Inicio / Nihil prius Fide / 200 posibles destinos para 85 nuevos notarios: Criterios para concursar
concurso notarías 2018

200 posibles destinos para 85 nuevos notarios: Criterios para concursar

He hablado de los concursos en un par de ocasiones (en este y en este otro post) que recuerde y ahora, mis ex opositores amigos, ya nuevos Notarios, me han pedido algún consejillo para concursar y la verdad es que me ha parecido interesante (y divertido), clarificador, frustrante, sorprendente y hasta algo bochornoso, hacerlo y ver qué criterios mueven a los que se informan buscando nuevo destino y sobre todo asomarme a los informes y valoraciones que les suministramos los que estamos ya en el ajo de este cuerpo nuestro a fin de clasificar con la fecha límite del 29 de Mayo, unos pocos más de 200 destinos que tienen sobre la mesa, teniendo en cuenta que ellos irán a lo que los que estamos ya dentro les dejemos ir y que, con casi absoluta seguridad, sobrarán algunas notarías.

Miedo

Como dice mi madre, “el miedo es libre”. Yo creo que es mucho mejor ir a lo seguro y no lo digo por el tema económico, lo digo porque lo importante ahora es APRENDER EL OFICIO y APRENDERLO BIEN y no creo que nadie me diga que el oficio se aprende bien estando rodeado de la máxima presión desde el minuto uno cuando uno no sabe hacer la O con un canuto, ¿o sí? Puede que sí, o que, como siempre defiendo, que no todos somos iguales y que unos sí estén capacitados para firmar un porrón de escrituras desde el primer día o mes ….

“No os llega”

Que no se fíe nadie. Esto (también) es la guerra. ¡Más madera¡ Las partidas de ajedrez se están jugando y tal vez te adelante por la izquierda uno que tiene mejor información (o mejor información privilegiada) que tú.

Buenísima, malísima (o todo lo contrario): El potencial

No hay mejor aliado que el Anuario de la DGRN. A tener en cuenta: número de instrumentos y folios, número de pólizas y número total de conceptos (cosa en la que muchos no se fijan) y entre los instrumentos, especial atención a contratos traslativos, tema hipotecario y hereditario.

Hay también muchas notarías con potencial, que no están bien explotadas o atendidas, que llevan tiempo sin titular y que pueden dar mucho mejor rendimiento del que dan. Aquí hay que arriesgar, tener buenos informantes, analizar bien las estadísticas y, después de todo, no tenerles tanto miedo que en un año nos descongelamos y nos podemos marchar a cualquier otro sitio. Conviene asegurarse de las informaciones recibidas para las “notarías mal atendidas”.

Mal comunicada (o no está tan mal comunicada) o muy bien comunicada…

Aquí el AVE, que nos clasifica a los españoles en ciudadanos de primera y segunda, es una cuestión a tener en cuenta. Los que tienen AVE no saben del privilegio que disfrutan frente al resto de los españolitos que seguimos tardando cinco horas en llegar a Madrid.

Una combinación a tener en cuenta sería la de mala pero cerca, aunque ojo si te quedas cerca porque luego no querrás irte lejos, así que mejor buena y lejos o no tan cerca pero no tan mala, a mi modo de ver. Lo dice uno que lleva atrapado diez años en la misma notaría y, en parte, por culpa de los informes irreales de los concursos. Dejémoslo ahí.

Primeras, segundas y terceras en los concursos

En mi primer concurso, las terceras (y únicas) fueron las primeras; el resto fueron todas para abajo. Básico, fundamental, indispensable, empezar tu formación en una notaría de tamaño más bien pequeño.

Carrera o clase

Irrelevante en el primer concurso. Si alguien está interesado en saber cómo funciona, aquí lo tiene.

Destino final

No parece buen criterio el de dejar aparcado el que uno quisiera que fuera su destino final por razón de que la plaza en cuestión esté ahora a nuestro alcance pero no sea el destino que nos convenga para empezar, ¿o sí? Es como si mi padre que siempre quiso jubilarse como Notario de La Coruña, hubiera puesto antes Friol (que es dónde fue) que La Coruña en su primer concurso, aunque lo cierto es que luego se jubiló a 1.012 kilómetros de La Coruña, así que tal vez el “destino final” acabe por no serlo…

Notaría única

La crisis ha dado lugar a que los veteranos nos quiten a los más jóvenes las notarías únicas que podrían llegarnos con nuestra antigüedad, pero son las reglas del juego y no queda otra que aceptarlas. Muchos jóvenes han ingresado en los últimos años a lo grande y en localidades grandes. Muchos no serán nunca Notarios de pueblo o tal vez sí, puesto que se está volviendo al campo en muchas ocasiones como consecuencia de los resbalones concursales en que incurre.

Lo cierto es que estar solo tiene grandes ventajas, aunque otros lo vean como un gran inconveniente. Principalmente será cuestión de preferencias, pero el criterio de la notaría única es sin duda uno de los grandes en todos los concursos y en el primero en el que uno participa más que ningún otro … si exceptuamos el criterio que viene ahora …

Convenio sí o convenio no (incluidos los C.A.R.)

¡Qué extraordinario interés en convenirse¡ Yo no tengo ninguno, así que debo ser un rarito. Siempre digo que solo me convendría con mi hermana y, por supuesto, de los C.A.R. que ni me hablen que me sacan de mis casillas.

Dice un gran amigo Notario que los convenios son como los matrimonios sin sexo. Un matrimonio sin sexo es una cosa bastante rara, ergo un convenio tiene también que serlo. No obstante lo cual, convenirse es la gran panacea (al parecer). Por no hablar de convenios desigualitarios económicamente, comprensibles en muchos casos claro está, o de ser el Notario titular o el suplente, que haberlos haylos y de todo hay en la viña del Señor.

Artículo 42

El Notario deberá residir en el lugar en que esté demarcada su Notaría.

Los Notarios deberán tener su despacho u oficina en el punto de su residencia, en condiciones adecuadas y decorosas para el ejercicio de su Ministerio, teniendo allí centralizada la documentación general y particular que se les confíe.

Se prohíbe a los Notarios tener más de un despacho u oficina en la población de residencia ni en otra de su distrito; no obstante, la Junta Directiva podrá autorizar algún despacho auxiliar en población distinta de aquella en que estuviere demarcada la Notaría, si lo aconsejan las necesidades del servicio.

No podrá haber más de un despacho notarial en un mismo edificio, salvo autorización de la Junta Directiva del Colegio, oídos los Notarios que con anterioridad tengan establecido su despacho en aquél. También se exigirá autorización de la Junta para que un Notario establezca su despacho u oficina en el mismo edificio en que haya tenido instalado su despacho otro Notario, a menos de haber transcurrido tres años o tratarse de población donde exista demarcada una sola Notaría.

Para que un mismo local actúe más de un Notario se requerirá, inexcusablemente, autorización de Junta Directiva, que solo podrá concederla si se dan las condiciones necesarias para asegurar el respeto al principio de libre elección de Notario por el público, atendidas las circunstancias de la población y el número de Notarios existentes en la misma. En todo caso, no podrá concederse esta autorización en los distritos que cuenten con menos de cinco plazas de notarios. En los distritos que cuenten con más de cinco plazas de notarios, el número de notarías abiertas no podrá ser inferior a los dos tercios de las plazas demarcadas.

Las autorizaciones que se concedan deberán expresar, como mínimo, las condiciones relativas a la utilización del local único y a la instalación de los respectivos despachos, así como a las consecuencias de su incumplimiento y las previsiones relativas al cese, por cualquier causa, de alguno de los Notarios autorizados. La autorización por si sola no afectará a los contratos de trabajo de cada Notario con sus empleados.

En ningún caso podrán las Juntas Directivas conceder autorización para que dos o más Notarios tengan su despacho, separadamente, en un mismo edificio o para poder actuar en un mismo local, cuando lo pretendan todos los Notarios de la población.

Las Juntas Directivas podrán modificar e incluso revocar las autorizaciones concedidas en los casos de alteración de las circunstancias tenidas en cuenta al concederlas y en los de incumplimiento de las condiciones establecidas, así como dirimir, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 314 y 327 de este Reglamento, las cuestiones que se susciten entre los Notarios interesados.

Las decisiones de las Juntas Directivas concediendo, denegando, modificando o revocando las autorizaciones a que este artículo se refiere y resolviendo las dudas o las quejas que en esta materia se produzcan serán inmediatamente ejecutivas, sin perjuicio de que contra ellas puedan interponerse los recursos procedentes conforme al artículo 334 de este Reglamento.

O hacemos algo sobre los C.A.R. o que directamente modifiquen el Artículo. Se ruega que los afectados gasten un poquito más de pudor en sus manifestaciones y en sus publicitaciones …. y por sí soy demasiado sutil la A es de Anti y la R de Reglamentario.

“Nunca lo había pensado, y en el poco tiempo que llevo de Notario había asumido que esas plazas C.A.R. eran paradisíacas, así que me das otra perspectiva, me han dicho recientemente.

concurso notarial

 

Cataluña

Puede que en las circunstancias actuales los concursantes puedan sentir un cierto temor a las notarías catalanas. Yo diría que tras el desconcierto inicial, las cosas están tranquilas y que cada uno habrá de tomar su decisión. Es una realidad que no puede desconocerse y el ámbito notarial (como en el funcionarial en general) no va a ser una excepción.

Los empleados

Otro criterio fundamental, pero fundamental de verdad como el de la notaría única y no como el de los convenios.

A mi me parece prioritario tener a alguien. Tan fundamental como batirse el cobre en tu primer destino y no abandonarse al Pepe, ¿hay algo?”. Hay que aprender a hacerlo todo y cuando se sepa, delegar hasta donde sea conveniente. Creo que empezar en una notaría estando solo resulta complicado, pero ojo que hay mucha gente del sector en el paro y existen empresas como Nowain que está especializada en recursos humanos en nuestro sector. Hoy mismo me ha escrito una persona interesada en trabajar en una notaría. Existen unas cuantas notarías del tipo “te lo haces todo tú” en este concurso. Y cuidado con la familia y los amigos en el trabajo

Por otra parte, hablar de experiencia, de honradez, “de oficial de toda la vida”, “de que conoce a todo el pueblo”, “de que la gente pregunta por él o quiere verlo a él o ella”, son argumentos de extraordinario valor. Yo he tenido uno y tengo a otro empleado (oficiales, odio la palabra matricero) de estas características.

En el ámbito de los empleados es importante considerar sus salarios y también su forma de retribución en el caso de que la información esté disponible, sin olvidar que no somos los únicos que tenemos opción y derecho de ganar dinero.

Conviene tener cuidado con el personal imprescindible, puesto que como decía un viejo Notario: “Las cunetas están llenas de imprescindibles”. Aquí nadie, pero nadie, es imprescindible, aunque evidentemente cargarse a un imprescindible, pueda acarrear consecuencias.

El tema indemnizatorio de los empleados de notarías, no debe preocupar a los nuevos, puesto que una no contratación (no es un despido, recordemos) no tiene consecuencias para el nuevo Notario titular. Las tiene para el antiguo. Se trata de una materia fundamental en los concursos de los que ya estamos dentro, pero, en absoluto, para los compañeros que ahora ingresan.

Un dato: En mi primera notaría acabé haciendo el 40% de las escrituras; en la segunda el 60%; ahora no hago casi ninguna, aunque las sé hacer todas.

Los gastos/ingresos

Fundamentales también los ingresos, pero no menos que los gastos. Cuidado con el personal, la Seguridad Social, los alquileres y los programas de gestión informática, que con Ancert y el Colegio Notarial constituyen el grueso de los que principalmente se han de tener en cuenta. Los gastos de instalación no pueden desdeñarse, puesto que no es lo mismo ir con el boli (frase también de mi madre) que ir a una notaría de nueva demarcación o desierta desde hace quince años como Puente de Domingo Flórez que creo que ostenta el récord en este momento, pues su último titular fue un compañero de promoción.

Los pueblos inhóspitos

No diré el que suele llevarse la palma en esta clasificación, pero algunos pueblos que tienen grandes notarías suelen sufrir este sambenito, haciendo que no siempre se las lleven los mejor posicionados, sino los más aventureros y despreocupados con este tipo de cosas.

Notaría de entrada

Efectivamente hay plazas que tradicionalmente son para los nuevos y entre ellas hay pueblos preciosos (digamos, por ejemplo, Albarracín) y notarías que no están nada mal para unos comienzos (de nuevo Albarracín, por no poner más ejemplos). Es un buen calificativo, siempre que no venga unido a “de congrua” o expresiones que indiquen ruina o similar.

No obstante, muy, muy pocas notarías pueden ser clasificadas en ese grupo de las ruinosas a mi modo de ver. Se trata de notarías de toda la vida, que se mantienen por razones de servicio público, a cuyos pueblos no se les puede privar de su notaría y que proporcionan unos ingresos módicos pero dignos, aunque cueste un poquito de tiempo situarlas en el mapa y engrasar sus mecanismos después de largos periodos de vacancia.

Problemas/desaconsejadas

Debidamente contrastadas las informaciones, las notarías con problemas deberían ser (lo fueron para mi), como la peste. No creo que merezca la pena correr riesgos.

Competencia

La competencia es buena y no hay que temerla, es uno de los pilares de nuestra función. Competencia y libertad de elección de Notario, aunque la competencia puede asfixiar en zonas donde haya notarías por doquier. Debe contrastarse bien la información con las estadísticas disponibles con el fin de evitar seguir un criterio dirigido a evitar tenerla. Hay tarta para todos, para los que trabajen de una manera y para los que lo hagan de otra. No hay problema, lo importante es utilizar las armas reglamentarias y dejar a la gente que elija donde quiere ir a firmar.

Notarías a la baja

Existen. Es cierto. Zonas que se están despoblando, zonas en las que las actividades tradicionales o fundamentales están a la baja, lo que no significa que no pueda irse a ellas de ninguna manera.

Islas

Yo he sido Notario en Menorca. Me imaginé todo el día en bañador y no me creí a mi madre cuando me dijo al dejar Mondoñedo: “Te vas más lejos”. Creo que el asunto en este caso, sí que es cuestión de tamaño. Lo fundamental es el tamaño de la isla pues no es lo mismo la grande que la pequeña y las comunicaciones con la casa de uno. A partir de ahí, tan fantástica opción como cualquier otra de la península.

Sin información

Mucho cuidado con ir desinformado. No va a pasar nada, pero ¿por qué empezar mal si lo puedes hacer regular o bien?

Tejemanejes

Me parece muy bien que alguien quiera convenirse con alguien por la razón que sea, pero cuando comporta un engaño para un compañero, no sé si me parece tan bien. La cara de tonto que se te queda en esos casos es muy considerable y los doy convenio, o no lo doy o ya no quiero convenio, cuando luego es todo lo contrario y no lo das o lo das o lo das a otro, son bastante desagradables.

Las sustituciones

No creo que pueda concursarse pensando en que te caiga la sustitución de otra notaría, pero si el criterio sale a colación, debe tenerse en cuenta sin duda alguna. Yo no he sustituido nunca, aunque sí abrí tras la anterior Demarcación la notaría de Alaior que me proporcionó unos interesantes extras durante unos meses.

Desiertas

No es una buena práctica poner en bloque las desiertas al final. Cuidado que hay patitos feos que no los son tanto o no lo son en absoluto.

Y termino con los del “por aquí no vengas”

“Dice que se lo va a poner difícil al que vaya”.  Me parece una desfachatez considerable hacer esta clase de advertencias (y encima a los recién llegados … vaya ejemplo … ) más propias de pistoleros del Oeste que de alguien que tiene el título de Notario. Luego nos quejamos de que tal cosa, de que tal otra, de que como está el mundo, es que la sociedad va a peor, de que el sistema actual es insostenible, de tantas y tantas cosas, de que Ancert nos cobra o de que nuestros dirigentes no hacen nada o poco.

¿Que se lo va a poner difícil al que vaya? Esto me trae a la cabeza a uno de mi promoción al que le pasaba lo mismo y sigue allí quince años después. Se ve que no es tan fácil ponerlo difícil cuando el que llega no se amilana. Habiendo algo más de 200 notarías, no voy a recomendar a nadie ir de gallito, pero cuando es mi pueblo, el de al lado, el próximo o el que me interesa, o el que me toca, que nadie se asuste cuando le toque a él esta o estas notarías, pues no pasará nada.

Termino con un par de bromas que bien servirían para mi sección de Chistes y Anécdotas.

La primera se refiere a una notaría catalana respecto de la que se informa:

Por lo visto muy buena Berga (3ª). No es única.

La segunda parece informar del nombre de un garito de música infernal y copas, pero no es más que el nombre de otro pueblo con notaría vacante:

Zona radical.

Espero no ocasionar demasiados borrones en las instancias. Suerte a todos y bienvenidos al cuerpo.

Hasta otra, un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario