oposita que algo queda

«Oposita que algo queda», vuelve 27 años después de la mano de Basconfer y con prólogo ….de Justito El Notario

«Oposita, que algo queda» es una deliciosa obra que en sus dos ediciones en los años 90 (1992 y 1993) tuvo muchísimo éxito entre Registradores y Notarios. Su autor, Don José María Chico y Ortíz, Registrador de la Propiedad (fallecido en 1997), recopila multitud de anécdotas del mundo del opositor haciendo un viaje amable (casi entrañable) por todos los elementos que rodeaban y rodean esa travesía tan complicada que es la oposición, hablando del opositor, del preparador, de la familia del opositor, de la novia /novio del opositor, del tribunal y hasta de las oposiciones en la literatura, entre otras muchas cosas.

«Oposita, que algo queda» ha sido durante muchos años imposible de conseguir y es un  libro del que las nuevas generaciones de opositores y juristas habían oído hablar a sus padres, preparadores y maestros y que estando desde hace muchos años agotado, resultaba de lectura resultaba casi imposible.

La portada de entonces y la de ahora (gracias a la amistad entre dibujante y Registrador) contiene un maravilloso dibujo de Antonio Mingote, un elemento distintivo que sigue siendo la portada del libro en 2020.

El propio Chico decía de su obra

“El sistema de oposiciones, desde el punto de vista del humor, y la oposición en sí constituyen el contenido de esta obra en la que se hacen desfilar a ese conjunto de elementos que protagonizan la misma: la entrañable figura del opositor, sus familiares, la novia o el novio del mismo, el preparador, el gestor administrativo, el bedel, los temas, los miembros del Tribunal, el vaso de agua, la silla, la mesa, las bolas, el reloj, las recomendaciones, etc. Especialmente se cuenta la histórica inauguración del monumento al opositor desconocido. Cuando el opositor se convierte en listo oficial e inicia la vida profesional en los pueblos de España, surgen infinidad de anécdotas y sucesos, algunos de los cuales, siguiendo la misma vía del humor, son recogidos en la publicación. Cierra esta singular forma de contemplar la oposición los reflejos que en la Literatura española tienen las profesiones jurídicas con facultad de dar fe. Desde los clásicos españoles y el siglo de oro hasta nuestro último premio Nobel, se ofrecen al lector las referencias literarias de esas figuras y las aportaciones que a la Literatura han hecho las mismas.” 

El prólogo de esta edición corre a mi cargo

Son varios mis puntos de conexión con José María Chico y Ortiz.

El primero es sin duda alguna que José María, fue uno de los preparadores de mi padre en su corto y exitoso abordaje al Notariado. Después del aprobado la amistad de Chico y de mi padre se mantuvo hasta la muerte de José María. 

El segundo es que mi costumbre de enviar unos Christmas algo elaborados (pero menos que los de Chico) desde una docena de años a unas cuantas docenas de amigos, me la inspiró el propio Chico.

El tercero que “Oposita que algo queda”, es un libro que fue un referente para mí como para muchos otros en el mundillo de las oposiciones a notarías y registros.

Y el cuarto (y último) que mi propio libro sobre oposiciones “Nada antes que opositar (Nihil prius oppositio)» es el que me ha conducido a escribir este prólogo ¡Quién me iba a decir  a mí cuando lo leí y lo releí en el despacho de MAC, mi preparador, que llegaría un día en que se agotaría, que se reeditaría, que yo escribiría un libro, que el de Chico quedaría descatalogado e imposible de conseguir y que yo prologaría su nueva edición! Sin duda que este es un momento muy dulce para mí y un acontecimiento completamente inesperado.

Somos muchos los que llevamos pensando desde hace años que alguien se debía encargar de reeditar esta obra y ha sido la distribuidora jurídica y ahora editora Basconfer la que lo ha hecho realidad con esta edición. El libro continúa leyéndose con una permanente sonrisa. Es una obra que ha provocado muchas sonrisas en muchos opositores y juristas a lo largo de todos estos años. Agotada desde hace mucho tiempo, Basconfer la trae de vuelta con el sello indeleble y magistral de un hombre muy especial. «Oposita que algo queda» es sin duda UN REGALO MUY ESPECIAL PARA ESTAS NAVIDADES.

Gracias a Basconfer y a la familia Chico Barbier por llevar a cabo la reedición de esta obra que hace muchos años que estábamos esperando y que he tenido la suerte y el honor de vivir en posición privilegiada.

¿Cómo lo compro?

Pues está aquí está toda la información:

En la web de Basconfer este es el Link para comprarlo:

https://basconfer.com/oposita-que-algo-queda-9788409259557.html

También es posible el contacto telefónico con Braulio Bascón/Basconfer en estos números:

957 310 210  y 639 53 64 71. 

Gracias Braulio. Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario.  @justitonotario




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.