Inicio / Nihil prius Fide / El coffee break de los Notarios

El coffee break de los Notarios

“Sobre lo que desayunamos los Notarios y sobre la hora a que lo hacemos, no tengo nada escrito – le dije a quien me envió este artículo del 15 de Julio de 2018 de “Graham” sobre el tema, pero me anoto la idea”. 

Nada menos que veintiún puntos enumera el autor para explicar Why Does It Take So Long At The Notary’s Office” o, más o menos, “¿Por qué se tarda tanto en la notaría?” o “¿Por qué ir a la notaría supone tanto tiempo?” ¿Tan desastrosos somos Sr. Graham? Tal vez yo le sacara a usted otros twenty one points … (aunque Bruno en el primer comentario a este post tras su publicación me dice que solo dos puntos se refieren en realidad al Notario y a su oficina).

En el punto número 3 se hace referencia al coffee break del Notario y de sus oficiales:

“The notary is on a coffee break – We generally make an appointment for between 11am and 12pm at the notary. This is a delicate balancing operation. We don’t want to be too early so we arrive late because of problems at the bank but equally we don’t want to be too late so that any accumulated problems from the morning are backed up or signings that are overrunning already delay us more. More importantly notaries and their officials will most probably go for a coffee between 10 and 11!”

De nuevo, más o menos, dice que:

“El Notario está tomando un café: generalmente concertamos una cita en la notaría entre las 11:00 y las 12:00 de la mañana. Es una delicada operación de equilibrio. No queremos llegar demasiado temprano, así que llegamos tarde debido a problemas en el Banco, pero igualmente no queremos llegar demasiado tarde para evitar cualquier problema acumulado de la mañana o que firmas que toman más tiempo del debido nos retrasen. ¡Más importante aún, los Notarios y sus oficiales probablemente saldrán a tomar un café entre las 10.00 y 11.00 de la mañana!”

Tengo un par de post escritos para explicar los retrasos que (como otras cuantas entradas de mi blog) creo que ayudarían al Sr. Graham a entender algunas de sus dudas, pero enlazaré únicamente con dos de las que le servirán para comprender parece resultarle incomprensible cuando ya él mismo habla de concertar cita en un horario incompatible con el coffee break y que suele imponerse a pesar de que a uno le digan “tengo ya gente para esa hora”; de que se trate de una operación de equilibros; de que él mismo llegue tarde; de problemas con el Banco; de retrasos acumulados y … del café del Notario y de sus oficiales. Esos posts son estos:

Retraso en la firma de una compraventa en la notaría

¿Es mucho esperar 1 hora y media en la notaría para firmar?

Además, le voy a contar también un par de cositas de ayer mismo.

coffee break notarial

El polaco impertinente

Viene este Señor Polaco acompañado por dos Señores de una inmobiliaria (auténticos convidados de piedra y a quienes tuve que llamar la atención por su conversación completamente extraña al asunto que nos ocupaba), un traductor (el único que hacía algo) y un abogado (que, me van a perdonar, era un papanatas que no sé que pintaba asistiendo al pobre Señor Polaco).

Nadie le ha dicho al Señor Polaco que conforme a su régimen económico matrimonial (estaba casado y compraba sin su esposa y a medias con otra señora), estando separado de hecho compraría la finca para él y su esposa pues existe en Polonia un régimen de comunidad similar al de gananciales.

A él podría darle igual (y puede que su esposa esté encantada de la compra) pero a la persona que compra con él (que podría ser su actual pareja) estar en proindiviso con la parienta de su condómino puede que no le haga ninguna gracia y menos si le aparece la sorpresita dentro de X tiempo cuando vayan a vender su propiedad.

Al final se decide que Don Polaco Impertinente no compra y que la Señora (la nueva pareja) lo hará sola.

Sin duda la culpa en el retraso de la escritura la debía tener yo (que bien podría haberme ido a tomar un café y hasta dos) y no los convidados de piedra, el papanatas o el propio Don Polaco y su condómina, pero no, amigo Graham, la culpa la tienen todos menos yo. Yo he evitado el problema ocasionando un grave retraso a todos los demás que aguardaban su turno en la notaría (esos retrasos acumulados que usted parece no comprender pero que a veces seguro que también usted también ocasiona con sus operaciones de delicados equilibrios).

Pero el asunto no acabó ahí. Cuando examinábamos la situación catastral de uno de los inmuebles objeto de compraventa (situación catastral que se había actualizado gracias a mis empleados y a mi y no gracias a ninguna de las otras ocho personas que estaban en mi despacho) resulta que Don Polaco (que ahora ya no compraba) no paraba de poner pegas. El no comprador no discutía la superficie de la finca, discutía la forma de la misma (el perímetro) y la eventual pérdida de un acceso a ella en el caso de una eventual y futura modificación del Catastro en algún momento. Curiosamente el tipo no me miraba a mi a la cara. Miraba a todo el mundo menos a mi a pesar de ser yo quien que le había avisado del problema y quien intentaba explicarle pros y contras de la situación. Probablemente tenía un gigantesco cabreo conmigo por haberle fastidiado la compra.

También es probable que alguno de esos ocho hubiera preferido que Don Polaco no fuera informado de que iba a comprar con su mujer y de que hubiéramos pasado por alto el problema catastral. Pincharon en hueso …

Compraventa con subrogación a modo de dación en pago a la inmobiliaria del acreedor hipotecario que se subroga en la hipoteca

Casi al final de la mañana conseguimos tener lista la firma de una compraventa con subrogación de hipoteca planteada, como habitualmente lo hace cierta entidad, como si fuera una dación en pago.

Los clientes entran desesperados y al punto del cabreo, pero ¡vaya por Dios¡, al preguntarme el vendedor (ya leída la escritura) si él tenía que pagar algún gasto y decirle yo que tenía que pagar la plusvalía municipal (calculada por mi y por un importe de tres cifras) y la plusvalía en renta (también calculada por mí y por un importe de cinco cifras de las cuales la primera no era un uno) a no ser que el inmueble objeto de dación en pago fuera la vivienda habitual (y parece ser que no lo era) la operación no se firmó. Claro, aquí otra vez  la culpa es del Notario y el retraso que se origina en los demás que esperaban, también. ¡Anda que no había culpables a quien acusar antes que a mi¡ Vean:

  1. Al Banco que les dijo a mis clientes que no pagarían nada.
  2. A la inmobiliaria del Banco que les dijo a mis clientes que no pagarían nada.
  3. Al apoderado de la inmobiliaria del Banco que no les dijo a mis clientes que pagarían los mencionados impuestos hasta que estuvieron sentados en mi despacho y surgió el asunto.

Señor Graham, puede que en algún caso tenga usted razón, pero en la mayoría de las ocasiones en mi notaría no la tendría.

El coffee break de Justito El Notario

Yo soy muy bestia y puedo estar con un enorme café doble con galletas y miel, un zumo de naranja de 33 cl recién exprimido y uno o varios productos lácteos probióticos desde las 07:30 hasta las 15:30 horas, pero oiga hay gente que no tiene cuerpo para eso y necesita reponerse y no es usted nadie para decir cuando uno toma un café o ha ido a hablar con su mujer o a cualquier otra cosa para la que no tenga que rendirle a usted cuentas, ya sea dentro o fuera de la notaría. Así que no levanto mis posaderas de la silla y mis empleados, por su parte, hacen el coffee break dentro de la notaría.

Yo creo que lo que debe hacer usted es encontrar un Notario que no se retrase y si puede ser que no se equivoque nunca. Lo recomendaría más bien uno de la segunda especie que de la primera, porque creo que usted valora la rapidez por encima de todo y, por supuesto, uno que no tome cafés. Creo que le vendría también bien leer “El Notario eléctrico” y recordar que se puede elegir, que somos casi 3.000 y que seguro que hay algunos que se amolden a lo que usted necesita.

Bye, bye. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

4 comentarios

  1. Me siento taaaaaaaaaaaaan identificado con esto que da hasta pena. Soy empleado en una Notaría y el otro día el banco ( En una triple operación) tuvo los santos coj**** de traernos la información (parcialmente) un día antes de la firma, y para más inri, nos trajeron la información que faltaba a la hora de la firma, así que había que acabar de redactar el préstamo y la compraventa al momento. Problemas que surgieron : Nos trajeron un borrador y un fipper que no eran los que previamente nos pasaron por e-mail, y las cifras no coincidían; se habían equivocado al darnoslo todo. Luego, nos indicaron mal los métodos de pago y hasta la cuantía de la operación ( Al final menor de la que nos dijeron) y nosotros sudando por que no nos cuadraban las cuentas y pidiendo a las partes ( los cuales no tenían ni idea del asunto) el cheque que faltaba. Al final, la culpa fue toda nuestra ( estuvimos 2 horas…) y a gritos quejándose los clientes de que tardábamos mucho ( somos apenas 3 empleados) y que tenían que irse a trabajar. La putada de todo esto, es que somos una Notaría “pequeña” ( El anterior Notario se jubiló hace 4 años y la nueva Notaria aún tiene que dar el arranque y intenta ceder en algunas cosas ( Eh! que sacamos unos 1400 protocolos entre tres en un municipio pequeño con 2 notarios más). A veces dan ganas de mandarlos a que les de la brisa marina a ver si se relajan, por no decir otra cosa.

    • Buenas tardes Thorfinn:
      Poco más que saludarte y acusarte recibo porque estamos de acuerdo al 100%.
      Muchos de los que nos traen clientes actúan de esa manera, se creen que proporcionarlos y que ellos (los clientes) nos paguen les da esa clase de derechos. ¿Sabes cuál es el resultado? Pues que muchos de esos cantamañanas, no quieren verme ni en pintura y llevan su trabajo a otros sitios. Eso sí, ¡que curioso¡ lo complicado y lo personal sí que me lo traen a mi.
      En fin, no pienso hacer las cosas de otro modo.
      Saludos, gracias por la participación y el comentario y suerte en esta nueva etapa. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  2. Tengo que decir que, salvo lo del coffee break y quedarse sin tinta, la mayoría de los 21 puntos no tienen nada que ver con el notario.

    • Hola Bruno:
      Mea culpa, lo di por hecho. Mi inglés es bajo-bajo, voy a retocar, muchas gracias, saludos, Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario