Inicio / Nihil prius Fide / Chistes y Anécdotas / Chistes y anécdotas notariales: Episodio VIII

Chistes y anécdotas notariales: Episodio VIII

Un episodio más de esta saga de los Chistes y Anécdotas notariales, comodín de los días en que no tenemos Paseo y/o Doctrina. Este martes nos ha fallado la Doctrina, pues no ha resultado ninguna del Paseo del Lunes, así que vamos a procurarnos un rato entretenido.

Anécdotas con testigos

A través de los comentarios a otro episodio de Chistes y Anécdotas me llega esta que nos cuenta César, el titular del blog “Nunca es tarde, si la chica llega”. Gracias César.

anciana-justito

“Por mi profesión acudo a menudo a notarías, ya en calidad de profesional, ya de testigo. En esta ocasión era como testigo.

Con el fin de mejorar la fiscalidad de la buena Señora que cumplía 83 años, habría de ceder a su único hijo, el usufructo de una vivienda que mantenía en alquiler.

La Notario leyó la escritura y le preguntó a la anciana si estaba de acuerdo en cederle el uso íntegro de la casa al hijo.

– ¡Ay, non Señora! Eu na casa quero entrar.

– Pero Mamá, ¿no había quedado claro el asunto?

– Ay si, fillo, pero a Señora Notaria entendina millor.

Levantamos la sesión y dejamos la firma para mejor ocasión.”

La zodiac y el yate

Esto lo escuché en aquel programa (“Hora Punta”) de Cárdenas en la 1 de TVE. Lo contó, como caso completamente verídico, un Abogado especialista en herencias, más o menos de este modo:

“Se trataba de la herencia de un millonario. Sus sobrinos acuden prestos a la lectura del testamento (acto que no existe en nuestro derecho, por cierto), ávidos de saber qué les había correspondido en la herencia de su tío. Entre los bienes del tío Gilito, había una pequeña embarcación tipo zodiac y un enorme yate. Uno de los sobrinos recibe la zodiac y otro recibe el yate. El que recibe la zodiac queda completamente desconsolado y no acepta la zodiac. Un tiempo después aparece otro testamento en el que el tío Gilito al puro estilo de “El gran despilfarro”, se mofa de su sobrino a quien había puesto a prueba legándole además el valor del yate si aceptaba la zodiac, cosa que no había hecho”. 

lancha-justito

Con la falta de cultura jurídica de que se adolece en este país, no creo que esta clase de anécdotas en horas de prime time contribuyan a nada, ni que deban ser contadas por juristas especializados, pero así fue más o menos como sucedió. Por aquí debe andar la transcripción completa, pero no consigo encontrarla y lo único que al menos en el Derecho Común se me ocurre (y me lo han tenido que recordar) es el Artículo 672 del Código Civil que dice:

“Toda disposición que sobre institución de heredero, mandas o legados haga el testador, refiriéndose a cédulas o papeles privados que después de su muerte aparezcan en su domicilio o fuera de él, será nula si en las cédulas o papeles no concurren los requisitos prevenidos para el testamento ológrafo”.

Otro día, en el mismo programa, se habló de que un suegro dejó en testamento una soga a su yerno para que se ahorcara. Fíjense esta me la creo y la otra no.

Caballo loco

Esta anécdota me la cuenta, vía Facebook, María Ángeles Rodríguez, Abogada:

En una ocasión, acudí con una cliente sorda, muy sorda que no muda a firmar su testamento. El Notario fue advertido de su limitación, y procedió a leer el testamento a la Señora como si fuera un comanche. Tú firmar testamento. Esto querer decir….. La Señora que era sorda y con gran sentido del humor, le dijo: “Señor Notario que soy sorda pero no soy Caballo Loco“.

indio-justitoA mi algún sordo me ha tenido que decir al preguntarle:

-¿Me oye usted bien?

-Sí, demasiado bien- y se ha bajado el volumen del sonotone.

El Tarot y la incultura general

Ya conté una anécdota sobre Tarot el otro día.

Tantos y tantos kilómetros, tantos cambios de emisoras, que me encuentro a menudo con una de Tarot.

anécdotas del tarot

Esta mañana una consulta sentimental se ha convertido en jurídica y la “tarotista” ha aconsejado a la “tarotada” que lo que tenía que hacer era simplemente anular el arriendo.

El caso era el de un matrimonio en trámites de divorcio en el que el esposo había concertado un arriendo sobre una vivienda que era de él (“no está a nombre del matrimonio”, ha dicho la experta) poniendo a la esposa como arrendadora y, lógicamente, perceptora de la renta.

– Tú lo que tienes que hacer es llamar al inquilino y anular el arriendo.

– Vale, pero mi ex no tiene sentimientos, no tiene empatía con nadie,- han continuado hablando ya centradas en su tema sentimental.

En fin, la incultura general, que hace que se pueda evacuar una consulta pseudo jurídica en un foro de tal naturaleza. Así nos va, habría que concluir.

Hasta otra tanda de Chistes y Anécdotas. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. Comunicarle que finalmente, en una segunda sesión, el hijo fue más convincente y consiguió que la abuela aceptase. Desconozco cómo lo consiguió, pero se hizo…

    Gracias por la publicidad!

    • Hola César: Pues me lo imagino…la madre se resignó y tuvo que pasar por el aro a disgusto. Gracias a ti. Saludos. Justito El Notario.

      Si te ha parecido bien o te ha resultado útil mi contestación, puedes invitarme a una caña o hacer un donativo a una ONG; si quieres más información pincha aquí

Deja un comentario