Inicio / Nihil prius Fide / Gestorías bancarias y macronotarios
Gestorías Justito

Gestorías bancarias y macronotarios

Recojo el guante que me lanzaron hace un tiempo desde notaríAbierta para que hablara de la relación de los Notarios con algunas gestorías.

En mi opinión, la relación entre los Notarios, las oficinas notariales y las gestorías, es una relación intensa, me atrevería a decir que de amor-odio, una relación tormentosa como mínimo. Salvo, imagino, porque no tengo esa “suerte”, que seas titular de un protocolo nacional (así he oído que les llaman utilizando un concepto totalmente inventado e inexistente), es decir, salvo que seas uno de esos pocos tocados por la varita del éxito (un macroNotario que se les llama) que consiguen llegar a ser los Notarios habituales del Banco Tal o del Banco Cual.

Y es que supongo que a esos titulares de protocolos nacionales no les dirán una palabra inoportuna, ni una más alta que la otra y hasta les reirán todos los chistes y les dejarán opinar y modificar las minutas sin tener que hablar con los servicios jurídicos de la entidad correspondiente. También podría ser al revés y que estos “macros” anden riendo los chistes de quien les consigue esas cantidades ingentes de trabajo que humanamente es imposible atender como se debe.

Particularmente yo huiría de un macroNotario como de la peste, nunca iría a firmar mis cosas a uno de ellos, pero el público, el usuario notarial, no maneja los anuarios de la D.G.R.N. para saber quién es y quién no es un macro.

La solución al problema del “macro” pasa por informarse: Infórmese de quien es ese Notario al que le quieren llevar a firmar, igual que haría con el médico o con cualquier otro profesional y no vuelva firmar con él si no le ha gustado como lo ha hecho, es decir, como le ha explicado las cosas sin eludir obligaciones y sin recursos al “eso no es cosa mía”. Será casi imposible que le guste como funciona alguien que tiene que firmar 60 escrituras en un día (que es casi lo mismo que yo firmo en un mes). Para hacer eso hay que ir a 1.000 por hora y la mayoría de los otorgantes firmarán sin haberse enterado de casi nada, aunque no lo digan por vergüenza o rabia. No se trata de hacer las escrituras bien, que también, se trata de que la gente entienda lo que firma y decida si quiere finalmente hacerlo o no. Cuando uno va a la notaría suele firmar lo que tenía previsto firmar (no suele haber muchos arrepentimientos); así que lo que yo recomiendo es PRIMERO ELEGIR y SEGUNDO NO TROPEZAR dos veces en la misma piedra, es decir, no tropezar dos veces en el mismo “macro” si no hemos sabido o podido elegir bien a nuestro Notario en la anterior ocasión.

Justito y las gestorías

El modus operandi del “macro” (y el que impone a su clientela) es precisamente el contrario al que aconsejamos la inmensa mayoría de los Notarios que nos hemos lanzado al mundo blog y a las redes sociales con la intención de hacer valer otra forma de hacer las cosas, que es la común e inmensamente mayoritaria de todos los Notarios, aunque seamos pocos los que nos prodiguemos por estos medios y el resto estén cumpliendo fielmente su obligación en sus despachos.

En resumen ELIJA NOTARIO, que tiene derecho a ello

Aconsejo en cuanto al tema de la LIBRE ELECCIÓN DE NOTARIO las siguientes lecturas:

¿Puedo elegir Notario?

La importancia de elegir Notario

El que compra, elige. El notario lo elige el comprador

¿Cómo elegir a tu Notario?

Cancelación de hipotecas

El caso de las cancelaciones de hipoteca es especialmente sangrante en este mundo de los “macros”.

Conviene repasar algunos conceptos básicos en la materia para estar informados de nuestros derechos y obligaciones  y así poder llevar a cabo la cancelación de la hipoteca donde nos parezca oportuno, por mucho que nos presione nuestra entidad para ir a a su “notario” (a su “macro” notario).

Aconsejo al efecto estas otras lecturas:

Cancelación de hipoteca mitos y leyendas

Las cancelaciones de hipoteca y la actuación del Notario

Si cancelo mi hipoteca, ¿tendré que acudir al notario?

Quiero cancelar mi hipoteca!!!

Al fin pagué mi hipoteca!

Mi padre me decía: “tú nunca vas a poder tener una notaría grande”, así que como no quiero que mi padre se acabe equivocando tendré que aceptar sus designios y renunciar a ser titular de uno de esos mal llamados protocolos nacionales, renunciar a ser un “macro”.

Francamente, no me hace ninguna falta.

Gestorías y Macronotarios

Vuelvo a las gestorías

Vuelvo al guante lanzado desde notaríAbierta.

Las gestorías nos encargan las escrituras y nos recogen las copias, abonando nuestras facturas. Lo tendríamos difícil para cobrar en muchas ocasiones si no fuera por ellas, pero a cambio actúan a menudo (no siempre, ni todas) tiránicamente con nosotros los Notarios y más aún con nuestros empleados. Todos odiamos eso de que “lo que diga la minuta” o “la minuta no se puede tocar” o afirmaciones similares, la imposición de fechas, los retrasos en la entrega de la documentación previa a las firmas, las prisas en recibir los borradores de las escrituras y en firmarlas.  En fin todo esto, y algunas cosas más, que forman parte del proceder habitual de algun@s y que nos obliga a una lucha diaria, a estar permanentemente a cara de perro, aunque esto les resulte difícil de creer a la mayoría de los usuarios notariales ajenos al mundillo hipotecario que es en el que las gestorías (que suelen ser de los propios Bancos“parten el bacalao” (o al menos lo intentan vía Banco de turno y con nuestra constante y muy mayoritaria rebelión).

Insisto, por supuesto, no todas las gestorías, ni todo lo relacionado con ellas es así. La problemática expuesta es más habitual en los prolegómenos y en la preparación de los documentos y mucho menos habitual en la fase posterior a la firma de las escrituras, donde las incidencias son mínimas, pero desgraciadamente en la previa hay una de cal y otra de arena un día si y otro……………no. 

Gracias por el reto a notaríAbierta.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario

 

 

19 comentarios

  1. Lo primero que tengo que me gustaría decirle es que no me llamo Javier, soy su mujer, y estoy utilizando los medios de Javier, pero mis consideraciones son mias. Y sobre todo preguntar y claro, me gustaría que un Notario serio me contara, informara e incluso fuera mi propia didactez. Esta mañana hemos estado en una firma de un nacional chino……..No es que no entendiera, era mas listo que tu y que yo……….pero no sabia escribir con nuestro alfabeto

    Como se hace este manuscrrito??? Y cual es la respuesta del macro-notario??? Que harias vosotros????

    • Buenas tardes:
      ¿Más listo que yo?, habría que verlo…
      En serio…eso se resuelve con una persona que escriba español y hable chino. Esa persona escribe en español, le traduce al otro lo que ha escrito y el otro (el chino) firma también el manuscrito. El notario hace una brevísima explicación al respecto en la escritura. No hay otra forma. Da igual que sea chino. Es lo mismo que si fuera inglés, francés o alemán. Saludos, gracias por la participación y el comentario. Justito El Notario.

  2. Soy fan absoluto de la labor notarial que haceis en internet: Justito, Francisco Rosales y Jose Carmelo Llopis. Sois unos fenomenos!!! Mi humilde opinion es que vuestros articulos hacen mucho bien tanto para el ciudadano como para todos vuestros compañeros. Por eso os animo y me atrevo aconsejaros que nunca perdais la objetividad con la que tratais la mayoria de los temas que publicais y evitar las generalizaciones (pues solo crean conflictos). Deseando conoceros en persona e intercambiar opiniones con vosotros. Cuando vengais a Barcelona avisar por favor. Abrazo fuerte.

    • Estimado compañero: Gracias por la participación y el comentario. Por mi parte, y estoy seguro de que Paco y Carmelo también, te agradezco mucho tus palabras que animan a seguir esforzándose. Un abrazo. Justito El Notario

    • Por cierto! Ayer pase la tarde en Barcelona. Inicio de mis vacaciones, un abrazo

  3. Mi experiencia al respecto como abogado.

    El cliente no presta la importancia que debería a la trascendencia de los otorgamientos y tiene siempre prisa. Los abogados tenemos presión por terminar las cosas, y no transmitimos al cliente esa transcendencia. A veces, abogado y notario intentan no “pisarse la manguera” exponiendo al cliente un análisis (fiscal, mercantil -he visto suscribir, p.ej., certificaciones de acuerdos sociales palmariamente falsas según se deduce de su propia lectura-,…) de la operación que va a firmar. La mayoría de las veces las cosas salen bien. Muchos notarios no tienen una agenda bien organizada, su oficial de confianza va aceptando las firmas “para ayer”, comprometiendo sus salidas de despacho “para en cuanto tenga un ratito”, y se ven abrumados en su propio negocio por su “director de operaciones”. De la mayoría de las gestorías y bancos, y sus presiones por firmar, mejor no hablaremos.

    Para mí, el problema se resume en las prisas con que, operaciones que por definición, deben encararse con sosiego e incluso cierto desenfoque por parte de los profesionales intervinientes, en beneficio del cliente, presiden la mayoría de los otorgamientos. Prisas “per se”, que se irrogan como objetivo mismo de la operación, pero que rara vez responden a la necesidad de los intervinientes.

    Prisas que, o imponemos al oficial desde que encargamos la operación, o nos harán ser relegados por la entrada de otras operaciones a firma, que llegan con sello generalizado de urgencia.

    Urgencia para quién y para qué, en la mayoría de las veces?. Para nadie, pero hemos otorgado a la velocidad de firma de operaciones la principal característica de la eficiencia, y estamos equivocados, todos. Esta omnipresencia de la urgencia en nuestros trabajos está convirtiendo a los operadores jurídicos en “máquinas de sacar asuntos adelante”. Y, seamos sinceros, pocas veces corre de una semana. Es que estamos inmersos en un estado de ansiedad por cerrar asuntos conforme a las prisas de los clientes, que nos hace acudir a lugares en los que se preparan otorgamientos de un día para otro. “Veniros por aquí a primera hora mañana y buscamos un hueco sobre las 10”.

    Y ya he dicho, casi siempre sale bien, pero se ve cada metedura de pata….

  4. Buenas tardes. Me asomo en pleno estallido de comebancos, de Laooconte devorando , eliminando, ……..EXTERNALIZANDO ;lo que un dia fue llamado el empleo de Gestor, tramitador en materia jurídico-hipotecaria-Notarial y registral , además de fiscal, hoy año de 2017 y unos cuantos atrás se traduce en un corre ve y deciros a vosotros NOTARIAS y/o MACRO NOTARIAS, QUE NO SOLAMENTE lamentáis la perdida de protocolos, calidad, etc , sino que TENEMOS QUE DECIR AL OFICIAL DE NOTARIA, que es lo que dice la RUBIA, que la MINUTA reza como ese estribillo de la canción ” este amor ya no se toca “; que LAS GRANDES MACROGESTORIAS ( contaditas como los cinco lobitos tiene la loba ) quieren la minutas para desde AYER , que LANZAN CAMPANAS DE FIRMA en un asombroso 24 horas, donde el cotejo, la continuada nota simple, los poderes, los requisitos no informando adecuadamente a cliente/es son la firma de cada dia; donde abordas al OFICIAL, con amabilidad, pese a su natural stress de HOY 5 FIRMAS DE 5 SEÑORES/AS A LAS 11 DE LA MAÑANA donde la MINUTA NO SE INVENTA SINO QUE ADEMAS SE REINVENTA, donde rezas para que las características financieras estén CLARAS Y CONCISAS después de x tiempo sometida la propuesta a ESA NUBE LLAMADA ” FORMALIZADORA ” del BANCO X, donde vas con precisión pero firme aquí firme allá… ahora todo esto MANDA. Ya solo queda la MACROGESTORIA DE ESA MACRONOTARIA Y DE ESE MACROBANCO, quien determina TODO y ese todo es falta de PROFESIONALIDAD, SERIEDAD, CALIDAD Y sobre todo MANDAR al garete o mejor a la MIERDA a pocos Gestores -Tramitadores que además de TRABAJAR PARA VIVIR, lo hacían con ilusión, responsabilidad y profesionalidad… Ahora queda “esto” PONER LA CARA, por un puñado de €s. ¡ EN FIN ! Mi empatía con algunas NOTARIAS, pero también el mismo sentimiento a los que estamos ya olvidados y quizás con la ilusión de que un NOTARIO reciba el CV para el departamento de copias o lo que fuere menester..
    No existen DIRECTRICES de SERVICIOS O ASESORIAS JURIDICAS DE BANCOS; si ESTA MINUTA NO SE TOCA, SI SE BAJA OTRA NUEVA, MAS PAPEL MAS TIEMPO… menos paciencia para las partes.
    SOLO YA EXISTIRAN LAS…. MACROGESTORIAS s.l. .Es el precio del OLVIDO DE LAS TRAGADERAS , DE LAS PRISAS DEL STRESS DE ESTA … EXTERNALIZACION o mejor de ESTA INCOMPETENCIA s.l. por ,si, UN GRAN PUÑADO DE EUROS ( €) LA GLOBALIZACION DE LOS LOBOS. LA EXTERNALIZACION DE SUS 5 LOBITOS.
    FUERZA FRENTE A TODOS LO MACRO. Saludos.

    • Buenas tardes:
      Suelo ser más sutil en mis críticas que usted, pero comparto algunas cosas de las que dice, así que he decidido aprobar su comentario, sin aprobar signifique más que autorizar a que se publique.
      Gracias por la participación y el comentario. Justito El Notario.

  5. no tengo muy claro eso de notarios buenos y malos en base al número de protocolo, tampoco tengo muy claro por que salvas a algunas gestorias y no haces lo mismo con algún macro notario y los pones a todos en el lado oscuro, y tampoco tengo muy claro las bondades de dejar negro sobre blanco esa especie de superioridad moral-notarial auto atribuida que parece tan común en tus artículos y en los de muchos compañeros en twiter.

    por lo demás, en general de acuerdo con tus afirmaciones y en resaltar el derecho a la libre elección de notario y en valorarlo como profesional. tus post son siempre amenos e interesantes.

    • Estimado Ángel:

      Macros: Un macro es un macro. Es un notario que firma una cantidad absolutamente indecorosa (indecente) de escrituras, completamente inasumible e inabarcable. ¿Donde establecemos el límite? Pues en lo dicho, ni más ni menos en lo que uno sea capaz de explicar a sus clientes como debe de hacerse. Capacidades de cada uno aparte, equipos e instalaciones aparte, más allá de ciertos límites, el trabajo no se está haciendo bien, por mucho equipo que se tenga, puesto que llegado el momento final, el cara a cara con el notario es ineludible y con esos volúmenes que manejan algunos no se puede hacer bien, no se cumple con el cometido. Yo lo tengo claro. Podemos discutir el límite pero más allá del límite más holgado, todos estaremos de acuerdo. Todos sabemos a que nos referimos cuando hablamos de los macros.

      Gestorías: Lo he dicho una de cal y otra de arena, un día si y otro no, eso deja a salvo la de cal o la de arena y el día que si o el que no, pero la mitad de las veces sucede lo que digo. Tal vez mi error sea hablar en general, como si fuera común a todo el mundo, pero francamente tengo la sensación y hablo con no pocos compañeros que lo que me pasa a mi les pasa a muchos, a la mayoría, desde el momento en que dices esto si, esto no y siempre que estés al tanto de lo que se cuece en la notaría. Si uno está en tu fortín inexpugnable, en su urna de cristal, probablemente ni se entere. Es mi experiencia y así la cuento.

      Superioridad moral-notarial: Mis artículos tienen siempre un toque de humor y de ironía, eso es lo primero que debería tenerse en cuenta y pueden dar a entender lo que no es. Ironías y bromas aparte y sin justificar a ningún otro compañero, puesto que esto es cosa suya, comprendo lo que dices. Sé que puedo dar esa impresión pero no se trata de ninguna clase de superioridad moral, ni notarial. Se trata de mi moral personal y notarial, ni superior, ni inferior, a la de nadie, es mi forma de pensar y de hacer y decir las cosas a diario en mi oficina más abiertamente a unos, más sutilmente a otros. El percibirlo como superioridad o inferioridad moral o notarial entiendo que es exclusivamente cosa de los demás, es una cuestión de percepción que respeto pero para mi es mi forma de expresión y actuación trabajando y explicando lo que hago a diario.

      Saludos y gracias, Justito El Notario.

    • Como Notario twittero y bloguero me siento aludido, así que con el permiso del dueño de este blog creo que no está de más dar un par de mensajes a Ángel.

      El primero es que este blog lo lleva Justito, con su propio dinero y tiempo, por lo que mientras en este país haya libertad de expresión, es absolutamente libre de decir lo que le plazca, y más si pone blanco sobre negro lo que son verdades como puños.

      En tu derecho estás de pensar o escribir lo que tu quieras; sin embargo, si algo tienes que decir, te animo a que tengas tu cuenta de twitter y/o tu blog, ya decidiré yo si me interesa o no lo que tu dices.

      Si te anticipo que el tiempo que hay que dedicar a esto de internet es bastante amplio, y que no vas a ganar absolutamente nada por ello; personalmente quien dedica gratuitamente su tiempo a divulgar el notariado, merece todo mi respeto.

      Para nada comparto que este blog tenga intención de desplegar superioridad moral, sino que está lleno de humildad y humor; no obstante si te doy la razón en que tanto este blog como la cuenta de twitter de su autor tiene superioridad moral, más la que se gana a pulso su titular día a día, con esfuerzo, tiempo, trabajo, y una pasión admirable por su oficio.

      La autoridad se gana, no se tiene, y creo que los miles de seguidores de Justito, y miles de lectores de este blog, ponen blanco sobre negro, que efectivamente Justito cuenta no con el respeto, sino con el cariño y la admiración de muchos compañeros y muchos ciudadanos (entre ellos yo).

      No tengo el más mínimo problema de debatir, contigo o con quien sea, y seguro que mucho tienes que aportar, así que te animo a que dediques tu tiempo en compartir tus conocimientos y difundir tu moral, con quienes, como yo, aún tenemos mucho que aprender.

      Finalmente igual los macronotarios existen, probablemente rescaten gatitos en los árboles, e incluso ayuden a las ancianas a cruzar la calle, pero no conozco a ninguno que merezca mi respeto, y los que conozco me resultan repugnantes; creo que le hacen mucho daño a una profesión que adoro, creo que muchos notarios que tratamos de explicar las escrituras a cuatro que aparecen por nuestros despachos, tenemos que padecer el San Benito de que “esto es echar una firma y basta”, constato el poco aprecio que nos tienen muchos ciudadanos, porque en la notaría a la que acudieron se le trató como un producto con el que hacer caja.

      En fin, abuso de la paciencia de Justito, por lo que insisto en que seas tu Ángel, quien nos ilumine con tu faro, más te anticipo que dudo mucho que yo no vaya a seguir a Justito, entre otras cosas, porque lo conozco y esa autoridad moral que tu ves en sus escritos, yo la he percibido tratándolo personalmente.

      • Querido Paco: Gracias por compartir tu visión y por tus palabras. Un abrazo. Justito El Notario.

      • Apreciados Francisco.

        Me sorprende e inquieta el tono que utilizas en tu comentario, pues no creo el mío lo merezca. En primer lugar permíteme señalarte que el blog de justito esta abierto a comentarios, por lo que no comprendo tamaña acritud en tu respuesta. Yo no entro en casa de nadie sin permiso.
        Cosa diferente es que compartamos opinon o que, en lugar de las loas y parabienes habituales, haya introducido un elemento de crítica en la forma de expresar Justito,y por extensión de algún compañero del notariado, su visión.

        Debo confirmarte que efectivamente tienes razón en darte por aludido en mi comentario. Te agradezco, no obstante, que me permitas expresar mis
        ideas…

        Por favor no veáis en mi comentario una defensa de los macro notarios, pues nada más lejos de la realidad. Ni lo soy ni he sido ni lo seré y no conozco a ninguno personalmente. No me gustan ni creo que deba permitirse su existencia. Dejo esto claro por sentar mi posición. Estamos en el mismo bando, creedme.

        Mi comentario va por otros derroteros. Leed atentamente el tono de duda de mi comentario (no tengo muy claro…) , en todo caso abierto a la reflexión. Y es que no me parece tan excelente esta especie de endogamia buenista que observo pasivamente en las
        redes sociales. Si somos tan buenos hacemos malos a los demás y aunque no os lo podáis creer quizá un lector ajeno a nuestra realidad corporativa se “carga”‘ de razón pues da la impresión de que los demás son realmente malos. Si alguien es mal notario lo es individualmente, no por su pertenencia atribuida por el resto a una tipología concreta. El notario del banco, como vosotros categorizáis, no es necesariamente un mal notario. Será mal notario el mal profesional por sus actos concretos., sean o no generalizados en su forma de proceder. La persona y no la categoría.

        No quería molestar a Justito con mi comentario pues goza de mi aprecio. En cuanto a ti Francisco, tampoco pretendía molestarte.

        Por mi parte seguiré ejerciendo conforme a mis convicciones con discreción y con prudencia en la expresión de mis opiniones.

        • Estimado Ángel: Yo en cambio si que creo que hay que hablar y mucho de la parte buena del notariado, sin ser buenista, ni corporativista en el mal sentido. Hay mucho, muchísimo, malo escrito sobre nosotros, a nivel de calle, a nivel de la gente y a ese mismo nivel de la calle, de la genta, no hay casi nada bueno escrito. Podríamos decir que nos ponen a bajar de un burro.
          Te contaré una anécdota que me ocurrió hace bien poco. Salía de mi despacho sobre las 19 horas y desde un andamio, medio encubierto, alguien me gritó: ¿A quien has robado hoy? Me retorció las tripas el comentario. Eso piensa de mi un obrero del pueblo en el que llevo 9 años trabajando.
          Eso y muchas más cosas hay que combatirlas y si para hablar bien de nosotros tenemos que dejar mal A QUIENES NO LO HACEN BIEN, que los hay, y todos los sabemos, es lo que corresponde hacer.
          Comprendo y respeto tu opinión, pero no comparto la visión porque me parece que no es suficiente hacer las cosas bien en tu despacho; hay que hacerlas bien y difundir que casi todos lo hacemos bien y rechazamos con firmeza a quienes no lo hacen así. Los despachos se han quedado pequeños. Por cada mala noticia relativa a un notario el daño que se nos hace a todos es enorme. Hay que apartar a los malos en la medida en que se pueda, significarles y dejarles solos.
          No quiero fijar un número de escrituras a partir del que sea imposible hacer las cosas bien, pero lo tengo en mente y es muy alto. Para llegar a ese numero que pienso se requiere equipo e instalaciones adecuadas, pero hay cosas que las tiene que hacer el notario y nadie más y si no las hace el notario, están mal hechas.
          Saludos y gracias, Justito El Notario.

        • Y quisiera añadir otra anécdota más:
          Hoy mismo una pareja firma una refinanciación más, dos para ser exactos, de dos de sus cinco hipotecas. Ambas acogidas al Código de Buenas Prácticas. La firma ha tenido que pararse en dos ocasiones:
          – La primera porque los apartados relativos a la fijación de interés eran confusos y repetitivos. Por supuesto no se podían tocar y así me lo ha dicho el de la gestoría (no había apoderado del banco) con muy buen talante, por cierto. Ha llamado a sus servicios y estos han reconocido que la redacción era mala y lo han explicado. Me ha parecido que a pesar de todo, se podía firmar aunque estas personas no merecieran esa porquería de contrato.
          – La segunda que a pesar de que la propia asesoría ha considerado que no había manuscrita y mi oficial lo haya creído sin preguntarme, yo he considerado que si procedía y ha habido que hacer 5 manuscritas. Uno de los que escribían me reconocía ser “casi” analfabeto por lo que ha tardado mucho en escribir.
          En fin, dramático. Se ve que esto a los que firman 10.000 escrituras no les pasa. ¿Porqué? Porque sus oficiales no fallan y porque ellos no preguntan, porque si preguntas te verás en este tipo de circunstancias.
          Esta pobre gente no ha sabido ni siquiera en cuanto quedaba su letra mensual, porque el del banco no estaba y ni el de la gestoría ni yo podíamos decírselo. No obstante he procurado darles algunas explicaciones, sin recurrir al “eso no es cosa mía”. Aunque en realidad, no lo era.

          Esto no es buenismo, es realismo.
          Gracias y perdona Ángel.
          Saludos, Justito El Notario.

  6. Telmo Barrios Rodrigo

    ¿Qué es el “protocolo nacional”? Me refiero a su concepto, pues según tengo entendido todo protocolo pertenece al Estado y, por tanto, es nacional, por lo cual me parece absurdo añadir ese adjetivo.

    • Estimado Telmo: El concepto no es mío en absoluto, es un concepto inventado por bancos y gestorías que cuando se refieren al protocolo del notario con el que firman la mayoría o todas sus cosas le llaman PROTOCOLO NACIONAL. Se lo han inventado ellos, así que no puedo dar más datos acerca de este “bonito” concepto. Saludos y como siempre gracias. Justito El Notario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *