Inicio / Nihil prius Fide / El Notario de “confianza” de Urdangarín: “Un espectador de excepción”

El Notario de “confianza” de Urdangarín: “Un espectador de excepción”

Por razones de urgencia, rompo la disciplina de mi blog, saco hoy este post escrito ayer mismo y dejo para mañana la aburrida Doctrina Jurisprudencial que tocaba sacar hoy. Estoy seguro de que una lectura más sosegada me permitiría ampliar los diez puntos que destaco de la sin par entrevista que publicó ayer El Mundo al que ellos mismos llaman Notario de confianza de Iñaki Urdangarín.

  1. Espectador de excepción. Es la primera noticia que tengo de que los Notarios seamos los espectadores (de excepción dice) en las escrituras. Tal vez es que alguno se sienta así. Bueno, supongo que será mejor ser espectador de excepción que convidado de piedra.
  2. Constituyó la sociedad Aizoon. Bueno, autorizó la constitución que no es lo mismo. Los otorgantes otorgan, el Notario autoriza.
  3. No estoy sujeto al secreto profesional ante un juez de instrucción. Mi obligación era declarar diciendo la verdad. Pero ante un periodista tal vez sí que esté sujeto al secreto, ¿o la entrevista se justifica en su integridad porque todo lo que cuenta está en el sumario del juicio? ¡Cuidado que este hombre cuenta incluso aquello que no está obligado a contar y que no debe contar porque es secreto¡
  4. El Administrador (Urdangarín) de la sociedad debía figurar el primero. Es la primera vez en veinte años de profesión que no figuraba primero el Administrador (Urdangarín). Este asunto me recuerda aquello que le decía la Señora Gump a su hijo Forrest. Conforme a ese tradicional, básico y obligatorio super-criterio, yo debo haber hecho cientos de escrituras mal. No sé en qué parte de la Ley de Sociedades de Capital, del Reglamento del Registro Mercantil o del Reglamento Notarial se establece tal obligación de poner primero a los administradores que, además, podrían no comparecer en la constitución de la sociedad y aceptar el cargo en otro momento.
  5. No aceptamos otro orden y si no aceptas, nos vamos a otro Notario. Y parece ser que aceptó …
  6. No te metas y limítate a hacer tu trabajo. ¿Cuál es su trabajo? Hacer lo que no hizo, es decir, decir que NO.
  7. Los trabajadores de las notarías se cansaban de poner dígitos cuando se vendía un trozo de tierra pequeño y para engañar al ordenador metían el 14Z. La Administración Tributaria en vez de decir que había sido un error de las notarías, lo ocultó. El error del 14 (nada de 14Z) ha sido siempre muy mal explicado (y muy mal entendido, pues cuando lo explicas, no te creen … ¡cómo va a ser eso¡ …. ¡algo más habrá¡). En la explicación de la entrevista los malos son los empleados de notarías y no creo que les haga mucha gracia que se les echen las culpas a ellos (la culpa es siempre del jefe). Amigo mío, cómo se nota que no tiene ni idea del trabajo menor de la notaría. ¿A los trozos grandes sí les ponían el DNI completo? ¿el error está asociado a las compraventas rústicas de trozos pequeños? ¿engañaban al ordenador? ¿solo era con el número 14? ¿y todo por no introducir 6 dígitos más?, ¡pero si yo pongo ceros delante cuando el número es inferior a diez millones¡ En ocasiones, y esta sí que es una explicación, las notarías tenemos que proporcionar DNIS que no tenemos, por ejemplo, de sujetos fallecidos hace décadas o en tiempos en los que ni siquiera existía el DNI, o de deudores hipotecarios a los que se les cancela una vieja hipoteca u otra carga, por poner un par o tres de ejemplos usuales. Ante esa circunstancia los programas informáticos asignan un número (no aleatorio sino secuencial) empezando por el uno en todas y cada una de las notarías españolas. La primera vez que sucede en cada notaría será asignado el número 1, la siguiente el número 2, y así hasta donde llegues con ese mismo programa informático y en esa notaría, o en otra notaría si te trasladas y continúas con el mismo programa siguiendo la secuencia del anterior titular de tu nueva notaría, pues si no continúas con el programa del anterior empezarás otra vez desde el 1 (como ocurriría si cambias de programa en tu notaría actual). Ese número, que no lleva letra (con lo que el “compañero” yerra de nuevo) es el causante de la confusión. El 14 ha sido informado (siempre ASOCIADO A UN NOMBRE y unos apellidos que no eran los de la Infanta) desde muchas notarías como partícipe en diversas (muchas, puede que cientos de operaciones) causando (sin tener nada que ver con ella) todo este follón en aquel momento y con aquellas operaciones que fueron relacionadas con la Infanta. Supongo que con el número 13, que debe ser el de la Infanta Elena podría haber pasado exactamente lo mismo o con el número 1 que debe ser el de Franco y el que, sin duda, habrá sido más veces informado en estos casos. Se trata pues de números sueltos sin letra, nunca con letra, que en todo caso podrían confundirse con un DNI, pero nunca con un NIF. Es un error garrafal de la administración que, en mi opinión, pudo haberse explicado perfectamente pues se sabía perfectamente como se funciona en estos casos por exigencia del propio sistema y fallo del propio sistema. Nunca entendí, ni entenderé, porqué no se explicó bien.
  8. Me dijo que si la Infanta preguntaba cómo se pagaría le dijese que La Caixa ya había dado su autorización. Le contesté que si ella me preguntaba le diría lo que pensaba. Ojo, solo lo diría si le preguntaba, si no preguntaba no le diría nada. Esto también parece que lo aceptó.
  9. ¿Hizo más operaciones con el matrimonio? Hice su testamento, que hubo que repetir porque no se hizo lo que quería Iñaki Urdangarín  No puedo dar detalles, en eso sí me obliga el secreto profesional. ¿Y qué se hizo? ¿Lo que quiso la Infanta? Uy, ¿y el secreto profesional y el del protocolo? Me temo que no solo no se puede decir el contenido del testamento, tampoco se puede decir que alguien ha otorgado testamento. El secreto del protocolo y el secreto profesional se han vulnerado diciendo lo que ha dicho este “compañero”. Ahora lo sabe toda España. No se puede ser un cotilla o un bocazas cuando se es Notario de profesión.
  10. Tejeiro me intentó colar firmas falsas de Iñaki Urdangarín para las cuentas anuales. Le dije que no aceptaba, se fue a otro Notario y se las coló. Hice peritar las firmas y el autor era Tejeiro. Muy bonito, las culpas a otro (tercera vez en la entrevista). ¿Y cómo sabe que se las coló? ¿Y cómo peritó las firmas falsas?, ¿se guardó una copia? ¿y se dedica a investigar a sus clientes actuando como detective privado? Por cierto, ya que nos ha contado todo con pelos y señales, ¿nos podía decir si informó de todo este embrollo a la OCP?

urdangarin notario confianza

Bochornoso, indecente, hay que desmarcarse rápidamente de “compañeros” como este.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

12 comentarios

  1. Josep Maria garcis

    Hola Justito El Notario. Me parece bien todo lo que cuelgas on line siempre y cuando no te refugios con un pseudonimo y tras las redes sociales. ¿QUE TE PARECE SI TE IDENTIFICAS CON TU NOMBRE Y APELLIDOS? Que valiente reprochar la conducta de un compañero tras la máscara del anonimato.
    Josep Ma García Gonzalez
    Jurista

    • Buenos días:
      Si supieras algo de este mundillo, sabrías que en la propia web existe una cosa que se llama “Aviso Legal” en el que están todos mis datos.
      Así que sí, soy algo valiente y de anonimato nada de nada.
      Al margen, en el mundo notarial creo que todo el mundo sabe quien soy. Pero, si te interesa, puedes verlo tu mismo.
      Saludos, Justito El Notario.

  2. Felicidades por la valentía, y en ulterior artículo o como anexo a éste, sería bueno desarrollar la gran falta de profesionalidad al dar fe de actuaciones ilícitas. Si la infanta no estaba informada, ya constituye una falta, que debió subsanar. Si buscaban alterar la legalidad, también era una falta.

    No he leído ni estoy informada de las declaraciones del notario, ni de l’affair infanta-Urdangarín; pero qué duda cabe que el colectivo notarial ha quedado ensuciado, y es de recibo que realicen estos artículos divulgarivos y de repulsa.

    Adelante!

    • Buenos días Marta:
      La entrevista está enlazada al principio de mi post.
      NO calificará en mayor medida las conductas y espero que sirva para que los mecanismos disciplinarios se accionen y para que las ovejas negras y los indeseables queden significados y apartados del resto del colectivo que no hace “ese tipo de cosas”.
      Gracias, saludos, Justito El Notario.

  3. Luis E. Mayorga Alcázar

    Como bien sabes Justito, esto de las redes sociales no son mi fuerte, pero en esta ocasión no tengo más remedio que intervenir.

    Hay que tirar de hemeroteca internacional y remontarse al siglo pasado para encontrar una actuación tan patosa y desafortunada como la que ha cometido este mal llamado “compañero”.

    Después de leer las “bacinerías” (en manchego cotilleo desafortunado y con mala leche) incontroladas del interfecto, impropias de cualquier persona razonable y mucho más de un servidor público, no solo puedo suscribir una por una todas y cada una de las consideraciones de tu articulo y de los post, sino expresar también mi sorpresa por la inexplicable pasividad del colegio notarial de Cataluña, del Consejo General del Notariado y del Ministerio de Justicia.
    Con este breve comentario quiero significar y subrayar con las mayúsculas del NOTARIADO y con la negrita del cabreo cósmico que tengo, que este “compañero” no representa de modo alguno el sentir, la ética, la profesionalidad y el saber hacer del notariado español, muy por encima de la conducta de dudosa moralidad y legalidad del fedatario bacín.
    Un fuerte abrazo Justito para ti y para toda la gente decente que aún queda en esta bendita profesión.

  4. F. Javier Oñate Cuadros

    Magnífico comentario, que suscribo plenamente en todos sus términos.

    También me solidarizo, en sus propios términos, con el contenido esencial de los comentarios.

    Tiempo tarda el CGN en emitir un comunicado de prensa instando al Colegio notarial competente a la apertura de un expediente disciplinario y/o el ejercicio de acciones civiles y penales por denigración al conjunto de la profesión notarial.

    • Querido Javier:
      Se agradece el apoyo, pues no resulta fácil significarse y sé que tu lo haces con este comentario y con el de ayer en Linkedin.
      Otra vez más estamos de acuerdo tu y yo en algo. La verdad es que la respuesta al post ha sido sensacional. Creo que ha tenido mucha difusión y que nos estamos apartando del mal corporativismo y de la oveja negra. Un abrazo, Justito El Notario.

  5. Perdona que no comparta esta vez tu artículo, pues no quiero darle publicidad alguna: ni al medio, ni al individuo que ha hecho esas manifestaciones (yo desde luego no voy a usar la palabra compañero -como mucho la de persona que ejerce mi profesión)

    Simplemente me quedan dos dudas (aparte de una profundísima indignación ante la falta de reacción de los representantes del notariado -no se por qué no son capaces de hacer unos comentarios a vuela pluma, igual que tu-)

    La primera, tiene que ver con la manifestación de que el notario no tiene secreto profesional; y en ella (aparte de que igual hablamos de alguien que no tiene secretos, por no ser profesional; o que claramente la ley y el reglamento notarial dicen que los notarios son profesionales del derecho) me gustaría recordar dos artículos del código penal (no siendo penalista, desconozco si son o no aplicables al caso):

    a) De un lado:

    Artículo 199

    1. El que revelare secretos ajenos, de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus relaciones laborales, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

    2. El profesional que, con incumplimiento de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para dicha profesión por tiempo de dos a seis años.

    b) De otro:

    Artículo 408

    La autoridad o funcionario que, faltando a la obligación de su cargo, dejare intencionadamente de promover la persecución de los delitos de que tenga noticia o de sus responsables, incurrirá en la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años.

    Finalmente una reflexión, y es que hay quien debería ir a la escuela para aprender a lograr notoriedad. El ciudadano acude al despacho de un notario con confianza, y desde luego como ciudadano lo último que tendría es confianza en quien he ufana en medios de comunicación de lo que ha sucedido en su despacho, y más si lo que han sucedido son hechos como los que provocan esta noticia.

    • Estimada Señora: No tengo conocimientos de Derecho Penal, pero si sentido común en mucha mayor dosis que el “compañero” de marras. Llamele colega, compañero, afín o lo que quiera, pero desgraciadamente lo es aunque sea un desprestigio para todo el gremio. Yo sí que lo compartiría si lo hubiera escrito usted …. que lo sepa ;)))
      Saludos, Justito El Notario.

      • Comprenderá que como responsable de una cuenta como la mía, no puedo compartir nada que no sea si la corbata del notario ha de hacer juego con los calcetines o si al tomar te con pastas hay que levantar el dedo índice o el pulgar.

        Lo que espero es que conforme al artículo 4.5 del estatuto del ministerio fiscal, y ante la falta de reacción de algunos, sean otros quienes tomen la iniciativa y recaben información sobre estas declaraciones http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/l50-1981.t1.html#a4

        Lo cierto es que a veces me pregunto si un silencio se considera como complicidad o como cobardía; por lo que sólo me queda su valentía, por dar la cara por una más que digna profesión.

        • Estimada Señora:
          Creo que sabe usted perfectamente (o lo intuye como mínimo) lo difícil que resulta significarse pero una vez que lo haces, te quedas pero que muy satisfecho. Gracias, saludos, Justito El Notario.

Deja un comentario