Inicio / Nihil prius Fide / ¿Cuál es el sueldo medio de un Notario?
el sueldo que gana un notario

¿Cuál es el sueldo medio de un Notario?

Una candidata a opositora me hace unas cuantas preguntas y comentarios principalmente sobre los Notarios y “el vil metal”. Parece que mi post “Preparar notarías o registros: Ingresos, trabajar mucho, ansiedad y conciliación” sigue sin ser suficiente para aclarar muchas dudas (y mitos) al respecto, así que me apetece contestarle y seguir dándole vueltas al asunto.

1.= ¿Lleva muchos años asentarse para “ganar dinero”?

Habría que definir que es “ganar dinero”, pero yo pienso que se da a entender que la pregunta se refiere a ganarlo en abundancia. Después habría que definir que entendemos por abundancia, así que simplemente (bajo mi subjetiva subjetividad de la abundancia) diré que no, que no lleva muchos años, lleva pocos y que hasta puede que “ganes dinero” desde el minuto uno del partido (salvo que necesites mucha abundancia).

2.= He oído que hay notarías que no están bien

De nuevo entiendo que se da a entender que hay notarías que “no están bien económicamente”, es decir, que son actualmente malas o que son siempre malas.

Sobre esa base, responderé que sí. Hay unas cuantas notarías muy flojitas, que se mantienen por razón de servicio público (artículo 72 del Reglamento Notarial) y también notarías actualmente malas por causas diversas (fundamentalmente por la crisis y sus consecuencias y por el exceso de notarías demarcadas en algunas plazas o zonas).

3.= Dicen que puedes pasar uno o dos años regulares con un sueldo decente

Regulares … Decentes … Uno o dos años…

Ese año o dos años suelen ser los que necesitas para abandonar un destino del tipo indicado en la anterior pregunta (si es que te ha tocado uno de ellos) y conseguir una notaría mejor. Si los ingresos (los Notarios no tenemos sueldo, no tenemos una nómina) son exiguos, pueden complementarse con congruas o subvenciones (de nuevo, artículo 72 del Reglamento Notarial). Me atrevería a decir que la congrua no debe ser nada frecuente en estos tiempos lo que indicaría que todos tenemos unos ingresos suficientes (aunque no abundantes) desde el principio.

4.= ¿Cuál es el sueldo medio de un Notario?

No tenemos sueldo, insisto. Es imposible determinar los ingresos medios de un Notario (salvo que el dato lo proporcione la AEAT) y además es inútil calcularlo, si es que se pudiera hacer.

Cada uno tiene su trayectoria, su forma de ser, de trabajar y sus aspiraciones personales. ¿Qué conclusiones se pueden sacar al hacer una media entre el Notario que estuvo 30 años en Becerreá, el que ingresó y se jubiló en Roses, el que ingresa por Barcelona o el que lleva quince años de pueblo en pueblo? ¿De qué sirve hacer una media entre lo que gana el Notario de Mosqueruela y lo que gana el Notario que más ingrese de toda España? Existen grandes diferencias: hay Notarios de poco, de bastante, de mucho y de muchísimo, igual que hay abogados, empresarios o futbolistas. ¿De qué sirve decir lo que gana un abogado o un empresario o un futbolista de media? A un opositor le interesa saber que tendrá unos ingresos medios/mínimos “garantizados” muy interesantes (y suficientes y hasta abundantes). A partir de ahí, los ingresos los determinarán otras circunstancias.

Sigamos con el ejemplo de los futbolistas. ¿Qué tiene que ver lo que gana uno de Segunda B con lo que gana uno de Primera? ¿Y lo que gana el que más gana de los de Segunda B con lo que gana el que gane menos? ¿Y que tendrá que ver lo que gana el peor pagado de Primera con lo que gana Messi? (que creo que es el mejor pagado de España). Pues con los Notarios pasa lo mismo, exactamente lo mismo. En los futbolistas juega principalmente el talento, que te respeten las lesiones, que tomes las decisiones oportunas en tus sucesivos cambios de equipo y los ansiados títulos que consigas alcanzar. En las notarías, cuenta el puesto que ocupaste al aprobar y que te permitió elegir (si es lo que querías) la mejor (económicamente) notaría a tu alcance; cuentan los criterios que hayas tenido para concursar y la valentía o temeridad para hacerlo; las plantillas profesionales que te hayas encontrado o que hayas formado tú; tu ambición; tu concepto de la calidad de vida; tus ganas y tu manera de trabajar y hasta el acierto al elegir una ubicación de tu local o el simple hecho de que otro compañero enferme, fallezca, se jubile, se traslade o se pida la excedencia.

cuanto gana un notario

Me pondré de ejemplo

Yo me fui a Mondoñedo porque quería ir a Galicia y estar solo en mi plaza. ¿Podía haber ido a alguna notaría mejor (única y en Galicia)? No estoy seguro, pero creo que no. ¿Podía haber ido a una mejor fuera de Galicia aunque no fuera única? Tampoco estoy seguro, pero diría que casi seguro que sí.

Después vino Menorca. Quería ir a una isla. Cuando llegué a Es Mercadal, fui el primer Notario que iba allí como segundo destino. Mejoré mucho con el cambio, pero podría haber ido allí en mi primer destino si la notaría hubiera estado disponible. Después de mi han ido varios compañeros y no sé si para alguno era su segunda notaría. Creo que ha habido otro caso como el mío. Está claro que podía haber aspirado a más cuando me fui allí, ¿no? Desde allí ya quería volver a casa, así que tenía que conseguir notaría en algún sitio de tan solo tres o cuatro provincias (la mía y las colindantes) y quería (preferentemente) seguir estando solo. En menos de tres años, pude cambiarme y volver mejorar.

Llegué entonces a mi actual notaría. Aquí llevo ya camino de once años. Ahora quiero acercarme más y me resigno a no estar solo. Evidentemente he dejado pasar montones de ocasiones de irme y de ganar más dinero, pero por una razón o por otra ninguna de las notarías que me permitían mejorar me han convencido. Sí que he concursado a notarías aparentemente mejores, pero mi antigüedad no ha sido suficiente para que me fueran adjudicadas y aquí sigo. No he querido correr riesgos, he valorado mi calidad de vida, me conformo con mis ingresos y tengo una casi perfecta organización de mi oficina (y de mi vida). Me da una horrible pereza irme. Una notaría pequeña me permite hacer muchas más cosas y esas cosas me hacen muy feliz. Nado en la abundancia, aunque sea otra clase de abundancia

5.= Dicen que trabajáis por la tarde incluso cuando la oficina cierra y estáis dentro 

Yo sí que lo hago. Solo abro una tarde al público con cita previa y puedo aceptar otros horarios especiales si no hay otra alternativa para la firma. Diría que esto es bastante común en esta profesión.

6.= ¿Es cierto que cada Notario de España pone una pequeña cantidad de dinero (50 o 100 euros) para ayudar a las Notarías que no cubren gastos?

Esquemáticamente podríamos decir que lo que es cierto es que todos los Notarios pagamos a nuestros respectivos Colegios Notariales, mensualmente, unas cantidades que están en proporción al volumen de tu notaría que se utilizan para atender y mantener, en buena parte, a los propios colegios y, en menor proporción, al Consejo General del Notariado. Unos y otros tienen también otras fuentes de financiación. De esas cantidades saldrían las congruas y subvenciones para ayudar a Notarios que tengan derecho a ellas (artículo 72 del Reglamento Notarial). Pequeñas lo que se dice pequeñas, estas cantidades no lo son.

No creo que haya notarías que no cubran gastos, aunque sí que piense que puedan existir algunas “de congrua”.

7.= ¿Qué nivel tiene un Notario en la carrera administrativa?

Pues no estoy seguro. Ni siquiera estoy seguro de que nos sea aplicable ese concepto. El otro día publiqué una FAQ sobre este asunto y llegué a la conclusión de que yo soy Jefe de Negociado de tercera. ¿Con qué nivel (en número quiero decir.. un 25, un 28 o un 30) se corresponde esa categoría? No lo sé. Para empezar eso de ser de segunda o tercera, no me queda claro si significa algo o no (a efectos prácticos, diría que no sirve de nada) y para terminar un Jefe de Negociado puede estar situado en muy diferentes niveles. Supongo que habrá un nivel máximo (30) y un mínimo (¿?), pero no he podido encontrarlo en una rápida búsqueda en Mr. Google. No obstante, igualmente pienso que no tendría efectos prácticos (sería una categorización bastante simbólica que no se me ocurre qué tipo de efectos puede tener, ¿en las pensiones, tal vez? no creeeo … ).

8.= El sueldo parece un misterio

Ya lo he dicho en otras ocasiones: yo no sé lo que ganan mis familiares, ni mis amigos, ni mi vecino del 6ºA, ni la gente que me rodea. No sé lo que gana un abogado de media, no sé lo que gana este abogado concreto que viene a mi despacho todos los días, ni el otro, ni este agente, ni el otro, no sé lo que gana un bancario, no sé lo que gana Juan, el de la gasolinera donde paro tres veces cada dos semanas. Lo que ganan los demás es siempre un misterio (y un poco impertinente y ordinario preguntarlo tan abiertamente) y si además hablamos de un cuerpo de funcionarios compuesto de algo menos de 3.000 individuos que son retribuidos por arancel y que pueden estar en Mosqueruela o en la Milla de Oro de Madrid, pues peor me lo ponen.

No, no es ningún misterio, simplemente hay que coger información de aquí y de allá, formarse un criterio y sacar tus conclusiones para tomar la decisión de si te interesa o no opositar a esto, a lo otro o si optas por otra cosa radicalmente distinta.

A efectos de información para un candidato a opositor, puede que la información más relevante la proporcionen los recién ingresados (entre los que, ojo, puede haber también considerables diferencias). Salvo debacle o error todos vamos mejorando en nuestras siguientes notarías o, al menos, manteniéndonos pero mejorando en otros aspectos que no son los económicos (por ejemplo, la distancia a casa). Si uno accede a esos datos, le sirven, y piensa en que puede ir bastante más allá, ¿qué más necesita saber?

Venga te voy a dar una pista más. A mí me subirían los impuestos en esta hipótesis, pero no en esta.

calculadora notarial

Por último, no olvides que el dinero no lo es todo. Leía a una fiscal en Twitter hace unos días, algo así como que los fiscales tendrían que ganar la mitad que un Notario. Tal vez se llevara una sorpresa y con esa mitad no estaría tan alejada de su actual nómina.

Advertencia. Este artículo no contiene mensajes subliminales.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

4 comentarios

  1. Buenos días Justito,

    Permíteme que subraye algo que has comentado varias veces en tu post y que creo que es relevante.
    Como voy a centrarme exclusivamente en los aspectos financieros, pido perdón de antemano por prescindir de la labor del notario como funcionario público.
    Los profesionales liberales no sólo no tienen sueldo o salario en el sentido que pregunta tu interlocutora, sino que sus ingresos dependen de la estacionalidad (habrá meses de más trabajo que otros) y de la cuenta de resultados (beneficio = ingresos -gastos), por lo que sería más correcto hablar de resultado neto anual de la actividad notarial.
    Es este aspecto del notario como “empresario profesional” del que quiero hablar: Además del capítulo de ingresos en forma de aranceles facturados, también hay un capítulo de gastos, entre los que se incluyen los sueldos del personal de la notaría (estos sí son salarios fijos mensuales), el alquiler del local, el software de gestión notarial, los equipamientos informáticos, la factura de los servicios suministrados por ANCERT y las cuotas colegiales, seguro que me dejo bastante por añadir. El “salario anual” del notario sería el resultado de restar todos estos gastos a los ingresos.
    Exceptuando las grandes ciudades, el trabajo que puede generar una notaría depende bastante de su ubicación y menos de algunos otros factores más, casi todos secundarios, sin embargo el mayor peso de las decisiones empresariales de un notario se centran en el capítulo de gastos y en las medidas de control.
    Dos notarios en idénticas condiciones pueden tener ingresos muy diferentes dependiendo de sus habilidades en la gestión de su despacho notarial, de la toma de decisiones afortunadas y sobre todo, de su capacidad y motivación para hacer una gestión eficaz y ordenada. Esto no se enseña ni en la facultad ni viene en los temas.

    No puedo añadir mucho más, si conociera recetas magistrales de gestión las contaría, Desafortunadamente, la buena gestión no tiene fórmulas mágicas y sólo existen dos tipos de decisiones: las malas y las lentas.
    Si el notario no se ve como un empresario, lo más probable es que no sepa nunca si gana o si pierde, hasta que sea demasiado tarde para enmendarlo, interpretaciones subliminales aparte…
    Un abrazo,

    • Buenos días Gildo:
      En este post:
      https://www.justitonotario.es/hacen-falta-o-sobran-notarias-resultado-concurso/
      .. tengo escrito esto
      “Vender fe: No me gusta hablar (en realidad no lo soporto) de vender fe, pero si lo tomamos como una especie de forma de explicar nuestro negocio, caeremos en la cuenta de que la importancia de nuestro producto (que no es nuestro y que no debe confundirse con un negocio, al menos en sentido estricto) nos debería llevar a reconocer que ejercer de una forma puramente mercantilista nuestra profesión, no es lo oportuno. Algunos jóvenes compañeros se preocupan de que “no son comerciales”. ¡Ni falta que os hace¡ (vuelvo a mencionar que yo firmo poco más de 700 y escrituras y vivo estupendamente). El Notario no tiene que ser un comercial de puertas para fuera de su despacho. Acepto ser comercial dentro, pero no se puede traspasar el zaguán de la escalera para buscar clientes. El problema es que todos tenemos que ganarnos la vida y es más evidente el riesgo de la perversión, el riesgo de sucumbir a lo fácil y a la presión cuando empiezas en un lugar que no es el más adecuado para ello”.
      En mi opinión somos empresarios en cierto modo y debemos actuar como tales, pero sin perder el norte por ello.
      Yo controlo cada euro y por eso sigo en parte en esta notaría. Firmo poco, pero mi notaría da un buen rendimiento por estar en permanente vigilancia de los ingresos y más de los gastos.
      Gracias por tu aportación. Un abrazo, Justito El Notario.

  2. Ildefonso Sánchez

    Mala señal eso de que alguien se plantee hacer o no la oposición en base a unas perspectivas meramente económicas. Hay que dejar claro que el dinero no tiene por que llegar ni inmediata ni automáticamente, y que en esa materia, nuestra profesión funciona más como una empresa que como un contrato laboral, con los consiguientes riesgos.
    Por lo tanto, y como sucedería en una empresa o en otra profesión liberal, si te gusta lo que vas a hacer, oposita. Si sólo es que te han dicho que ganarías mucho dinero, busca otra cosa, porque no es seguro que ganes dinero pero sí lo es que esta profesión exige un esfuerzo y dedicación incompatibles con la falta de ilusión por aquello en lo que consiste.

    • Estimado compañero:
      Yo no hubiera seguido tantos de años si no fuera por el premio, pero no llegué a ello por el premio.
      Pienso que no está de más que el opositor tenga una idea económica, pero miedo me dan los que llegan solo a ganar dinero.
      Acabo de contestar a otro comentario donde enlazo a otro artículo mío y del que reproduzco una parte sobre los “vendedores de fe” que creo que completa mi opinión al respecto.
      Gracias, como siempre. Un abrazo, Justito El Notario.

Deja un comentario