Inicio / Nihil prius Fide / ¿Voy lenta con este ritmo de estudio?
opositora lenta estudiando

¿Voy lenta con este ritmo de estudio?

Secura: “Llevo casi un año de oposición, pero me hago yo los temas y he ido a un ritmo muy lento (dos temas a la semana). El caso es que en el primer año no sólo no habré dado una vuelta al temario sino que me faltarán aún temas por hacer (aunque al ver que avanzaba tan despacio, comencé a repasar y pasé a llevar dos temas nuevos y dos de repaso cada semana). Mis temas son cortos (aunque me quedan un poco largos) y están medidos de tiempo, pero no sé si debería haber optado por temas algo más largos. Con el ritmo que llevo, veo todo el programa en su conjunto y me desmoralizo un poco. Los temas los tengo muy machacados como consecuencia de habérmelos hecho yo y por haber ido tan despacio, pero no sé si cuando deje de invertir tiempo en hacer temas podré realmente llevar mucho mejor ritmo. Mi preparador está esperando a ver cómo incremento el número de temas. Pero, ¿que pasará cuando empiece con las demás materias? Leyendo tu blog me han surgido dudas sobre la extensión de los temas y la velocidad de mi exposición. Mi preparador está contento con la calidad de mis temas y solo quiere que incremente mi ritmo de estudio”.

Justito: Temas cortos que quedan largos, suena a hablar despacio, ¿no?, salvo que me hables de temas que no comprendan los artículos porque te los estudias aparte. ¿Y el resto del temario también te lo piensas hacer tú? ¿Que consejo podría yo darte? Pues que con casi un año de oposición parece que tus fuerzas ya están medidas y que hay que confiar en que cuando termines vuelta seas capaz de ir muchísimo más rápido (segunda vuelta mitad de tiempo estudiando ya Fiscal y luego también Mercantil en cuanto termines el Fiscal). No hay otra. Termina y a ver que pasa y si la cosa sigue por el estilo, ya veremos. Te diría también que dejes de hacerte los temas desde ya mismo y que consigas otros de garantías. Es una pérdida de tiempo. Los temas se cogen de las academias, del preparador o de dónde sea, se mejoran y se siguen mejorando, se actualizan, se adaptan, pero en estos tiempos hacérselos desde cero es, desde mi punto de vista, demasiada pérdida de tiempo, es dar demasiada ventaja a los rivales.

Secura: “¿Tú te hacías esquemas muy breves de cada tema (de cara al repaso)? Lo he intentado con alguno, pero creo que no me aporta gran cosa porque tengo buena memoria fotográfica. Creo que tú apuntabas al principio de cada tema los artículos que llevaba. ¿Te bastaba con ver los artículos para acordarte más o menos del contenido?”

Justito: No, no me hacía nada de nada. La anotación de los artículos y listo. Creo recordar que mi hermana tenía alguna cosa, pero yo desde luego no. Si te son imprescindibles, continúa, pero ten en cuenta que no te sobra tiempo, te falta. Mi memoria fotográfica me permitía visualizar cada folio sin necesidad de esquema y lo de los artículos me funcionó muy bien, aunque era un simple recordatorio de lo que iba en cada tema que me servía sobre todo en los malos momentos, es decir, cuando había que cantar un tema que no recordabas muy bien o para el esquema de los cinco minutos antes de comenzar la exposición ante el tribunal.

Secura: “Estoy tratando de buscar técnicas que me permitan un repaso fácil para cuando que tenga que ir con bastante temas. Supongo que es algo que le preocupa a mucha gente. A veces siento que me falta motivación. Cuando salgo de cantar es genial, pero luego va pasando la semana, pienso en mi ritmo y me desanimo sola”.

lenta estudiando

Justito: Yo no era ni positivo, ni negativo, era normal, pero todo esto es muy duro y complicado. Anímate. Es normal pasar por todo esto. Es un periodo largo y complicado. A todos nos gustan los temas bien hechos, bien cantados y actualizados y, claro, si te va bien y apruebas pronto “piensas” (y lo transmitirás a tus alumnos) que la tuya es la vía correcta y que todo el mundo debe hacer lo mismo que te funcionó a ti, pero …. NO SOMOS TODOS IGUALES, no todas las cabezas funcionan de la misma manera y no nos funciona a todos la oposición del mismo modo. No creas que mi preparador se dedicaba a ayudarme psicológicamente. Yo también iba, esperaba (¡que horror lo que esperaba¡), cantaba (a veces mientras él entraba y salía o firmaba copias), me hacía una corrección más bien ligera muchos días y me marchaba hasta la semana siguiente … ¡Y no tengo queja¡, pues sus errores fueron los míos y fueron cometidos con la mejor intención. ¡Qué iba a saber él de todo lo que me iba a pasar¡ Es más ahora tengo claro que en manos de otro preparador yo me lo habría dejado. Hoy mismo que he hablado con él porque tenía una gran noticia que contarle, se lo he comentado.

Secura: “Supongo que a estas alturas tiene poco sentido plantearse todo esto: tendré que seguir y ver cómo va la segunda vuelta. Pero soy consciente de lo mal que voy, lo cual no ayuda mucho. Sí me consuela, aunque sea un poco, que los temas están bien hechos (al menos para mí) y muy machacados”.

Justito: Existe una teoría del punto de no retorno, pero no creo que hayas llegado a él, puesto que estás aún al principio del camino. Sigue, termina tu vuelta y a ver que pasa, pero tal vez debes tener un cambio de enfoque hacia otro sistema que no te haga perder tanto tiempo en la fase previa al estudio. Si te los has estudiado bien, tendrás tu fruto, ya lo verás. Ten en cuenta que vas a tardar quince meses en la primera vuelta y eso es mucho; en la segunda vuelta tendrás que tardar bastante menos, si no … no acabarás nunca.

Secura: Una última cosa. ¿Cómo me estudio el Fiscal y el Notarial? Hay quien dice que no hay que dedicarles demasiada atención

Justito: Me alegro de que me hagas esa pregunta. Ese planteamiento en cuanto al Fiscal es un error. Es cierto que se valoran más el Civil, el Mercantil y el Hipotecario, pero los tribunales son cada vez menos propensos a admitir el compadreo en las otras cuatro materias del programa. Estudiarlos desde ya, es el consejo que puedo darte. Me parece una bomba de relojería que los nuevos Notarios aprueben sin saber suficiente Fiscal o Notarial. Nosotros no tenemos Escuelas de Prácticas y el despacho es exigente y rápido desde el minuto uno del ejercicio, por lo que no puedes organizar desaguisados fiscales a la gente, ni desconocer las normas que rigen tu profesión.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario