Inicio / Nihil prius Manducare / Galicia y occidente de Asturias

Galicia y occidente de Asturias

No soy gallego, pero sí lo son dos de mis hermanos, lo es mi madre y lo eran mis abuelos maternos. Yo tenía que haber sido gallego si mi madre no “me hubiera hecho la faena” de llevarme a nacer a Madrid. También mi padre hubiera querido ser gallego y jubilarse como notario de La Coruña. Mi padre se jubiló y murió muy lejos de Galicia y parece que igual me pasará a mi, puesto que vivo y trabajo a casi 1.000 km de Galicia. Aún así, siempre que puedo voy a Galicia…especialmente a Lugo.

Santiago de Compostela

santiago justito

Restaurante El Pasaje. Me lo recomendó un gran amigo y compañero que es un buen “comilón” como yo. Aunque creo que fuimos en un mal día. Nos pusieron en una mesa fatal y estaban escasos de todo. También creo que debo darles otra oportunidad, fiándome del criterio de mi amigo. Eso sí, haré caso a mi amigo que me dijo “a la próxima, mejor olvídate de la carta y déjate llevar por lo que te ofrezcan“. En “El Pasaje”, hay que prescindir de la carta (que es larguísima), preguntar qué hay, pedir de lo que ofrezcan y punto. De esta manera, el éxito está garantizado, pero ¡ay amigo¡ si te dan la carta y pides lo que te apetezca … callos, no hay; merluza a la gallega (merluza a la gallega, por ¡dios bendito¡) no hay; empanada, no hay. De no haber ido con dos niños pequeños, nos hubiéramos levantado de la mesa y nos hubiéramos ido, pero un sábado de Año Santo y las tres y cuarto de la tarde … Encima el camarero se tomaba más bien mal nuestra correcta, pero algo socarrona y con un punto de mala leche, actitud y respuesta. Que si habían tenido mucho lío, que había habido un congreso, excusas, excusas y excusas. Luego traen la carta de vinos, y tampoco acertamos a la primera. Menudo cachondeo. ¿Y qué comimos? Pues una ensalada (oe, oe, oe, oe), zamburiñas (puede que congeladas y reubicadas en conchas de quita y pon), y un buen chuletón-extra de buey, pero OJO, por el que cobraron noventa euros. Nos lo comimos entre tres, pero tocamos a cuatro trozos cada uno porque había grasa y hueso para dar y tomar. En fin, realmente, no sé si se le daré otra oportunidad; sinceramente creo que no. Cuidado también con donde os ponen porque es un local un poco laberíntico que tiene claros y oscuros. En nuestra ubicación faltaba luz y olía a vater. Lo siento señores, la vida es así.

Armando Blanco Martínez, Cacheiras, Teo: Tortilla, oh, tortilla.

El Gato Negro. Es una tasca de esas de toda la vida que merece una visita. Suele estar muy llena.

Los Sobrinos del Padre. Mi tío Fidel que ya lo frecuentaba en su época universitaria (entonces debía llevarlo el padre de los sobrinos) dice que hacen el mejor pulpo de Santiago.

El Asesino. No lo conozco pero tengo muchas ganas de ir.

Casa Marcelo. A Marcelo tengo muchas más ganas de ir y desde hace mucho más tiempo.

Por supuesto toda la Rua del Franco y las adyacentes están llena de sitios para tomar un vino o comer en toda regla. Especialmente me gustaba en esa zona la Bodega O Beiro que cerró por causa del fin de la renta antigua.

La Coruña

Yo no puedo ir a Coruña, de donde era mi abuelo, sin pasear por los Jardines de Méndez Núñez, La Marina, la Plaza del Obelisco, la Calle Real y las aledañas, la Plaza de María Pita y la Playa de Riazor.

Es imprescindible visitar la Torre de Hércules, el Castillo de San Antón y los Jardines del Almirante Nelson.

Para comer marisco a buen precio tenéis Marisquería Suso. Hay un Suso 1 y un Suso 2. El primero es el de siempre. Es imprescindible reservar.

Otro sitio que me gusta mucho es La Penela (hay otro en Betanzos y otro en Madrid). Está en la Plaza de María Pita: pulpo, pimientos, tortilla, callos y una ternera asada con patatas panaderas que está buenísima. Además tienen filloas y vinos novedosos a buen precio. Precio medio.

En plan caro mi preferido es el Coral. Hacen una caldereta o marmitako y una empanada de zamburiñas impresionantes. Además de marisco y pescados está siempre bien provisto.

Si os apetece ir a la playa os recomiendo las de Bastiagueiro y Santa Cristina. Entre y una y otra pasé los veranos familiares en la primera parte de la década de los 70 cuando mi padre fue notario de Friol y Guitiriz.

En Oleiros está el famoso Pazo de Meirás que pertenece a la familia Franco y el Restaurante El Refugio en el que “El Señor Marful de Mondoñedo” y yo hemos actuado en varias ocasiones. Es un restaurante magnífico. Un clásico de la casa son los riñones al jerez con arroz que les salen exquisitos.

Ferrol

Ferrol parece un sitio que no se suele visitar en un primer viaje a Galicia. Ferrol es para “iniciados” como El Señor de Cuenca y yo. Si vais, tenéis que ir a comer a la Cetárea de San Felipe. Tiene una vistas impresionantes a la ría de Ferrol y a Mugardos (a donde siempre se puede ir a comer el “pulpo a la mugardesa“).

En la cetárea tienen los mariscos vivos, te los sacan y te los comes. Después de comer, si el tiempo lo permite, un copazo en el Puerto de Coruxeiras es una opción perfecta.

También os aconsejo O Carabel y la Marisquería La Jovita que es todo un clásico. En O Carabel probé por primera vez el Casal de Armán y pasamos un rato genial y divertido con El Señor de Cuenca y Rosa Palo. A estos efectos de los vinos, en Ferrol hay que moverse por la Calle Sol y circundantes.

A Mariña lucense: la costa de Lugo

Lo primero es que nunca hay que confundir A Mariña con las Rías Altas. Lo segundo es que llegados a este punto, entráis en mis dominios: la costa de Lugo y Lugo capital.

Restaurantes de A Mariña lucense de oeste a este

Viveiro: Nito (el básico, el elemental, el único, el imprescindible) y Louzao, ambos en una de mis playas preferidas de la costa de Lugo, la de Area. A la espera tengo A Fonte.

Cervo: O Almacén. Está muy cerca de la Fabrica de  Cerámica de Sargadelos que es visita imprescindible si está abierta.

Burela: A Lonxa y Casa Miranda. Ambos pendientes.

Foz: Portochico y O Lugar do Sixto en Cordido.

Ribadeo: San Miguel, La Solana (pendiente) y Casa Pepe (un tres B como la copa de un pino si me atengo a las fotos que me envían los conocidos que pasan por allí porque yo aún no he ido). Dicen que el mejor pulpo lo hacen en Casa Villaronta.

Villaframil (a 4 km de Ribadeo):  Hotel La Villa. No he dormido pero se come la mar de bien.

Casa Domingo, también está en término de Ribadeo, “perdido de la mano de Dios, pero menudas truchas con jamón y menuda tortilla de zorza. Casa Domingo es el único sitio en donde he comido este plato. Llegada la hora de los postres, el requesón con miel es imprescindible allí.

Rinlo es un mini-pueblo que merece una visita.  Para comer tendréis un enorme dilema, elegir entre la Cofradía de Pescadores y A Mirandilla. Si tenéis ocasión no faltéis a la Fiesta del Percebe, ni dejéis de visitar la Playa de la Catedrales (previa consulta de las mareas, por supuesto).

Mondoñedo fue mi primer destino como notario y por ello merece un post en solitario, pero tampoco puedo dejar de citar alguna cosa: Para comer tenéis A Voltiña (con su singular y única empanada de tortilla) y O Valeco. Y para la tarta de Mondoñedo La Alianza, El Rey de las Tartas y Val de Brea. El resto me lo reservo para otro día.

Ferreira do Valadouro: Hotel Vila do Val (pendiente).

Occidente asturiano

Al otro lado de maravillosa ría del Eo, ya en Asturias, está Figueras (que pertenece a Castropol) con Casa Peñalba que cuenta con un precioso Hotel PalacetePeñalba es uno de los mejores restaurantes del Occidente Asturiano. Al borde de la ría del Eo, como un mirador sobre la misma, al frente Ribadeo, a la izquierda Castropol y a la derecha el Mar Cantábrico, éste restaurante lo tiene todo: los mariscos (menuda langosta de tres kilos nos zampamos), los arroces, los pescados y hasta las carnes. Buena bodega, buen servicio, muy profesionales, y si te conocen, ya no no digamos. Conviene, por tanto, repetir, o iniciarse. De los caros.

En Castropol está el fantástico Casa VicenteAl borde del agua, tampoco está mal el Restaurante Risón.

Si continuáis hacia Tapia de Casariego tenéis otro imprescindible: Palermo. Allí probé, invitado por mi padre, los santiaguiños por primera vez y tienen la carta de vinos más “grande” que he visto nunca. Hay que ir para saber porque lo digo…. También tienen el mejor helado de queso que he probado jamás…bueno desde hoy con el permiso del Mesón de Pincelín de Almansa.

En Piantón, que pertenece a Vegadeo, está otro de mis favoritos: Casa Jano. Que buenos ratos hemos pasado allí, antes y después de ser notario de Mondoñedo. Es mi sidrería favorita. Hacen pulpo con langostinos, nécoras a la parrilla, arroz caldoso con bogavante y churrascos de cerdo y ternera entre otras cosas interesantes.

Lugo, Galicia

Galicia Justito El Notario

De camino a Lugo, una parada (según por donde se vaya) se puede perfectamente hacer en Rábade en el Asador Coto Real. Enfrente mismo hay un sitio para tomar un buen pulpo. Los días 2 y 22 es feria y se puede comer pulpo a lo grande.

Ya en la capital tenéis: el Campos, Casa María, Mesón de Alberto (donde cené el 18 de Febrero de 2003, la noche antes de tomar posesión como notario de Mondoñedo) y el Verruga (que estaba a punto de cerrar por lo que le dimos el partido homenaje en San Froilán 2015, esperando que finalmente no cierre y continúe porque es un “sitio sagrado”).

Mi debilidad en Lugo es A Nosa Terra. Bueno, bonito y moderado de precio. Tiene todos los galleguismos indispensables, excepto marisco. Si vais decidle a Manolo (uno con bigote) o a Celia, su mujer, que me conocéis. Ellos me conocen a mi desde los 16 años. Allí he bebido ribeiro en vaso de tubo, en taza y en copa. He tomado “orella, chipirons, ventrullo (estómago de cerdo relleno de huesos de la columna) y macarrós”. He comprado ribeiro turbio, aquel que, según mi abuelo, se estropeaba al llegar a Pedrafita donde empezabas a oír como hacía “pffsfffssss”. Y he comido en muchas ocasiones a lo largo de treinta años. En la bodega, donde me estrené este San Froilán (nada menos que en el Domingo das Mozas), en la primera planta y en la segunda. En la xuntanza familiar de San Froilán, dieron el do de pecho con nosotros. Comimos pulpo, lacón, pimientos de Padrón y chuletones. Hasta tuvieron el detalle de traernos cañas de Madarro, la mejor y más clásica confitería de Lugo.

Otra gran opción para comer es recorrer las Ruas Cruz y Nova. Es la zona de los vinos del centro, la más clásica, aunque hay más zonas de vinos. Hay un montón de sitios de todo tipo con su tapa fría y su tapa de cocina con la consumición. La tapa tiene su rito. Hay que respetar lo que hay y no salirse del guión y conviene esperar a que te la ofrezcan. Te la darán pero todo a su debido tiempo. Mis habituales son: A Tasca (con su pulpo), Las Cinco Vigas (con su hígado encebollado), Rivas, A Adega, Adega San Vicente, Tosar y el 14 (con sus clásicos calamares). Los locales están casi puerta con puerta en estas dos ruas unidas por la Plaza del Campo, uno de los rincones más bonitos de Lugo, donde vivió mi bisabuela Josefina que murió con 99 años nada menos.

Para el que no lo sepa, de Lugo se acuñó el eslogan deE para comer Lugo. Otro eslogan, creo que mucho menos turístico es el que dice que “Lugo es la tierra del nabo”.

Con Lugo no puedo ser objetivo a la hora de las recomendaciones, me siento medio de allí, pero siempre digo que para visitar Lugo basta dar una vuelta a la Muralla. De este modo visitas la ciudad y te haces una buenísima composición de lugar. Además haces ejercicio. Después visitad la Catedral.

Más tarde pasead por la Plaza de España (los cantones) y reservaros un momento para tomar un café, un vino, una cerveza o un gin tonic en las terrazas. Es el modo perfecto de ver el “todo Lugo”.

Una última cosa: cuando estéis en Galicia, comprad la prensa, siempre hay ferias gastronómicas y de ganado, mercados, y fiestas de todo tipo. Es una gran opción para comer barato, oír música y pasarlo bien. Casi en cualquier sitio se puede comer de maravilla.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. Casa Villaronta está abierto desde julio de 2016. Cerramos durante unos meses para reformar el local 🙂

    • Buenos días:
      Cuando reedito los posts, algunos detalles se me pasan.
      Arreglado. Espero volver pronto por allí, saludos, Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario