Inicio / Nihil prius Fide / Chistes y Anécdotas / Chistes y anécdotas notariales: Episodio III

Chistes y anécdotas notariales: Episodio III

Correctores

Comparecencia: Se confunde a Doña Frígida con Doña Brígida, llegando el compañero a leerlo, aunque parece que Doña Frígida se lo tomó con bastante buen humor.

Parte expositiva:Chochera aneja a la vivienda de pito A”. “Menos mal que me di cuenta antes de leerlo”, me dijo el compañero que me lo contó.

Parte dispositiva: “Cualquier otra cuestión no regulada en las cápsulas del contrato…”. ¡A ver si las escrituras van a tener que venir con prospecto¡ Un compañero de Distrito en mi anterior destino encargaba a la imprenta las carpetas en las que los Notarios entregamos nuestras escrituras, con una larga lista de recomendaciones que resultaban de gran utilidad.

Datos de inscripción: Finca de cristal número 12.359. ¡Que no se rompa¡

Cargas y arriendos: Libre de otras cargas y gravámenes, de arriendos y ocupantes, y al corriente en el pago de contribuciones, impuestos y gatos de comunidad. Tal vez haya normas de comunidad que prohíban gatos en la finca.

Elevación a público de acuerdos sociales: Presentes todos los accioncitas se declaró junta universal. Tal vez sean del planeta Action o sea una adaptación de los Action Men al español.

Escritura de “adicción” de herencia: Algunos es que no se cansan de heredar y presentan adicción a las herencias.

Testimonios por exhibición: Suele haber cierta confusión en los usuarios de los servicios notariales entre estos testimonios y las llamadas compulsas o fotocopias “compulsadas” pero creo que estas no tienen nada que ver con las “fotocopias compulsivas“.

payaso justito

Chistes sobre régimen matrimonial

El del régimen matrimonial creo que fue el chiste más celebrado en el primer post de esta serie “humorística”, lo sigue siendo en el día a día del despacho y seguro tendré que contarlo a partir de ahora más a menudo gracias a la Sentencia del Tribunal Constitucional sobre la Ley de Régimen Económico Matrimonial de Valencia. Aunque la cosa, no tenga, en realidad, ninguna gracia.

– ¿Entonces, está usted casada en régimen de separación de bienes? – pregunta el Notario.

– No señor –indignada- yo me casé por la Iglesia.

Nombres y apellidos raros

Puede resultar increíble, pero mis fuentes son fidedignas.

Tuve hace poco a un Sr. KARAMOKO, a un Sr. GUARRONG y hasta a BLANCANIEVES.

A mi hace poco me vino un señor llamado y apellidado GIL GIL GIL.

Notarios en el cine

En la película “Barrio” de Fernando León de Aranoa, hay una escena en la que los protagonistas deciden participar en un sorteo ante Notario patrocinado por una marca de yogures. Este es el diálogo:

– ¿Tú has visto alguna vez a un Notario? – dice uno.

– No – responde el amigo.

– Ni yo tampoco. Ni nadie. Yo creo que no existen.

La anécdota del “sofrito”, la trascendencia y el abintestato

Me cuenta un amigo Abogado de Jaén que una señora llega a la notaría y dice que le han dicho que como su marido y ella tenían trascendencia y su marido murió sin haber hecho el examen que solo tenía derecho al sofrito.

El Notario entendió lo de la trascendencia y el sofrito, pero tuvo que pedir aclaración de lo del examen. 

– Señor Notario a mi dijeron que mi marido había muerto “sin el test dado”.

Los Notarios cobramos “el timbre”

Otro compañero me cuenta esta anécdota sobre el timbre (el papel timbrado de uso exclusivo notarial) que es genial.

Un día de estos que te quedas sólo en la notaría después de una firma a última hora de la mañana, cuando ya se ha ido todo el personal y sales a por el cargador del móvil que tienes en el coche, subes otra vez al despacho tranquilamente y te encuentras a una señora en la sala de espera.

– Perdone, no la había visto, ¿lleva mucho tiempo aquí? – lo primero que piensas es que vino con el jaleo de la firma retrasada y nadie la atendió.

– No, mire, he estado esperando fuera y he aprovechado que ha salido y ha dejado la puerta abierta para entrar rápido. Es que así me ahorro que me cobren por llamar.

– ¿Cómo? – le digo.

– Sí, mire -enseña una factura reciente- vine hace un par de semanas a por el testamento de mi padre y me cobraron por el “timbre”.

Libro de familia

Tal vez la solución al problema del Registro Civil, podría pasar por CARREFOUR. A la pareja de esta historia, le consiguió el Libro de Familia.

No nos extrañemos a fin de cuentas CONSUMER sigue figurando en el top ten de Google si uno busca CANCELACIÓN DE HIPOTECA (¿está claro porque hacen falta Notarios Blogueros?):

Dice el marido:

– Yo no tengo ni un solo papel que acredite que estoy casado.

Y dice la mujer, dirigiéndose a una tercera persona presente en la firma:

– Fíjate que no hemos tenido LIBRO DE FAMILIA hasta que CARREFOUR nos lo sacó.

Por lo visto, la Señora trabajaba en Carrefour que le reclamó (a ella) el Libro de Familia por cuestiones laborales.

Coordinación Catastro/Registro

Con tantos problemas por culpa de la Ley 13/2015 y de la reforma hipotecaria y catastral que comprende, algunos compañeros añoraban hace unos días aquellas viejas descripciones:

Fincas de veinte metros cuadrados poco más o menos.

Mide lo que haya.

Mide aproximadamente.

Parte de casa compuesta de dos habitaciones a la derecha, cocina y servicios comunes de retrete, pozo y abrevadero de la que se desconoce su extensión superficial.

Por supuesto nada como aquella finca situada en la Calle en Proyecto, S/N, del Paraje Desconocido

Al hilo de lo anterior, me cuenta otro compañero que el otro día, a propósito de una consulta sobre un exceso de cabida dudoso, le dijeron:

– Vale que el Registrador no se crea algo que le digo yo…¡pero que no se crea lo que le dice un Notario¡ ¡Dónde vamos a parar!

– El amigo que le acompaña, añade: “Pues si no te lo inscriben en ese Registro, ¡te llevas los papeles y los presentas en otro distinto¡”.

Anécdotas de testamentos

Los testamentos dan siempre muchísimo juego.

A veces por esperar demasiado. En primer destino me contaban que hubo un Notario cambió de plaza despechado por el engaño de una familia que le había avisado en el último momento para que un paisano hiciera testamento. Dicen que en realidad el  paisano estaba muerto y que otro de la familia pasó por él, metiéndose en la cama y haciéndose el moribundo. ¿Evitará estas cosas el blockchain? #BlockchainNoEsUnNotario.

A veces por las malditas enfermedades degenerativas … Un marido se presenta en la notaría con la idea de que su mujer con una enfermedad mental avanzada cambie el testamento y le dice al Notario:

– ¿Y si rompo el testamento?

– Eso no le sirve de nada -dice el Notario.

-¿Que no me sirve? ¡Ya verás si me sirve! – concluye el marido.

Y vuelve a la carga:

– Y aunque mi mujer esté mal, ¿no puede hacer una excepción? Seguro que ella querría.

– Pues no -termina el Notario.

Esta otra me la contaba un compañero de promoción:

– Quería hacer testamento.

– ¿A quien quiere dejar sus bienes?

– A mi mismo.

– No puede – responde el Notario.

-¿Por? Pues me voy a otro Notario.

Cuentan que una Señora se presenta en una notaría y le dice al Notario:

– “Sr. Notario, se me ha aparecido mi hermano y me ha dicho que me quiso nombrar heredera”.

– Y el Notario le decía: “Señora, pues cuando se le aparezca otra vez, dígale a su hermano ¡que se me aparezca a mí!”.

Humor negro

Algunos preparamos oposiciones a notarías en la época del SI-DA, NO-DA. Los más pesimistas en nuestras filas decían:

“Es peor ser opositor que ser-opositivo”

Mercantil

– ¿Las personas jurídicas sienten dolor?

– Claro, no ves que tienen órganos.

Gracias de antemano y gracias a todos por vuestras aportaciones a este Chistes y Anécdotas III, especialmente a José Manuel Calabrús, Ana María Topmare, Pilar de la Fuente, José Carmelo Llopis, Fideirunner, Manu Cánovas, Diego Granados, Vitty Fanjul, Ana Sansi, Luis Fernández-Bravo, Antonio Cortés García y a Ferfer.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

4 comentarios

  1. Y el Notario le decía: “Señora, pues cuando se le aparezca otra vez, dígale a su hermano ¡que se me aparezca a mí!”.
    Grande jajajaaj…Si, si…otra entrega yá porfa !!!

    • Estimado Emiliano: No dejo de apuntar cada cosa que me sucede ni cada cosa que me cuentan. Ya tengo 4 o 5 para la siguiente, pero necesito más material. Me alegro de que le guste y gracias por el comentario. Saludos, Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

  2. Marta Patricia Pascua Ponce

    En mi primer destino: antes de venir a firmar la herencia, queremos que usted nos de un PORSUPUESTO.
    Yo:¡ por supuesto que le daré un presupuesto!

    • Querida Marta: En un par de días ya tengo otras cuatro anécdotas para el siguiente capítulo. Gracias por tu aportación, un abrazo. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario