Inicio / Nihil prius Fide / Cláusula suelo en una hipoteca de 1993
cláusula suelo antigua

Cláusula suelo en una hipoteca de 1993

¡Mirad un suelo en una hipoteca de 1993¡, exclamé a mis compañeros del GJ cuando me encontré con esta cláusula suelo en una escritura antigua que pasaba por mis manos.

El Banco que concedía el préstamo con garantía hipotecaria no existe actualmente.

En 1993 yo no era más que un lejano proyecto de Notario. Me encontraba en mi tercer año de oposiciones y casi nada sabía de estas cosas, pero los compañeros del GJ más veteranos (andamos entre los 35 y los 2 años de antigüedad en el Notariado) pronto me dieron los elementos de juicio necesarios para entender ese suelo de hace casi 25 años.

“Busca el plazo, me dijeron, y el importe del préstamo en relación con valor del inmueble hipotecado. Verás que era corto y se financiaba entre un 40 y un 60 por ciento del valor del inmueble. Ten en cuenta también, continuaron, que los depósitos estaban muchísimo mejor remunerados que en la actualidad. En el 93 un 8% de interés fijo era un tipazo y el interés legal del dinero era del 10%.

Suelo al 12,50%, por encima del interés legal, y nadie reclamaba, asumiendo la fuerza vinculante del contrato firmado. En estos últimos años, con un interés legal en torno al 4%, suelos similares, o por debajo, y todo quisque (algunos Notarios incluidos) reclama”.

A mi parece bien que todo el mundo reclame. Estamos en nuestro derecho y consentimientos informados aparte, que presupongo que los habría, entiendo que tan impuesta y no negociada pudo estar la cláusula suelo de un Notario, la de un conductor de autobús, la de un bombero o la de un guarda forestal, lo crean o no lo crean.

Hoy mismo he leído esto sobre un contrato de valores entre un Banco y un Notario. Anticipo: le dan la razón al Notario.

Sobre la relatividad del suelo, ha escrito Pablo Pazos Otero en notaríAbierta. El post se titulaba “La cláusula suelo como opción financiera”. Les dejo con este post y me marcho que yo ya he escrito demasiado sobre la dichosa cláusula suelo.

Gracias a los compañeros del GJ por su acompañamiento permanente.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario