Inicio / Nihil prius Manducare / Comiendo en casa / Salmorejo cordobés al estilo “Basconfer”

Salmorejo cordobés al estilo “Basconfer”

¿Que no saben qué es Basconfer?

Pues ahora ya lo saben.

Conozco a Marina de Basconfer hace unos quince años, casi desde que empecé como Notario, allá en mi primer destino. Desde entonces he tenido la oportunidad de hablar con ella (siempre por teléfono) en unas cuantas ocasiones y teníamos pendiente (ya que conoce mi blog y le gusta) que me pasara la receta del salmorejo cordobés. Ayer lo hizo. Mientras ella me contaba, yo tomaba mis notas, cada uno a su aire.

Para hacer el salmorejo Basconfer, hace falta un kilo de tomates de pera, de esos larguitos, bien maduritos. Son los mejores dice Marina. El “arrugadillo”, ese que es feo pero muy bueno de sabor, también sirve.

Salmorejo "Basconfer"

Harán falta también 200 gramos de pan (preferentemente) duro, con un poco de remojo en agua y escurrido.

Aparte habremos cocido un par de huevos y preparado los taquitos de jamón que se utilizan como decoración, para poner “porcima” como me ha dicho Marina con ese suave acento de los cordobeses. Además el huevo y el jamón le darán consistencia al plato. Marina aprovecha el agua de la cocción del huevo para introducir los tomates y conseguir así que se pelen con total facilidad. Ella los pela, pero no todo el mundo lo hace. Ya le he dicho que esta es su receta y que si se tienen que pelar, se pelarán. En el agua de los huevos, el tomate “se pela de momento”, que supongo que quiere decir que se pela muy rápido.

Añadiremos un poco de sal y medio diente de ajo o un poco más si el diente es pequeño y quitándole el germen para que no nos repita luego.

Los tomates de pera, los mejores para el salmorejo

Finalmente llega el aceite: unos 160 mililitros de aceite (el equivalente a medio vaso de agua). Por supuesto de oliva y para Marina y en general para los del Sur, sin filtrar, de ese pesado, casi verde, sin refinar, de primer prensado. Comprende Marina que a muchos les pueda parecer un exceso de sabor, pero yo no lo creo. Ella, por supuesto, tampoco.

Después, todo junto, va a la batidora. Lo batimos, lo decoramos con el huevo y el jamón y listo para comer.

Gracias Marina y gracias a Basconfer. A ver si siguen adelante nuestras relaciones profesionales, porque la cosa pinta muy bien y le vamos a poner mucha ilusión al proyecto. De hecho, la cosa pinta tan bien como su salmorejo.

Unas semanas después lo hice

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. Tiene una pinta fantástica. Este finde lo probaré. Gracias!!

    • Querida Marta:
      Puede que yo también lo haga¡ Gracias por la participación y el comentario. Un abrazo. Justito El Notario

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario