Inicio / Nihil prius Fide / “Mr. Robot” y “los Notartics”

“Mr. Robot” y “los Notartics”

Los Notarios Tics, los Notartics son fanáticos seguidores de Mr. Robot” y yo que me suscribí hace poco a Movistar Fusión + tras años de ver la tele más básica (poca tele veía, en realidad), me he puesto a verla “en diagonal”. Quien realmente la ve es mi mujer y yo miro de reojo, aunque parece que me estoy animando a verla yo también.

De reojo, creo que hay un tío que se droga y que no sé en qué otros líos anda metido, aunque me parece que es un hacker.

Ayer una escena me hizo dejar de mirar de reojo y pasar a hacerlo directamente.

En ella se encuentran dos parejas que están cenando en casa de una de ellas. Tras la cena se acomodan en los sofás y uno habla con la mujer del otro y viceversa. Uno de los hombres entiende de vinos y le está dando explicaciones a la mujer del contrario que se interesa por el tema. El hombre le enseña la que considera su posesión más preciada que es una botella de vino que, por cierto, tiene allí mismo y al lado de la chimenea. Parece que los guionistas y los decoradores son los que no entienden mucho de vino.

mr-robot-1-justito

Mientras esos dos charlan, el otro hombre, acercándose al oído de la otra señora, le susurra “¿cómo aguantas al imbécil de tu marido?”. La señora se molesta mucho, pero sin que los otros se den cuenta de lo que sucede. Puede deducirse que el marido es realmente un imbécil aunque todos tenderíamos a defender a nuestros imbéciles familiares respectivos en esa misma situación. Así que, molesta, se levanta y se va.

La siguiente escena se desarrolla en un amplio y bonito cuarto de baño al que la ofendida se ha ido a hacer pis. Nos aparece sentada en el váter con las bragas, negras como su vestido, por los tobillos. El escote en V y los hombros descubiertos.

Al poco, la puerta se abre y aunque ella exclama “¡ocupado¡”, alguien entra. Es el marido de la otra mujer. Ella no le echa, no le pide que se vaya, ni se altera excesivamente, solo le dice “¿pero qué haces?” Él se coloca justo enfrente, de pie, callado, mirándola y a una cierta distancia en el enorme cuarto de baño, ni muy cerca, pero ni mucho menos lejos, con la entrepierna a la altura de la cabeza de ella. La mira de manera extraña.

mr-robot-4-justito

Segundos después, ella desliza el culo hacia delante y abre un poco las piernas. Él solo le dice: “he pasado una velada estupenda, gracias por invitarnos” y se marcha. Ella cierra las piernas, vuelve las nalgas a donde estaban, apoya los codos en los muslos y las manos en el mentón.

robot notartic justito

Creo que voy a seguir viendo “Mr. Robot”; puede que no sea por las mismas razones que mis queridos Notartics, aunque tras la celebración (del 4 al 6 de Noviembre de 2016 en Sevilla) de las I Jornadas de Derecho Digital Notartic he cambiado de opinión y seguiré viéndola por las mismas razones que mis aventajados compañeros.

notartic-justito

 

De Mr. Robot a las I Jornadas de Derecho Digital Notartic

Pocos días antes de Notartic, coincidí en una boda con dos veteranos compañeros que andaban cerca, hacia arriba o hacia abajo, de los 60 años. Sabían de la celebración de las Jornadas, pero no les vi animados a asistir. Creían que la materia les superaba y que no iban a enterarse de nada por lo que asistir sería una pérdida de tiempo pues volverían a sus casas igual que habían llegado. Ellos decían “¡lo que queremos son cursillos¡, para aprender cosas más elementales e ir pasando luego a otras más complejas”.

Comparto (en parte) la visión de estos veteranos compañeros. Yo me estoy acercando a los 50 años y hace cuatro años cuando entré en Twitter y empecé a tratarme con los Notartics, léase (entre otros), con Paco Rosales, Carmelo Llopis, Javier González Granado o Luis Fernández-Bravo, los cuatro participantes en las Jornadas, me sonaba a chino absolutamente todo lo que hablaban y tres años después ya no es así. Oigo hablar con cierta naturalidad de bitcoin, blockchain, DLT, forks, tokens, inteligencia artificial, actas de webs y de Whatsapp, de identidad digital (que es el tema de la mesa redonda que yo moderé), de crowfunding, de escrow, de matrices en la nube, de securizar, de notarizar y de muchas cosas más de las que poco sé, pero que sé que existen y de las que sé mucho más desde que regresé de Notartic. Tal vez ahora soy un Notartic 1.1….

Se trataba de evolucionar puesto que si siempre utilizáramos el mismo argumento, seguiríamos permanente igual, seguiríamos estancados. Demos otro pasito, ¿un Notartic 2?, y démoslo un buen numero de Notarios para que el paso sea de gigante para el Notariado, que estas cuestiones digitales no sean cosa de cuatro visionarios que no tienen los pies en el suelo, sigamos avanzando. La excusa de que no nos explican, no nos ayudan y otras similares quedó muy debilitada tras la celebración de Notartic.

¿Notartic tendrá continuidad?

Espero que sí tras el éxito de la primera convocatoria, que contó con el respaldo del Consejo General del Notariado, del Colegio Notarial de Andalucía, de la Universidad de Sevilla y de Ancert y el Premio Enatic a la Innovación Digital al que os he enlazado. 

El futuro es DIGITAL, el futuro es NOTARTIC

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario @justitonotario


 

Deja un comentario