Inicio / Nihil prius Fide / El poder notarial extranjero para otorgar una herencia en España, ¿necesita ser apostillado?
poder apostillado Francia

El poder notarial extranjero para otorgar una herencia en España, ¿necesita ser apostillado?

Una clienta francesa de origen español lleva meses (tal vez años) reuniendo papeles para poder firmar la herencia de sus padres aquí en España. El último escollo iba a ser el apostillado (o no) de una escritura de poder otorgada en Francia.

Mi clienta ha tenido que reunir una serie de poderes que le llegan desde medio mundo francófono y el penúltimo obstáculo que le sale en el camino es el Reglamento 650/2012 pues una compañera francesa a quien le pide que le apostille el poder otorgado por uno de sus familiares le dice que la apostilla no es necesaria en base al citado Reglamento. Así que tras confirmar mi criterio con Carmelo Llopis me decidí a escribirle para decirle …

“Estimada compañera:

En relación a este asunto, considero que el Reglamento 650/2012 no se refiere a la circulación de escrituras de poder en ningún momento, solo se refiere a la circulación sin apostilla del CERTIFICADO SUCESORIO EUROPEO. Para que un documento circule sin apostilla, una norma internacional debe reconocerlo expresamente y no es este el caso. Ni el Reglamento 650/2012, ni los relativos al régimen matrimonial, ni el Reglamento 1196/2014 prevén esa circulación de los documentos públicos notariales en general sin legalización ni apostilla (aunque sí la de otros documentos). Ese poder se va a utilizar para un asunto sucesorio pero no para un CERTIFICADO SUCESORIO EUROPEO sino para una declaración de herederos abintestato y una escritura de herencia en base a esa declaración. Los documentos a que se refiere el Artículo 74 (relativo a la legalización y demás formalidades similares y que dice “No se exigirá legalización ni formalidad análoga alguna para los documentos expedidos en un Estado miembro en el marco del presente Reglamento“), en mi opinión, son los Certificados Sucesorios Europeos (y también, por ejemplo, los certificados relativos al estado civil o los de defunción), y estos no constituyen el medio para aceptar y adjudicar una sucesión hereditaria (creo que ni en su país, ni, desde luego, en el mío).

poder apostilla

Te ruego reconsideres tu postura pues se trata de una sucesión especialmente complicada con un triple elemento internacional (España, Francia y Canada) que lleva muchos meses preparándose y que tendrá que ser luego enviada a los registros de la propiedad que podrían alegar, además, este considerando del Reglamento 650/2012 (impidiendo así la inscripción de mi escritura):

“(18) Los requisitos de la inscripción en un registro de un derecho sobre bienes muebles o inmuebles se deben excluir del ámbito de aplicación del presente Reglamento. Por consiguiente, debe ser el Derecho del Estado miembro en que esté situado el registro (para los bienes inmuebles, la lex rei sitae) el que determine en qué condiciones legales y de qué manera se realiza la inscripción, así como qué autoridades, como registradores de la propiedad o notarios, se ocupan de verificar que se reúnen todos los requisitos y que la documentación presentada es suficiente o contiene la información necesaria. En particular, las autoridades podrán comprobar que el derecho del causante sobre los bienes sucesorios mencionados en el documento presentado para su inscripción es un derecho inscrito como tal en el registro o un derecho que de otro modo se haya probado que es conforme con el ordenamiento jurídico del Estado miembro en que esté situado el registro. Para evitar la duplicidad de documentos, las autoridades del registro deben aceptar los documentos expedidos por las autoridades competentes de otro Estado miembro cuya circulación se contempla en el presente Reglamento. En particular, el certificado sucesorio europeo expedido en virtud del presente Reglamento debe constituir un documento válido para inscribir los bienes sucesorios en el registro de un Estado miembro. Ello no debe impedir que las autoridades que tramiten la inscripción puedan pedir a la persona que la solicita que presente la información o los documentos adicionales requeridos en virtud de la ley del Estado miembro en el que esté situado el registro, por ejemplo información o documentos relativos al pago de impuestos. La autoridad competente puede indicar a la persona que solicita la práctica del asiento cómo puede proporcionar la información o los documentos que falten”.

Quedo a la espera de noticias a través de mi clienta, la Sra. xxxx.

Saludos y gracias, Justito El Notario“.

No recibí contestación pero pocos días después pensé que podíamos puentear a mi compañera de la France como perfectamente podría puentearme a mi cualquiera de mis clientes que desearan apostillar algo que yo considerase innecesario apostillar. Es decir, después de todo caí en la cuenta de que mi clienta podría acudir a la instancia encargada de la apostilla sin necesidad de solicitarla a través del Notario autorizante pues a fin de cuentas una cosa es que un documento pueda ya circular sin apostilla (que los hay), otra que no pueda obtenerse la apostilla y otra que requiera la apostilla y un Notario se empeñe en lo contrario dificultando el otorgamiento y autorización de una herencia con un componente internacional que la hace especialmente complicada.

Hoy me ha llegado el poder debidamente apostillado

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

6 comentarios

  1. Pablo Daniel Moyano Ilundain

    Interesante

  2. Conozco una despacho notarial que extranjero que compra no sale de la oficina sin otorgar testamento…. saludos y gracias

  3. Buenos días. Juicios de suficiencia, juicios de equivalencia, traducciones, apostilla, sellos, doctrina cambiante de la DGRN, orden internacional cada día más incierto…
    Me permito un consejo a todos los ciudadanos españoles que puedan leer el artículo.
    Si pretenden residir fuera de España pero mantienen vínculos económicos con ella,(como por ejemplo algún inmueble que el día de mañana puedan desear vender); incluso si llevan residiendo en otro país toda la vida pero tienen algún vínculo con España (familiares que puedan nombrarlos en sus testamentos etc.), y, en general, sean cuales sean las circunstancias, lleven en su agenda no solo la dirección de la Embajada española en ese país, sino también la dirección y teléfono de la oficina consular española más cercana a su localidad de residencia. Los cónsules tienen funciones notariales.
    Es posible que les parezca una molestia el viaje a esa localidad, o que un cónsul pueda cobrar algo más por el poder que lo que pueda cobrar un “notario” extranjero que sea un simple legitimador de firmas, pero su actuación puede ahorrarle muchas molestias posteriores en sus trámites antes autoridades españolas, como bien pone de manifiesto el caso del artículo de hoy del compañero Justito.
    Al final usted decidirá, ya que hay muchas variables en juego dependiendo del país en que resida, su sistema jurídico, las circunstancias del caso concreto etc., pero la dirección del consulado no le pesa en la agenda. Saludos.

    • Buenos días Juan Pedro:
      Todo extranjero con alguna clase de intereses en España debería tener:
      Testamento.
      Poder.
      Documentos familiares debidamente traducidos y apostillados, si fuera necesario.
      Soy de la opinión de cuando los extranjeros de fuera de la Unión Europea empiecen a morirse en España (en masa): chinos, sudamericanos, marroquíes, Europa del Este, va a haber un cierto colapso y gente con muchas complicaciones que nos darán trabajo (del complicado) a los Notarios. Tiempo al tiempo. Hace falta una campaña institucional.
      Un abrazo y gracias, Justito El Notario.

Deja un comentario