Inicio / Nihil prius Fide / Reducciones fiscales por discapacidad en TPO y AJD
discapacidad justito

Reducciones fiscales por discapacidad en TPO y AJD

Hace un par de días estaba corrigiendo una compraventa y una posterior hipoteca unilateral en la que el comprador y deudor era un chico ciego. Su discapacidad podía reportarle algunas reducciones fiscales.

Jose ha negociado su hipoteca por teléfono e internet, contando en internet con la ayuda de un familiar. Por lo visto nadie le ha informado de que tiene derecho a reducciones en el tipo de gravamen de los Impuestos de Transmisiones Patrimoniales Onerosas y de Actos Jurídicos Documentados. El primero es el aplicable a la compraventa de vivienda usada y está en el 10% del precio (4% en el caso de minusvalías como la de Jose) y el segundo es el aplicable para la constitución de hipotecas y está en el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria total (0,1% en el caso de Jose).

Me resulta raro, rarísimo, que no le hayan preguntado a Jose su profesión y que al decir que era vendedor de la O.N.C.E. nadie haya reparado en que podía tener derecho a esas reducciones. También es raro que él no haya preguntado por ellas y que el oficial de mi plantilla que ha preparado la escritura tampoco haya caído en esta circunstancia. Ya solo quedaba yo para parar el disparo de Hacienda y lo he parado…

discapacidad notaría

Este es el resultado de la discapacidad en este caso

De tener que pagar 6.000 euros por la compraventa y 1.395 euros por la hipoteca, es decir, 7.395 euros, Jose pasará a pagar 2.400 euros y 93 euros, respectivamente, es decir, 2.493 euros en total, es decir, 4.902 euros de ahorro fiscal, 4.902 euros menos. ¿De cuantos meses de nómina hablamos?, y lo que es aún peor ¿de cuantos meses  de ahorro de Jose estamos hablando?

Lo siento por el que opine de otro modo (a pesar de que pueda tener sus razones): pero esto SÍ es cosa mía, aunque todos debamos informarnos mejor con nuestros Asesores, Abogados o Notarios para evitar esta clase de situaciones. El logro se lo apunta Jose en su haber (en su cuenta corriente), y yo en el mío, aunque ahora toca insistir a mis oficiales para que lo recuerden al tiempo de la entrega de la copia a la gestoría, que creo que ya ha sido avisada y esperemos que no cometa ningún error en la liquidación.

No vayáis a pensar que la reacción de Jose, de los vendedores, o del gestor bancario fue extraordinaria. ¡Qué va¡ Lo curioso es que la gente entiende que esto forma parte de nuestro trabajo y para mí, desde luego, que es así, aunque reconozco que me hubiera gustado algún comentario más efusivo de los presentes. Hablamos, redondeando, de 5.000 euros. 

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario