Inicio / Nihil prius Fide / Eventos / Primer aniversario de mi Blog

Primer aniversario de mi Blog

Y todo lo dicho sea dicho, y así mento a mi madre a quien le gustará que lo haga, sobre la base de las palabras que siempre me dice: “¡Pero que nombre tan tonto te has puesto, hijo mío¡”.

Un año de blog se resumiría perfectamente con esta foto:

categorias_justito

157 posts Fide y 36 Manducare. Total 193 posts en 365 días. Podríamos decir que un post cada 2 días, pero hay truco. El truco son los Paseos y la Doctrina que suman 60 posts, lo que deja la cosa en 133 posts del resto de las secciones del blog elevando la ratio a 1 post cada 3 días. Jamás hubiera pensado en que tuviera tantas cosas que contar. Al mismo tiempo he superado las 100.000 visitas. Veremos hasta donde consigo llegar en este 2016. Lo más visto en la Fide y en el Manducare tienen un enlace propio. Todos los meses renovamos (porque no estoy solo en esto, como es fácil suponer) el listado de los posts más vistos. También actualizamos el contenido de la Blogosfera que incluye actualmente 214 webs y blogs notariales. Otra interesante parte del blog, aunque poco llena hasta el momento, es la de las Preguntas Frecuentes que se clasifican en dos grupos, las que tienen respuesta y las que no. Seguro que en la sección se irán acumulando poco a poco muchas más.

El blog esférico

Cuando las vacaciones veraniegas de este año estaban cerca pensé que había que bajar el ritmo productivo y escribir menos. Se me pasó por la cabeza que podía intentar sacar partido a lo ya escrito. A fin de cuentas este blog no es un blog de actualidad. La mayoría de sus historias admiten revisión permanente, con reedición o sin ella.

El posicionamiento de mis posts en Google y demás buscadores puede que acabe produciéndose, pero entre tanto son Twitter y Facebook la forma de hacer ver, de publicitar, las cosas que escribo. Veo los tuits y las publicaciones en esas redes sociales como los anuncios de mis posts y por supuesto como una forma de interactuar con los que los leen y con los que entablan (o tienen entablada ya) una relación personal o profesional conmigo. Ciertamente, tendría que reconocer, que he bombardeado al personal con “mis anuncios” en estos meses.

La experiencia revival me ha llevado a otro concepto de blog, a otra dimensión, a otro planteamiento, sería algo así como el concepto de un “Blog Esférico”, cíclico, circular, concéntrico, en permanente revisión. Los lectores no bucean en los blogs y se pierden entre decenas de páginas, se detienen en lo más reciente, en las primeras páginas o en aquello a donde les dirigen los buscadores y por ello creo que la circulación periódica (más bien cíclica) de mis posts permite no solo la reedición de los mismos y un relajo en el ritmo de trabajo, sino sobre todo una mayor difusión de mis contenidos.

Así que a los nuevos posts, se van uniendo, las reediciones de los ya publicados, mejorados o exactamente iguales con algunas excepciones. Los Paseos Jurisprudenciales y la Doctrina Jurisprudencial, cuyas reediciones generarían confusión y serían aburridisimas, o aquellos otros posts que están especialmente acotados por alguna razón en particular, como los relativos a la función notarial en sede electoral (“La liebre muerta” publicado y “La urna rota” que aún está sin publicar) que reservo para jornadas electorales.

Así pues, queda explicado y oficialmente inaugurado “El Blog Esférico de Justito El Notario”.

Agradecimientos

Así que ya ha pasado un año desde que escribí mi primer post que terminaba con esa frase de mi madre que citaba al principio y como a mí que me gustan tanto las fechas, las estadísticas y los aniversarios no se me podía escapar la efemerides sin contar alguna cosa y sin mencionar a los que me han ayudado y confiado en mí para situarme en este punto del camino.

A Juan Isidro Gancedo, a Ana Togores, a José María Navarro Viñuales, a Antonio Tizón, a los compañeros (los que están y los que ya no están) del GJ (el Grupo de Jurisprudencia), a mi hermano José Ignacio (el de @cuellotortuga o cuellotortuga.com, que ya tenemos a la venta en Amazon) que me dio el empujón para meterme en Twitter, a Francisco Rosales de Salamanca y José Carmelo Llopis, a Fernando Fernández (¡tal vez el más imprescindible de todos¡), a José Félix Escartín, a notariosyregistradores.com, a notaríAbierta y a los 19 compañeros que participan en el proyecto especialmente a Ana Sánchez y Pablo Pazos que comparten día a día los sinsabores que las labores colectivas a veces generan, al Colegio Notarial de Valencia al que pertenezco, y a Notartic con Paco Rosales y Pachi Aranguren al frente y con el resto de los Notartics situados en el lado menos visible de la organización pero sin los que todo el tinglado de las Jornadas no se hubiera concebido, gestado, nacido y vivido. El último en llegar a esta lista tiene que ser, sin duda, Jesús P. López Pelaz que ayer mismo me dió la alternativa radiofónica con sus compañeros de equipo en el programa “Tecnología y sentido común” de Gestiona Radio Valencia. A todos ellos, gracias.

gracias-justito

Tras mi larguísima oposición, tuve 5 años que podrían ser calificados (en cierto sentido) de años sabáticos puesto que no me dediqué a nada más, ni a nada menos, que a aprender mi oficio con la ayuda de mi padre, mi hermana y de mis empleados en las dos notarías que tuve. Al llegar a la tercera comencé a desarrollarme más allá de mi despacho gracias al Foro Levantino (un amplio grupo de compañeros en contacto permanente vía mails por el que se consulta y responde a todas las cuestiones del día a día con intercambio de opiniones, modelos y documentación muy interesantes), el Grupo de Jurisprudencia del CGN (primero como miembro y luego como Coordinador), Twitter, mi blog, notaríAbierta, la colaboración con notariosyregistradores.com, la cuenta de Twitter del Colegio y finalmente Notartic donde no he hecho más que lo que se me ha pedido que hiciera en cada momento pero que probablemente representa para mi un final de etapa que coincide con este primer año de blog.

Si me tuviera que quedar con una sensación en este año…..no podría. No puedo elegir solamente una, tendría que elegir al menos tres: tendría que hablar de los casi 30 compañeros que giramos en torno al GJ, notaríAbierta y Notartic entre los que ha generado una relación de compañerismo y amistad inusuales en un ámbito primordialmente laboral; el grupo de amigos que han surgido de las redes sociales, algunos desvirtualizados (muchos de ellos gracias a Notartic) y otros pendientes de desvirtualizar que me han hecho ver que es posible hacer amigos por estos conductos (y por encima de todos a María Jesús Montero y Juan Manuel Arellano) y, por último y sobre todo, a los opositores en general (y a los opositores a notarías y registros en particular), que me dan una tardía recompensa a todo el sufrimiento de mis años de oposición que nunca hubiera imaginado que llegaría a recibir y que recibo al servirles mis peripecias, recuerdos y sensaciones para afrontar el duro camino que ellos se encuentran transitando ahora.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario