Inicio / FAQ / Ganancia y perdida patrimonial en disoluciones de condominio y liquidaciones de gananciales

Ganancia y perdida patrimonial en disoluciones de condominio y liquidaciones de gananciales

ganancia patrimonial aportación a gananciales

“El que se sale se libra y el que se queda se retratará por la diferencia de valor entre el momento de la adquisición inicial y el de la futura transmisión”.

En la extinción de comunidad y en las liquidaciones de gananciales, el incremento/ganancia o disminución/perdida de patrimonios a efectos del IRPF, se pospone al momento de una posterior transmisión, es decir, son actos fiscalmente neutros para el comunero que se sale de la comunidad o que no recibe todo o parte de un bien de carácter ganancial. Es el que se queda el que tendrá el incremento (o la pérdida) cuando transmita la propiedad (incremento que podría minorar acreditando determinados gastos, impuestos o inversiones).

Si, por ejemplo, Fulano y Mengana compraron por 150 y valoran en una disolución de condominio por 200, no hay incremento de patrimonio para el que sale y será el otro (el que se queda) el que se lleve la ganancia (y tributará) cuando más adelante transmita la propiedad y se tenga en cuenta el valor originario de adquisición y el de la transmisión, obviando el de la disolución.

Utilizando la expresión “mochila fiscal” que utilizó mi amigo y compañero Luis Fernández-Bravo en reciente conversación sobre el tema, yo casi que preferiría ser el que se salga e irme de rositas, que ser el que se queda y luego es frungido por la Hasienda por partida doble cuando le llega el momento de la transmisión. Otra idea bastante clarificadora cuando hablamos de este asunto es decir que ni la disolución, ni la liquidación “cierran ciclo”.

¿Había quedado claro? Pues ahora vienen las vueltas de tuerca finales …

1.= “No obstante, si hay exceso de adjudicación, se tiende a considerar fiscalmente que el que se sale sí que ha obtenido una ganancia patrimonial por la diferencia entre lo que le costó su parte indivisa cuando adquirió y lo que ha obtenido por su parte indivisa al salirse. Véanse las recientes RTEAC 7-6-2018 Resolución DGT V2799-18, de 25 de octubre.

2.= La retención del 3% en la disoluciones de condominio

Pues si no hay ganancia, no la habrá, ¿no? Y los compañeros me contestan:

“Si hay aumento de valor en relación al que tenía la finca cuando se adquirió, el criterio de Hacienda es que sí que hay obligación de retener el 3 % si el no residente es el que transmite su cuota, a cambio de que se le compense su parte en metálico. Véase la Consulta Vinculante 20/09/2012 (V1832-12) que dice:

“La disolución de la copropiedad y la posterior adjudicación a cada uno de los copropietarios de su correspondiente participación no constituyen ninguna alteración en la composición de sus respectivos patrimonios que pudiera dar lugar a una ganancia o pérdida patrimonial, siempre y cuando la adjudicación se corresponda con la respectiva cuota de titularidad.No obstante se producirá una ganancia patrimonial si al hacer la división de un bien común se acuerda adjudicarlo a una de las partes compensándose a la otra en metálico o en especie.Por lo tanto, como consecuencia de la adjudicación del 100% del pleno dominio de la vivienda situada en España, existirá una ganancia o pérdida patrimonial sujeta al Impuesto sobre la Renta de no Residentes en base al artículo 13.1.i).3º del TRLIRNR. En consecuencia, el copropietario adjudicatario de los inmuebles tendrá obligación de retener e ingresar, el 3% de la contraprestación acordada en concepto de pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, conforme a lo dispuesto en el artículo 25.2 del TRLIRNR. Dicha retención e ingreso se efectuará mediante la presentación del Modelo 211 de retención en la adquisición de bienes inmuebles a no residentes sin establecimiento permanente”. 

Entonces, ¿hay una mala interpretación del último párrafo del artículo 33.2 de la LIRPF? Este precepto dice:

“Se estimará que no existe alteración en la composición del patrimonio:

En los supuestos de división de la cosa común. 

En la disolución de la sociedad de gananciales o en la extinción del régimen económico matrimonial de participación. 

En la disolución de comunidades de bienes o en los casos de separación de comuneros.

Los supuestos a los que se refiere este apartado no podrán dar lugar, en ningún caso, a la actualización de los valores de los bienes o derechos recibidos.”

Y vuelven a decirme: “Ese último párrafo no dice que si se actualizan los valores, no procede la aplicación del segundo párrafo y por tanto sí que se estima que hay alteración en la composición del patrimonio. Lo que dice es que si se dan los supuestos del segundo párrafo, ello no puede servir para actualizar el valor de adquisición a efectos de una futura transmisión. Si no hay incremento de valor, no se dice nada y no se hace retención y ya está. Si hay incremento patrimonial en la disolución de condominio sobre bien indivisible que se queda un solo comunero, en relación al valor que tenía la finca cuando adquirió su mitad el comunero que se sale, el criterio de Hacienda es que hay ganancia patrimonial por la diferencia entre los dos valores de esa mitad indivisa y, por lo tanto, si ese comunero que se sale es no residente habría que retener el 3 %”.

Dicho de otra manera (y es que no es fácil de entender): “Realmente no significa que si se actualiza valor hay alteración en la composición del patrimonio y por tanto ganancia patrimonial en IRPF, sino que si se actualiza valor en esos supuestos no se tiene en cuenta como valor de adquisición, y se considerará como tal el que aparezca en el título previo de adquisición. En este sentido se han pronunciado las SSTSJ CV 2767/2017, de 6 de junio de 2017 y 5849/2016, de 29 de julio de 2016, así como la STSJ PV 2265/2011, de 15 de junio de 2011“.

¿Y en las aportaciones a gananciales? Pues se entiende (resumiendo) que hay ganancia o pérdida respecto de la mitad (otra vez las mitades en gananciales …) que estás transmitiendo.

Gracias a Luis FB y especialmente a Sergio Mocholí. A ver si los invitáis a una caña que se lo merecen.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario