevo invento?, ¿una nueva dimensión?

DECLARACIÓN DE INVISIBILIDAD Y VINCULACIÓN: DOÑA declara expresamente su voluntad de que la finca agrupada y descrita anteriormente quede afectada, con inscripción registral de la vinculación de la total superficie real a las construcciones que sobre la misma existan o se declaren, solicitando la constancia registral de su invisibilidad.

Picardías

El otro día leyendo los nombres y apellidos de un matrimonio, observo que ambos tienen uno en común. Se lo hago notar y me dice el marido:

“Sí, pero no nos tocamos nada”

Y mirando con sonrisa pícara a su mujer añade:

“Bueno, antes sí”

En esa misma línea estarían aquellas Señoras (porque suelen ser Señoras) de cierta edad que cuando les lees su estado civil y es el de solteras, te dicen:

“Y sin compromiso”.

O:

“Pero aún no he perdido la esperanza

Anécdotas pícaras

Como siempre gracias a mis proveedores que en esta ocasión han sido Cristina, Pachi y Alicia.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *