Inicio / FAQ / Empezar notarías con treinta y tantos, pareja, hijo y una discapacidad

Empezar notarías con treinta y tantos, pareja, hijo y una discapacidad

notarias y discapacidad

“Tengo treinta y tantos años y un niño pequeño. Pronto me presentaré a unas oposiciones de nivel medio. Tengo también una discapacidad que me permite presentarme por el cupo de plazas reservadas a la diversidad funcional en una especialidad que casi nadie la tiene salvo que sea sobrevenida. Creo que puedo aprobar, pero no me veo en ese trabajo para toda la vida. Ahora que estoy estudiando de nuevo me he dado cuenta de que yo estudié Derecho con la vocación de opositar a notarías y no lo hice en su momento porque mi situación familiar se complicó mientras estudiaba en la facultad y pensé que no podría permitirme un preparador ni que mi familia se hipotecara por una oposición realmente complicada y que habitualmente conlleva varios años. ¿Crees que es descabellado empezar a estudiar notarías en mi situación? Te ruego que me contestes con total sinceridad.”

Debo decir antes de empezar que en su inmensa mayoría (por no decir que en su totalidad) los preparadores a notarías no cobran, aunque sí que pueden hacerlo las Academias de preparación de los Colegios Notariales para sufragar gastos. Al tiempo esas Academias tienen becas para facilitar el acceso a aquellos opositores que puedan necesitar una ayuda.

Supongo que este post ya lo tienes leído. Me cuesta animarte a que lo hagas porque lo veo taaan difícil estando casado y con un hijo … peero si me lees sabrás que siempre hablo de:

1.- Salud física y psíquica.

2.- Tranquilidad económica.

3.- Y de probar y de que si no te adaptas en un plazo razonable pues que hay que dejarlo.

No vas a salir de la duda si no lo intentas.

Procuro siempre ser sincero en mis contestaciones y consejos. No siempre es fácil. También procuro también ser sutil y no hacer daño. Cada uno ha de tomar sus propias decisiones. A algunos opositores veteranos les aconsejaría que no sigan pero no es sencillo decírselo. Cada uno tiene que encontrar sus fuerzas y medir sus ganas. Tu situación no es ni mucho menos la ideal, aunque tal vez seas un máquina y puedas con esto y con mucho más. Me gusta la gente con ilusión y sobre todo con tu vocación, así que puedes darte un tiempo y ver cómo te desenvuelves. Mi hermano mayor con diez años menos que tú, pero también casado y con una niña lo intentó. No lo hizo mal y llevaba un ritmo aceptable, pero trabajar 8 horas y estudiar 6 con pareja e hijo no es nada sencillo.

No te quedes con el gusanillo. Pruébate para ver que tal, tanto tú como tu familia, pues ellos también tendrán que encajar tu nuevo estilo de vida.

Finalmente, no me específicas nada sobre esa discapacidad salvo que la padeces, así que no sé si implica o no alguna dificultad añadida. No eres el primero que me comenta su situación de discapacidad y que pretende (o que le gustaría o se plantea) preparar notarías o registros, pero lo cierto es que poco sé sobre el turno de discapacitados en las oposiciones a notarías:

Por una parte, tenemos este apartado del artículo 5 del Reglamento Notarial:

“g) El número de plazas que se reservan para personas que tengan la condición legal de personas con discapacidad con arreglo a lo dispuesto en la Ley 53/2003, de 10 de diciembre, sobre Empleo Público de Discapacitados y según el Real Decreto 1557/1995, de 21 de septiembre, sobre Acceso de Minusválidos a las oposiciones al título de Notario”.

Y además este otro del artículo 7 del Reglamento Notarial:

“Carecen de aptitud para ingresar en el Notariado:

1.º Los impedidos física o psíquicamente para desempeñar el cargo”.

Entiendo que hay unas plazas reservadas, que la discapacidad no ha de suponer un impedimento físico (un invidente no creo que pueda ser Notario) o psíquico (¿?) para desempeñar el cargo y que, por lo demás, hay que demostrar las mismas aptitudes con el temario y los prácticos que cualquier otro candidato, con lo que en el fondo no acabo de entender para qué sirve en realidad esta reserva de plazas.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario