Inicio / Nihil prius Manducare / Comiendo fuera / Cinco restaurantes de Cartagena y Murcia (Kakure, Moreno, Bahía, Pulpito y Venta El Puerto)
restaurante bahía Cartagena

Cinco restaurantes de Cartagena y Murcia (Kakure, Moreno, Bahía, Pulpito y Venta El Puerto)

Kakure Gourmet, Cartagena

Novedad japo-zolana en Cartagena. Van a inaugurar pronto otro local (de hecho ya debe estar funcionando pues hace unas semanas que escribí estas líneas). Este local se sitúa en la Calle Salitre (“la calle más fea de Cartagena” le he oído decir a alguno, pero no es para tanto; a mi me parece una calle más). Tiene una parte, digamos, que exterior pero bajo techo (para el jodío fumeque que hubiese dicho Paco Rabal) y una parte interior con barra espaciosa y unas pocas mesas. Oscurillo en el interior pero agradable. Imprescindibles los nachos. También probamos las arepas y la cochabamba. Estaba un poco flojo el ceviche con trozos de pescado demasiado grandes y falto de aliño. No sé si hay carta de vinos pero el Rueda que nos trajeron estaba fresco y correcto.

Por cierto, probamos la cerveza Belich. Una artesana de cebada de nuestra zona del Mar Menor. El cuadro de Christopher Walken formaba parte, juntos con otros cuantos, del decorado.

Después comenzó el tardeo que se prolongó durante largo rato …

Bar Moreno (“El Moreno de Canteras”), Canteras, Cartagena

El Moreno es una institución y por lo que es más conocido es por sus empanadillas preparadas. Una buena empanadilla de frito (ojo, que los cartageneros no admiten bromas con sus empanadillas y son muy exigentes) que se abre por la panza y se rellena con un par de boquerones en vinagre y un poquito de alioli. Brutales.

Cayó una por barba y un servidor no pudo resistirse a repetir. La carta es extensa pero al llamar nos ofrecieron asado de cordero y decidimos encargar un par de raciones para compartir entre tres. Es un asado como el de tu casa, como el de la abuela. Sencillo, contundente y muy recomendable. Por allí se veían paellas, hacen caracoles, tienen carnes y pescados. Sencillo y familiar. Barato y sin pretensiones. De toda la vida.

El pulpito, Murcia

Sin tilde en la u.

En la céntrica y animada plaza de Santa Catalina de Murcia, junto a la de las Flores, haciendo esquina con el edificio del Banco Exterior se encuentra desde hace veinticinco años (como pasa el tiempo … ya hace veinte años que me fui de Murcia) este bar restaurante en el que puede uno darse al tapeo, a la media ración y a la ración completa. Con mi Señora Madre en un lunes suelto que tenía por ahí quedé para comer y disfrutar de la ensaladilla de marisco (me pirra la mayonesa), las anchoas en salmuera, el pulpo al horno (tan típico de Murcia y tan bien cocinado), de media ración de chanquete frito con pimientos de Padrón (bueno con dos pimientos de Padrón habría que decir para ser exactos), de un rico tomate con unas fabulosas aceitunas partías de Cieza y de unos huevos rotos con jamón (un poco flojos los tacos de jamón, ciertamente). Para el postre mi madre tomó un flan de café y yo un pan de calatrava que, por cierto, mi abuela Carmucha, que era de Lugo, lo cocinaba muy bien. Vino por copas y cervezas previas y la cuenta no llegó a 50 Euros (aunque los huevos rotos no nos los cobraron .. me acabo de dar cuenta que tengo el ticket delante que yo soy un tío honrado y esas cosas las digo cuando suceden … ;))).

Venta El Puerto I, Baños y Mendigo, Murcia

Con motivo de la reciente DANA hubo un par de días en los que me marché del despacho a una hora decente, es decir, a una hora que me permitía no ya llegar a casa comer pero sí parar a comer algo por el camino. Aunque el viaje empezó con bastantes dificultades por la lluvia, cuando llegué a Baños y Mendigo la cosa estaba más despejada así que como, el hambre me apretaba el estómago, decidí correr el riesgo de pararme a comer allí. Al final, me pequé un pequeño homenaje pues disfruté de una buena tapa de rica ensaladilla rusa, de un plato de embutido variado y queso con sus almendritas fritas, de una ración de costillas de cordero con patatas y de algún pimiento de Padrón. Para el postre no pude resistirme al arrope. Días después volví a parar de nuevo con Doña Justa y nos pegamos un homenaje similar, aunque en esta ocasión de postre tomamos paparajotes con helado. Lástima que no hubiera migas.

La Venta El Puerto I es un buen sitio para aprovisionarse de viandas de la tierra (carne, embutidos frescos, pan, tomates, habas …) y para llevarse alguna sorpresa con un buen vino pues Celestino siempre tiene buenos y variados caldos para escoger y llevarse a casa.

Ahora me van a entrar ganas de parar más a menudo.

Y otra novedad para terminar: Bahía, Cartagena

No sé si tendrán algo que ver con el viejo Bahía. No soy de Cartagena. Solo me casé con una de Cartagena. Mi hijo se considera (muy lógicamente) de aquí, aunque naciera en Menorca. Me vine a vivir en 1999, siendo un puto opositor por lo que no pisaba mucho la calle (casa, casa, casa, preparador, casa, casa, casa). Luego me fui a Mondoñedo y más tarde a Menorca de donde volvimos en 2008. Desde entonces estoy aquí perenne.

El caso es que el viejo Bahía era un sitio que está en la memoria colectiva de mucha gente de aquí y hasta en la mía. ¡Curiosamente allí comí percebes por primera vez en mi vida¡ Con mi querido padre y con mi mujer. Creo que la primera vez que fui por allí fue con mis suegros.

Ahora, Bahía (aunque solo sea común el nombre) vuelve y se sitúa muy cerca de donde estaba el viejo y ¡claro¡ tenía que ser un sitio con mariscos y pescados, aunque también tiene carnes y una buena carta de vinos, con buena presencia de los de Casa Rojo.

En esta primera ocasión, hemos probado el salmorejo ahumado que estaba ESPECTACULAR. Las ortiguillas de mar que siempre agradezco porque me recuerdan a Menorca y escasean en las cartas. Bien cocinadas. Las croquetas de bacalao estaban bien, pero las de pulpo .. estaban muy ricas y muy diferentes con sus buenos pedacitos de pulpo en la bechamel. La quisquilla la he comido mejor que la de ayer, pero las dos cigalitas (lástima que las gordas se las habían comido los de la mesa de detrás), estaban deliciosas y muy bien cocinadas. Le ha dado una oportunidad al rodaballo del que no soy demasiado amigo y voy a tener que considerarlo más aunque no creo que haya ninguno (o casi) como el de La Trainera en Madrid. Me pareció correcto. Los tortelini con salmón y crema de bogavante de Junior resultaron interesantes. Y la muerte por chocolate, estaba como su nombre indica. Yo hasta le cambiaría el nombre que está muy visto, aunque como tiene tirón se consigue que haya demanda. Si encima luego te sorprende porque no es lo que esperas, mejor que mejor. Estaba casi lleno, pero supongo que tendrá que ir encajando su oferta y su público. El precio no me ha parecido mal, pero entre que es pescado y marisco y yo soy de buen comer, he tenido que comerme una manzana en la merienda … La siesta ha sido corta a pesar de las dos botellas de The Orange Republic, el godello de Casa Rojo, que han caído.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario.  @justitonotario


 

2 comentarios

  1. PEDRO L. MUSTIELES MARÍN

    En lo referente al restaurante Bahia , en calle S. Miguel de Cartagena , de pena , una cena de muy poca calidad , mal atendidos y carísimo .
    Hasta nunca .

    • Buenos días Pedro L:
      Particularmente también sufrí errores en la comanda, desorden en el servicio de los platos y cierta lentitud, pero hay que ser un poco comprensivo con gente que empieza un negocio con un personal joven y tal vez con poca experiencia. Todos hemos tenido nuestros comienzos, ¿no? Yo prefiero dar más oportunidades y, por supuesto, volveré.
      Por otra parte, ya digo en el post que el local tendrá que encontrar su perfil de cliente y claramente parece que usted no lo es.
      Por último, lanza su comentario en mi blog (que es mi casa) sin la menor cortesía ni educación, sin decir ni Hola, ni Adiós, pero luego se queja de haber sido mal atendido en el restaurante.
      Saludos, Justito El Notario.

Deja un comentario