Inicio / Nihil prius Manducare / Solsticio de verano en Estocolmo (fiesta del Midsommar)
Estocolmo midsommar

Solsticio de verano en Estocolmo (fiesta del Midsommar)

Pisé suelo sueco en nuestra visita a Malmoe al comienzo de la primavera de 2018. Ahora voy a repetir con una estancia de tres noches en Estocolmo. Le tengo muchas ganas a la capital sueca y hace unos días pensé en que debía ser maravilloso recibir al verano, pasar la noche más corta del año, el solsticio de verano, en Estocolmo.

Acerté. En Suecia a esas fechas las llaman Midsommar y son objeto de grandes celebraciones. Pues allí estaremos nosotros en unas horas. Me compré hace unas semanas la guía Lonely Planet Viajar de Cerca y, casi al tiempo, reservé el hotel (Hotel With Urban Deli) y compré los billetes de avión con Ryanair. De los cuatro aeropuertos de Estocolmo, Ryanair vuela al de Vasteras (parece que es la única compañía que lo hace) y ya tengo comprados los billetes de autobús de ida y vuelta desde al aeropuerto a la ciudad. Los compré aquí, valen unos 75 Euros en conjunto (dos adultos y un niño, ida y vuelta). Descarté los taxis porque eran muy caros; además el autobús me pareció que podía resultar muy cómodo. Es un billete abierto para los dos meses siguientes al día de la compra. El aeropuerto está a 100 kilómetros de Estocolmo, así que veremos los paisajes de un trozo de este gran país (algo más pequeño que España pero con la cuarta parte de población). También he puesto en marcha mi cuenta en coronas suecas en Revolut, puesto que Suecia no está en el Euro, aunque forma parte de la UE. En cuanto llegue al aeropuerto sacaré algo de cash de algún cajero (proliferan como setas, según he leído) aunque parece ser que en muchos sitios ya no aceptan efectivo.

La cosa pinta de maravilla. Se aceptan sugerencias vía comentario.

A la vuelta, como siempre, contaré el resto del viaje, pero de momento esto es lo que más me ha interesado de la guía.

GAMLA STAN

Es el casco antiguo. Vlasterlanggatan es el centro neurálgico y está repleto de galerías y restaurantes. Kungliga Slottet es el imponente Palacio Real de Estocolmo. Conviene ir temprano. Hay visitas guiadas y circuitos de unos 45 minutos. El cambio de guardia es a las 12:15 de Lunes a Sábados y a las 13:15 los Domingos y festivos de Mayo a Agosto (de Septiembre a Abril los horarios son distintos). En el Palacio están The Kronor, los aposentos de Gustavo III, el Trono de Plata y la Galería de Carlos XI. La entrada incluye la visita a The Kronor, el Tesoro Real y el Museo de Antigüedades de Gustavo III. Las entradas valen durante 7 días a contar desde el día que se sacan. El palacio tiene capilla propia. En la zona también están el Nobelmuseet, la Armería Real, el Medeltidsmuseet, la Riddarholmskyrkan (una bella iglesia del siglo XIII) y la Riksdagshuset que es la islita que alberga el Parlamento sueco que es visitable. La Marten Trotzigs Grand es la calle más estrecha de Estocolmo y es por ello muy popular y fotografiada. El Storkyrkan es el templo más antiguo de Estocolmo. La Studio Lena M vende láminas de obra gráfica y es perfecta para un regalo único y auténticamente sueco o para comprar postales (que, por cierto, yo colecciono).

Un par de buenos paseos por GAMLA STAN propuestos por la guía

 

 

NORRMALM

Es el centro moderno. Tiendas bonitas, bares y restaurantes con glamour. Es uno de los mejores sitios para ir de compras. La mayor parte del barrio es peatonal de modo que callejear por él resulta muy agradable. El centro del barrio lo ocupa la plaza Norrmalmstorg. Las marcas más conocidas se encuentran instaladas en la calle comercial peatonal Biblioteksgatan que se cruza con la calle Master Samuelsgatan que alberga a los grandes de la moda. La última calle a recorrer por su interesante comercio es Kungsgatan. En la zona está el mayor museo de arte de Suecia: el Nationalmuseum. En otro museo, el Medelhavmuseet, pueden disfrutarse numerosos tesoros antiguos. Por último, la plaza circular Sergels Torf es como el salón de Estocolmo, un punto de encuentro para ver y verse con todo el mundo. Para las compras destaca NK. Son unos grandes almacenes fundados en 1902 con mucha clase y punto de referencia en la ciudad. Para una terapia comercial completa uno debe pasarse por Ahlens. Otros centros comerciales son PK Huset, Mood Stockholm y Gallerian.

DJURGARDEN Y SKEPPSHOLMEN

Skansen es un museo al aire libre muy recomendable. Tiene zoo y acuario, así que es una gran opción para los niños. Vasamuseet es un museo creado para albergar un barco entero que tiene una curiosa historia. Moderna Museet es un museo de arte moderno. DJURGARDEN es un oasis verde aislado de ruidos y trajines. Es otro mundo. Otro mundo pero con más museos en una ciudad que claramente parece ser una “ciudad de los museos” (hay unos 70): Nordiska Museet es el mayor museo de historia y cultura de Suecia; el Spritmuseum resulta muy interesante para conocer la compleja relación de este país con el alcohol; la Thielska Galleriet (con obra de los siglos XIX y XX); el Museo ABBA; el Aquaria Vattenmuseum; el Junibacken es un parque que recrea libros infantiles con especial atención a Pipi Calzaslargas y a su creadora, Astrid Lindgren; el Prins Eugens Waldemarsudde permite disfrutar de unas estupendas vistas; el ArkDes (dedicado a 1.000 años de arquitectura sueca) y el museo del tabaco. Atención a la empresa Stromma Kanalbolaget y a sus circuitos. Tienen uno que transcurre por el canal y se llama “Circuito real”.  Atención, igualmente, porque hay parque de atracciones y se llama Grona Lund Tivoli.

SODERMALM

Es un barrio-isla más bohemio y tiene las mejores tiendas de segunda mano con animada vida nocturna. Y, como no, otro museo. Se llama Fotografiska. Es una buena zona para ir de bares con su artisteo y su bohemia. Diversión a tope. Por aquí anda otro de los grandes parques de la ciudad: se llama Tantolunden.

OSTERMALM

Es el barrio del ocio. Buenos restaurantes, bares y tiendas. Allí se encuentra el Historiska Museet que alberga 10.000 años de cultura sueca incluyendo un barco vikingo. Es un distrito rico, elegante, con exuberantes edificios. Está también allí la Kunglica Biblioteket (la Biblioteca Nacional). La Svampen o seta es una estructura que inicialmente se creó para que la gente se resguardara de la lluvia y que hoy es un punto de encuentro y reunión. El barrio tiene varias calles de interés: Grev Turegatan, Nybrogatan y Strandvagen (que el bulevar más lujoso de la ciudad). Hedvig Eleonora Kyrka es una iglesia octogonal que se consagró en 1737. Kungliga Hovstallet son las caballerizas reales y Sturegallerian un centro comercial. Millesgarden es un lugar inspirador para los interesados en el arte y diseño que incluye una galería de arte, un parque escultórico y el estudio y la casa del escultor Carl MillesGardet y Ladugardsgardet son dos zonas verdes contiguas que incluyen otros tres museos: el náutico (Sjohistoriska Museet), el de la técnica (Tekniska Museet) y el etnográfico (Etnografiska Museet). El paseo nos puede llevar hasta la gran torre llamada Kaknastornet. Veo que en la zona hay un asador que se llama Vassa Eggen. Por lo visto es un local muy popular que merece un esfuerzo.

Terminamos con dos museos más:

  • Armemuseum, que profundiza en el lado oscuro de la naturaleza humana …. en los horrores de la guerra.
  • Y Naturhistoriska Riksmuseet. Un gran sitio para ir con niños que se fundó en 1739.

Para las compras:

  • Nordiska Galleriet para los amantes del diseño
  • Ronnells Antikvariat una de las mejores librerías de viejo de la ciudad.

KUNGSHOLMEN

Es un barrio tranquilo para explorar a pie con fantásticos sitios para comer, parques y un larguísimo paseo junto al agua. Este es el barrio en el que se encuentra el Ayuntamiento de Estocolmo. El Stadahuset (ayuntamiento) es visita imprescindible. En verano, el Ralambshovsparken es uno de los parques preferidos de los holmienses (gentilicio de los naturales de Estocolmo). Drottningholm son unos jardines muy visitados con un palacio en el que la familia real vive una parte del año.

Para compras:

  • 59 Vintage Store un paraíso de ropa retro;
  • Frank Form decoración, moda y joyas y no solo de Suecia sino de otros sitios;
  • Vastermalmsgallerian, otro centro comercial.
  • Grandpa ropa y otras cosas

Y ¡ojo¡ que en Estocolmo hay playas. La más grande se llama Smedsuddsbadet. Nos llevaremos el bañador.

Llegamos al último barrio: VASASTAN

Es otro barrio tranquilo y residencial con algunos de los mejores restaurantes de Estocolmo. Hay que darse una vuelta, echar la siesta en un parque y pasar el rato. Uno de los mejores para hacerlo se llama Vasaparken. La principal biblioteca de la ciudad está aquí. Se llama Stadsbiblioteket.  Y, como no, hay más … ¡museos¡: El Sven-Harrys Konstmuseum y el Strindbergsmuseet. Por cierto, si hubiera un Cheers sueco, sería el TennstopetCajsa Warg es una tienda gourmet de productos sostenibles. Es una opción muy buena visitar en ferry el archipiélago de Estocolmo formado por unas 24.000 islas y que protege a la ciudad del mar abierto. También Stromma Kanalbolaget organiza excursiones al archipiélago.

Algunos detalles prácticos…

El metro conecta todos los barrios; atención a los enchufes que no tengo claro si son como los nuestros (y sin móvil ya no podemos vivir) y cuidado con los taxis que te pueden pegar algún sablazo si no dejas las cosas claras antes de partir. Para comer conviene poner atención al plato del día y disfrutar de la comida callejera. El rey de las calles es el perrito caliente que admite, para los más atrevidos, muchas mezcolanzas. Espero no volverme sin probar los arenques, las albóndigas, las costillas y las morcillas entre otras viandas.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario