Inicio / Nihil prius Fide / Actitud para aprobar la oposición
actitud justito

Actitud para aprobar la oposición

Hace un tiempo escribí un post que se titulaba “Empezar a opositar a los 34”. En él contaba la historia de Bancaria y la de Predestinado. Ayer tuve noticias vía e-mail de Bancaria. Tenía un asunto notarial que tratar conmigo y de paso aprovechamos para hablar un poco sobre cómo le iba la oposición.

Le mandé enlace al post en el que contaba la historia de su oposición

Bancaria: He leído el post. Espero que la historia acabe positivamente.

La oposición la llevo, voy estudiando 6-7 horas al día y empiezo a pensar que todas las mañanas son iguales, incluso los sábados y domingos.

La semana pasada, casi 3 meses intensivos después, tuve mi primer bajón. Me sentía rara y me estuve analizando. He cambiado hábitos de 13 años en 3 meses y de forma tan radical, que no me había parado a pensar en ello.

Me puse a trabajar el segundo año de carrera (19 años) y desde ese momento no he parado.

Con 22 entré en el Banco, 9 años fuera de casa viniendo solo el fin de semana y el último año de la década pudiendo dormir en casa a diario.

Cada mañana hablando con tanta gente, tantas historias, tanto “taladro”, como digo yo, y de repente me encuentro en casa, todo el día, con todo el tiempo del mundo y me sorprendo a mi misma hablando sola.

Justito: Yo también hablaba solo. Supongo que todos los opositores lo hacemos. Ahora también lo hago. Ten en cuenta que paso en el coche mucho tiempo y al final acabas entablando conversación con ese invisible “yo” que viaja en el asiento del copiloto. Cuando opositas, acabas hablando en voz alta que no es lo mismo que hablar solo. Luego pasas a hablar solo… 

Bancaria: Menos mal que me dices que es una cosa común.

Por otra parte, la sensación de serenidad y control sobre mi misma es algo que me ha sorprendido mucho. El momento de querer tirarme por la ventana lo sopeso con salir a correr o ir al gym a despejar la mente. Además no quiero que se haga cierto lo que dicen que los opositores engordamos.

Justito: Hay a quienes el stress y los nervios les “cierran el estómago” y comen menos mientras estudian y opositan. No fue mi caso. Pero la vida sedentaria y la falta de ejercicio físico pueden pasar factura. Yo me eché encima unos 10 kilos en 11 años…..y no he conseguido soltarlos, aunque estoy igual que cuando terminé la oposición. Tuve épocas en las que salía a andar todos los días y hacía un poco de dieta, pero más que por salud física, lo hacía por salud psíquica, para relajarme un poco tras terminar de estudiar y despejar la mente antes de cenar, descansar un rato y meterme en la cama.

Bancaria: Así que verás que estoy muy animada, me he puesto dos años en principio de meta para hacerlo, lo que supone unas 2-3 convocatorias de mis oposiciones. Posiblemente no piense lo mismo si suspendo un par de ellas, pero por el momento voy a por todas. La actitud y mi cabezonería me acompañan.

actitud para aprobar la oposición

Es cierto que no todo el mundo sabe lo que es esto, ni lo comprende. Por suerte, mi marido está en pleno lanzamiento de sus “historias”, parece que las cosas le funcionan bien y eso es una tranquilidad muy grande.

He hecho piña con una compañera de la academia donde nos preparamos y nos animamos mutuamente, ya que del resto de mi circulo, la mitad sigue en entidades bancarias (agonizando y viéndolas venir) y la otra está muy ocupada con la maternidad. Tengo claro que la plaza es prioritaria y no puedo ni me apetece plantearme la maternidad por el momento.

Justito: La verdad es que yo estuve bastante solo durante la oposición y fue un fallo. Coincidía con otros opositores en la notaría de MAC mi preparador, pero nada más que durante el rato que le esperábamos y nos tomaba los temas. Luego no había más comunicación hasta la semana siguiente, excepto con mi hermana con la que coincidí como opositor durante 3 años y medio. Yo empecé un año antes y seguí 5 años más después de que ella aprobara y hasta que aprobé yo. Solo cuando llegaba el momento de preparar el tercer ejercicio (hice tres) me relacionaba con más gente. Bueno, en mi primer tercero (el dictamen) también estuve solo. La segunda vez tuvimos un grupo de 9 opositores en el que tuvimos un gran ambiente y que me resultaba muy reconfortante. Aquella convocatoria la aprobaron 7 de los 9 que éramos. Suspendimos 2 (y los dos aprobamos en la siguiente). En mi último tercer ejercicio (en el que aprobé) ya me relacioné con mucha gente y la oposición fue mucho más llevadera. Fue un error no relacionarme antes con más gente. También es verdad que no había las facilidades de comunicación (aunque son un arma de doble filo) de esta época.

Bancaria: De momento estoy bien y voy descubriendo las fases de la oposición poco a poco. En principio los exámenes serán para septiembre-octubre, por lo que no queda tanto. Serán 6 intensos meses.

Justito: La frecuencia de convocatorias y pensar en ese corto plazo te darán fuerzas. Mucho ánimo.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario