Inicio / Nihil prius Fide / Atribución de gastos e impuestos a un heredero

Atribución de gastos e impuestos a un heredero

“Viñeta de Puebla en ABC

Precisamente hablaba el otro día de que a Hacienda le importan un bledo los pactos relativos al pago de impuestos. Para Hacienda el sujeto pasivo es el sujeto pasivo (aunque ya no sé si los jueces opinan lo mismo) y por mucho que pactemos que pague el que no lo sea, Hacienda le reclamará al que sí lo es. Cuando se dan esa clase de pactos, yo suelo decir al sujeto pasivo (al heredero en este caso) que no se extrañe de que le llegue a él la carta de Hacienda, si el otro (el que se ha obligado) no paga el impuesto que ha asumido pagar sin corresponderle hacerlo.

En el caso que nos sugiere la viñeta, tal vez puedan ser las cosas algo diferentes y no tan fáciles de llevar a cabo.

Esta viñeta de José Manuel Puebla, al que conozco personalmente puesto que somos “convecinos”, tenemos amigos comunes que nos hacen coincidir en eventos y saraos varios y que me ha dado autorización para el uso de su viñeta (se pueden ver todas sus viñetas aquí), tiene interés por razón de que el otorgante de un testamento parece pretender influir en el sujeto pasivo (más bien habría que decir que influir en el pagador o paganini) del Impuesto de Sucesiones. El testamento del padre protagonista indirecto de la viñeta de Puebla no es descabellado, aunque en sede de humor la cosa suene diferente y pueda no resultar tan fácil expresar su voluntad en el testamento y, menos todavía, llevarla luego a la práctica.

No queda claro si el que se sienta tras la mesa es o no un Notario, Puebla lo deja a la imaginación de cada uno. En el imaginario popular español la lectura del testamento se encuentra muy desdibujada, pues no existe como tal ese acto en nuestro Derecho, pero no es eso lo que me ha inspirado la viñeta y de lo que hoy quería escribir. Lo que quería analizar es si la pretensión, instrumentada vía testamentaria con más o menos mala leche o mejor o peor intención, de que algún causahabiente (legatario o heredero) reciba su atribución hereditaria limpia de polvo y paja, es decir, sin gastos ni impuestos que asumir, ni con cargo a lo que se le deje, ni con cargo a su propio patrimonio, es o no viable, así cómo que fórmula se podría utilizar para articularla vía testamentaria.

“Y el ganador absoluto del Impuesto de Sucesiones es…”

En el GJ hace no mucho debatimos sobre una cláusula de este tenor para un legado de todo el dinero del causante:

“Lega a XXX la cantidad en metálico o depósitos bancarios que quede en el caudal hereditario después de abonar todos los gastos e impuestos hereditarios de cualquier tipo que correspondan satisfacer a todos los legatarios y herederos, entendiendo que la participación proporcional en esos gastos y los impuestos que graven el presente legado deberá repercutirse a cada uno de los restantes legatarios y herederos en proporción a su participación en la herencia”

La del testador de Puebla al estilo de “and the winner is…”, podríamos redactarla del siguiente modo:

“Instituye herederos por partes iguales a sus citados hijos XXX e YYY, a quienes sustituye vulgarmente por sus descendientes, siendo de cargo de la mitad de la herencia a percibir por XXX todos los gastos notariales y registrales y los impuestos que se devenguen por razón de la herencia del causante, de manera que todos ellos se descontarán de la parte a percibir por XXX, siendo el importe de los mismos la diferencia que existirá entre los lotes de uno y otro heredero”.

Muere el testador y los legatarios y herederos se enfrentan al testamento

Legado de todo el dinero

Una vez que el dinero ha sido computado recurriendo a las entidades en que se encuentre depositado que emitirán sus correspondientes certificados de saldo a fecha de fallecimiento del testador/causante y añadido el metálico que pudiera no estar depositado en entidades (cosa poco frecuente y difícil de controlar por razones obvias), sabemos que la suma obtenida es la cantidad que debemos computar a efectos fiscales y por tanto la base imponible del legado.

Al dinero hay que añadirle los demás bienes del causante y valorarlos para así poder determinar el valor total de la herencia. Esa valoración va a influir en el legado del dinero. A mayor valor, más impuestos y algunos gastos más. A menor valor todo lo contrario.

Todos los interesados (y las particularidades del caso serán distintas según estemos en una herencia con o sin legitimarios o con o sin liquidación previa de gananciales o con o sin facultad de auto-entrega del legado si no hubiera legitimarios) habrán de ponerse de acuerdo en la valoración del patrimonio hereditario, puesto que están todos condicionados por la voluntad del testador en cuanto a la forma de hacer frente a los gastos e impuestos y éstos vinculados a la valoración que se acuerde.

Cuando la valoración sea aceptada por todos, podrá saberse el Impuesto de Sucesiones a pagar por cada uno de los interesados en la herencia así como  los gastos (bastante aproximados) por razón de notaría y registro que habrá que satisfacer. Las plusvalías municipales no plantean problema porque su regla de cálculo depende del valor catastral del suelo y, por tanto, no de valoraciones de los interesados en la herencia. Determinada la cantidad total vendría lo más complicado en este tipo de cláusulas.

Esa cifra, ese montante total, era voluntad del testador que se satisficiera con su propio caudal hereditario y proporcionalmente por todos los legatarios y herederos excepto por el que ha de recibir el dinero. Pero eso no significa que ese montante sea una carga de la herencia, un gasto deducible, pues es parte de la herencia, por ella hay que tributar igualmente y hay que adjudicar su valor.

¿Cómo salimos de este círculo vicioso?

En este caso, pienso que podemos hacerlo valorando el legado de metálico en bruto y en neto. Bruto (bruto teórico) sería el metálico total y neto (también teórico) sería el valor descontando gastos e impuestos (lo más ajustadamente posible). El neto sería lo que realmente percibiría el legatario de cantidad y por lo que tributaría.

Al realizar las adjudicaciones a los herederos y la entrega de los demás legados que hubiera dispuesto el testador, se podría recurrir al mismo sistema. Cada heredero tendría en su cifra neta la parte proporcional que le correspondiera en gastos e impuestos; tendría en su adjudicación una parte en metálico que se utilizaría para el pago de los gastos e impuestos de todos los causahabientes (y por la que tributaría). No hablaríamos, entonces, de bruto y neto para el resto de causahabientes, pero haríamos la pertinente explicación.

gastos herencia justito

Formación de haberes:

Haber del legatario Don XXX:

Por razón del legado efectuado por el causante la cantidad de XXX euros, que es la resultante de restar al metálico inventariado los gastos e impuestos derivados de la total herencia que han sido calculados por los comparecientes en XXX euros.

Haber de los herederos Don YYY y Don ZZZ:

Por su participación en la herencia, la cantidad de XXXX, cada uno de ellos, que es la resultante de sumar la mitad de los citados gastos e impuestos derivados de la total herencia a cada uno de sus respectivos haberes hereditarios.

Tras las adjudicaciones convendría hacer una completa cláusula de gastos e impuestos en la que se indicaría como se procedería tras la firma y advirtiendo el Notario que lo dispuesto en el testamento y aceptado por los causahabientes no afecta a los sujetos pasivos del impuesto. Tal vez cuadrar esta herencia fuera un auténtico lío, aunque los oficiales de notaría experimentados (y yo tengo dos) son unos auténticos expertos haciéndolo.

Los comparecientes consienten el inventario y avalúo de la herencia, las adjudicaciones y la entrega del legado practicadas conforme a lo dispuesto a lo dispuesto por el causante en su citado testamento y especialmente la valoración de gastos e impuestos, se dan por satisfechos con las mismas y renuncian al ejercicio de todo tipo de acciones entre ellos que traigan causa en la herencia. 

En el caso de resultar a pagar por gastos e impuestos mayores o menores cantidades que las previamente calculadas, los comparecientes convienen en que serán satisfechas proporcionalmente a sus respectivas atribuciones hereditarias.

Yo, el Notario, advierto expresamente a las partes que el contenido del testamento y la presente adjudicación hereditaria y entrega de legado no suponen cambio ni alteración del sujeto pasivo del Impuesto de Sucesiones.

Institución de heredero con imputación de gastos e impuestos

Este caso, el de Puebla, es aparentemente más sencillo.

Tras valorar la herencia pongamos por ejemplo que en 100.000 euros y fijar también por ejemplo en 10.000 los gastos e impuestos (la Comunidad Autónoma en la que tribute la herencia puede originar profundas diferencias en materia impositiva), el heredero libre de pagar gastos e impuestos tendría un bruto (otra vez teórico) de 60.000 euros y un neto (teórico) de 50.000 euros (el que percibiría y por el que tributaría). El otro heredero tendría en su cifra neta los 10.000 euros que le corresponde pagar por los gastos e impuestos, se los adjudicaría y pagaría por ellos, pero tras abonar gastos e impuestos se quedaría solamente con 40.000 euros. De nuevo, tras las adjudicaciones convendría hacer los mismos matices que en el caso del legado de cantidad.

Formación de haberes:

Haber de los herederos Don YYY y Don ZZZ:

Por su participación en la herencia, la cantidad de XXXX, cada uno de ellos, que constituye la mitad del total haber inventariado.

Los gastos e impuestos derivados de la herencia han sido calculados por los comparecientes en la cantidad de XXX euros, los cuales serán satisfechos conforme a la voluntad del testador por el hijo y heredero Don XXX. 

Para terminar más adelante con algo parecido a esto:

Los comparecientes consienten el inventario y avalúo de la herencia, las adjudicaciones practicadas conforme a lo dispuesto por el causante en su citado testamento y especialmente la valoración de gastos e impuestos, se dan por satisfechos con las mismas y renuncian al ejercicio de todo tipo de acciones entre ellos que traigan causa en la herencia. 

En el caso de resultar a pagar por gastos e impuestos mayores o menores cantidades que las previamente calculadas, los comparecientes convienen en que serán satisfechas por Don XXX.

Yo, el Notario, advierto expresamente a las partes que el contenido del testamento y la presente adjudicación hereditaria no suponen cambio ni alteración del sujeto pasivo del Impuesto de Sucesiones.

gastos al heredero en la herencia justito notario

Testamentos raros

En general conviene, en mi opinión, no hacer testamentos raros y desanimar a los testadores que los requieren, aunque habría que decir que no hay testamentos raros, sino necesidades especiales. Estas cláusulas complicadas no presagian nada bueno y suelen dar lugar a herencias difíciles de adjudicar y que pueden acabar fácilmente en el juzgado. Eso sí, cada uno tiene sus razones para hacer las cosas de un determinado modo y, debidamente asesorado, la decisión la ha de tomar el interesado siempre que sea legal y viable a juicio del Notario autorizante del testamento.

Esta misma semana se me ha presentado un testador que quería incurrir en preterición intencional. Quería no dejar nada, ni desheredar a uno de sus hijos, citando en el testamento su existencia. Tras explicarle parece que abandonó su pretensión, pero ¿puedo como Notario impedirle que incurra en esa preterición?

La palma de los testamentos raros, por divertido, de los que yo he visto era aquel de un británico que repartía (por un error de redacción) amor con derecho de acrecer entre sus 4 hijas.

Gracias a Puebla por su cesión gratuita de uso de viñeta. Por mi parte, ¡ya sabes que estás invitado a hacer testamento y a un arroz con conejo y caracoles¡

Sobre legados de dinero, aconsejo la lectura de este post reciente.

Como en otras ocasiones, acepto sugerencias y la detección de errores….

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.