Inicio / Nihil prius Fide / La imagen del Notario en el cine y en la televisión
cine y series y películas de notarios

La imagen del Notario en el cine y en la televisión

La protagonista de la película de cine “Joy”, inventora de una fregona auto-escurrible y lavable, está en “bancarrota”. Su padre (Robert de Niro) y la novia de su padre (Isabella Rossellini), intentan convencerla (en presencia de su ex-marido y su hija) de que debe firmar el documento de bancarrota. Robert de Niro advierte a su hija de que la notario, está esperando fuera.

Joy decide firmar y Robert de Niro abre la puerta de la habitación de hotel en que transcurre la secuencia. La notario pasa y no saluda. Deja junto al “documento” que se va a firmar (que ya estaba allí), un tampón, una especie de troqueladora y un librillo o agenda. Joy coge el bolígrafo y firma. Cambia el plano y se ve al ex-marido y a su hija, mientras que se oye funcionar el tampón y/o la troqueladora y regresa la imagen a la firma. La notario recoge su “hardware” y se va sin decir adiós y dejando el documento encima de la mesa. No se ve que cobre, ni que deje factura. Al no llevarse el documento no parece que se hagan copias, ni que exista posibilidad alguna de reproducción. La bancarrota de Joy es ya efectiva, o tal vez no porque puede coger el documento y comérselo o tirarlo por el váter o por la ventana o romperlo en mil pedazos. 

No debemos dar por segura que esta sea la actuación habitual de los notarios anglosajones, pero, en mi opinión, la secuencia de “Joy” no debe estar muy lejos de la realidad. Por cierto, pone de manifiesto que en los USA no hace falta articular palabra para ser notario. Además para ser meros legitimadores de firmas, la notario no procedió ni a identificar a Joy que podría no haber sido Joy o encontrarse inmersa en un caótico estado mental para proceder a declararse en bancarrota en ese momento en el que, por cierto, estaba absolutamente presionada por su padre y por la novia de este para firmar.

Os aconsejo la lectura de este post de mi compañero José Carmelo Llopis Benlloch sobre “El notariado en los Estados Unidos” que analiza la influencia de los allí llamados notarios en la crisis hipotecaria y la forma de actuación de esos “pretendidos notarios”.

En este otro vídeo un Abogado hispano, incluso previene en su alocución a sus potenciales clientes de aquellos notarios, que nada tienen que ver con los Notarios de aquí.

Veamos ahora cómo se representa la actuación de un Notario en México

En este otro vídeo podéis presenciar la lectura de un testamento. La escena corresponde al culebrón mexicano “Cuna de lobos”.

Al margen de que no desearía verme nunca ante un testamento con tal contenido, no tengo claro que en México exista una lectura del testamento de esas características. Es muy posible que la lectura del testamento no exista como tal y que exista una escritura de herencia como la que se hace en nuestro país, pero es interesante ver que la representación del momento está revestida de otras formalidades bien distintas a las de los notarios USA.

Y en el cine de España, ¿cómo lo representamos?

En España, por mucho que también se empeñen en la televisión y en el cine, no existe la lectura del testamento por el Notario tras la muerte del testador aunque a pesar de ello suele representarse la escena de forma muy similar a la mexicana, lo que me resulta francamente curioso puesto que en España no existe, insisto, esa reunión de posibles herederos ante el Notario para que se proceda a la lectura del testamento. Se produce la reunión para la firma de la escritura de herencia, pero no para la lectura del título sucesorio. En esa firma todo el mundo conoce sus derechos y que es lo que se le va a adjudicar.

Aquí tenéis un ejemplo de cómo se representa en el cine español esa falsa lectura del testamento. Se trata de una promoción de la película “La herencia Valdemar”. Por cierto, me han entrado muchas ganas de verla, aunque soy muy miedoso y no sé si podría con ella.

Las fuentes de inspiración de los guionistas parecen estar más en los culebrones latinoamericanos y en el cine americano que en la verdadera forma de hacer aquí las cosas.

Indudablemente tiene mucha más intriga y comicidad, entre otros alicientes, el “sistema americano”, como podéis ver en esta divertida escena de la serie “Elvira”.

Abandonemos la ficción

En el siguiente vídeo, este Notario colombiano simula la lectura de un testamento al testador y en presencia de testigos. Simula porque no se está otorgando un verdadero testamento, pero nos muestra cómo se hace en un país como Colombia que goza de un sistema de Notariado latino.

Y ¿cómo se hace en España?

En el Canal Youtube del Consejo General del Notariado hay unos cuantos vídeos explicativos de la función notarial, pero me voy a quedar con este vídeo en el que mi compañero (y flamante nuevo Director General de los Registros y del NotariadoPedro Garrido Chamorro procede a la lectura y explicación de una escritura.

A buen entendedor pocas palabras bastan y para los que necesiten más explicaciones o estén empeñados en recurrir a otros sistemas notariales (si es que pueden llamarse así) o en cambiar nuestro sistema de seguridad jurídica preventiva, también les aconsejo la lectura de este post de otro compañero: Fernando Olaizola Martínez, que contrapone (a propósito de la herencia de Howard Hugues), el sistema notarial latino y el anglosajón.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

12 comentarios

  1. Se me olvidaba: quizá de las más bizarras apariciones de un notario en el “cine”. Me refiero al “singular” film “Aquí huele a muerto… (Pues yo no he sido)” de los inefables Martes y Trece. Si no recuerdo mal, en un delirante momento de la película, un notario lee un testamento para, acto seguido, morir, literalmente, de risa; y más tarde aparecer convertido en zombi. Conozco compañeros que han sufrido horrores al ir a firmar a lugares agrestes y aislados, pero esto…

  2. No es poco habitual en el cine recurrir a la figura del notario cuando se trata de crear un personaje custodio de secretos, a veces oscuros y terribles. Cito como ejemplo a James Hardenbrook, notario de Sleepy Hollow, interpretado por Michael Gough en la cinta del mismo nombre de Tim Burton de 1999.

    Hay otro personaje que me gustaría reseñar. Por un lado está el “opositerno”, el opositor, cuyo esfuerzo parece alargarse de forma infinita en el tiempo. Pero distinto es el “caradura eterno”, el que se ancla a la oposición, sin estudiar ni nada, con el fin de hacer bueno aquello de “vivir de los padres hasta que pueda vivir de los hijos”. En 1996 aproximadamente, lo digo por aproximación porque la emitían cuando yo empezaba a preparar la oposición, emitían una serie española llamada “Colegio Mayor”. En ella, el actor Quique San Francisco interpretaba a unos de estos, opositor secular a notarías, más bien jeta que otra cosa. Recuerdo que ya ni se molestaba en vestirse cuando andaba por el colegio mayor e iba siempre de aquí para allá con una bata a lo Hefner… Madre mía…

  3. Añada, compañero, la película Incendios (Incendies, 2010), del canadiense Denis Villeneuve, donde no solo sale un notario en un papel primordial.

    Una película antológica, dicho sea de paso.

  4. ¿Tienes pensado hacer un post a la inversa? Es decir, Notarios de verdad que tienen o han tenido una aparición estelar en otros aspectos de la vida: me vienen a la cabeza medallistas olímpicos, jugadores de fútbol de primer nivel, leyendas de los rallies, extraodinarias cantantes de jazz, etc.

  5. Buenos días Don Justito, ahora mismo no puedo leer con atención el nuevo post, pero me muero de ganas por hacer algún apunte. Por la tarde cuando haga un descanso lo leo bien, aunque ya veo que no ha encontrado la película que le comenté hace un tiempo, y el cortometraje que se pone en YouTube sobre un opositor que aparece cantando ante el tribunal, es muy bueno.

    • Buenos días José Luis:
      Me guardé tu apunte y otro que me hicieron a la publicación no refundida de antes de verano.
      Busqué pero no encontré. Pienso si la película del opositor es una de Jorge Sanz que ya está incluida (muy mala). Encontré un video en youtube de Pedro Reyes que hacía de preparador y me resultó un poco “desquiciante”. Y había una tercera cosa que no tuve datos bastantes para localizar.
      Mándame lo que quieras que lo incluimos. Un abrazo, Justito El Notario

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario