Inicio / Nihil prius Manducare / Comiendo en casa / Receta de sushi, sin tonterías
sushi justito notario

Receta de sushi, sin tonterías

Mi abuela Flora siempre dijo que yo era tan torpe que no moriría de muerte natural. Sí, mi abuela era muy bestia. Así que nadie que me conozca, por mucho que yo sea un comilón y de que me haya metido “algo” en la cocina últimamente, podrá creer que mis torpes manos sean capaces de elaborar estos fantásticos rollos de sushi. No puedo revelar el nombre de mi estrecho colaborador, que no está hecho para la fama y la vida pública, así que le llamaré simplemente Mr. Sushi. Ahora además tengo a quien recurrir si quiero comer sushi con absoluta comodidad.

La receta que hoy os presento debe el apelativo “sin tonteríasa mi admirado Juan Eslava Galán y a su fantástico libro titulado “Cocina sin tonterías” porque voy a contaros cómo se puede hacer en casa un sushi riquísimo sin tener que salir a buscar ingredientes con nombres difíciles de pronunciar.

Aunque toda la materia prima vamos a sacarla de nuestra despensa, sí que tendremos que proveernos de una esterilla y unas hojas de algas secas para sushi que los japoneses llaman nori. Estos dos elementos se venden en formato de kit en muchos establecimientos y son imprescindibles para la elaboración de la receta.

Comenzamos con la relación de ingredientes para este sushi:

– 8 hojas de nori
– 500 gr. de arroz
– 750 cc de agua
– Medio vaso de vinagre, preferiblemente de manzana
– Una cucharada de azúcar
– Una cucharada de sal
– Pimientos del piquillo
– Zanahoria en tiras
– Bonito en escabeche o en aceite

El relleno interior está totalmente abierto a la imaginación y los gustos de cada uno, es clásico en este tipo de platos utilizar el salmón ahumado, el aguacate, el pepino, etc.

Como todos sabéis, la base de esta receta es el arroz y mi experiencia en la elaboración de este plato me ha llevado a la conclusión de que sale exquisito con cualquier buen arroz nacional, con la única excepción de aquellos arroces que no se pasan nunca, estos mejor no usarlos para hacer sushi.

La elaboración comienza con la cocción del arroz, para ello primeramente echaremos el arroz en un colador grande o en el utensilio que más a mano tengamos que permita poner el arroz bajo el chorro del  agua y removerlo hasta que suelte todo el almidón. Es importante conseguir que el agua acabe quedando completamente limpia y transparente ya que esta será la señal de que le hemos quitado todo el almidón.

Una vez tengamos el arroz bien lavado y sin almidón, lo ponemos en una cazuela, le añadimos el agua y la tapamos para contar 15 minutos de cocción desde el momento en que el agua comience a hervir. Pasados los 15 minutos, retiramos la cazuela del fuego y dejamos reposar el arroz otros 15 minutos. Es muy importante no abrir la tapa en ningún momento, ni durante la cocción ni durante el reposo.

cacerola sushi

Transcurridos los 15 minutos de reposo, extenderemos el arroz en una bandeja para que se vaya enfriando mientras añadimos el vinagre mezclado con la cucharada de azúcar y la de sal. Hay que procurar una distribución uniforme para que todo el arroz quede bien impregnado. No os preocupéis si el arroz presenta una textura densa y gomosa porque es como realmente ha de quedar.

Llegados a este punto, es cuando comienza la fase del montaje del rollo de sushi.

Comenzaremos extendiendo la esterilla sobre una mesa y colocaremos encima la primera hoja de nori, nos humedeceremos las manos para coger una porción de arroz e iremos extendiéndola y aplastándola sobre la hoja hasta que nos quede una capa de arroz, lo más fina posible.

Una vez extendida la capa de arroz, colocaremos las tiras de los ingredientes elegidos en la parte central de la hoja, procurando que no quede muy grueso para que no tengamos problemas a la hora de ponernos a enrollar.

sushi rollo

No hay que desmoralizarse si el primer rollo nos da problemas, está demostrado que el último seremos capaces de hacerlo casi con los ojos cerrados.

sushi rollo listo

Una vez terminada la “fase crítica” del montaje y enrollado, ya solo nos queda ir poniendo cada rollo encima de una tabla de cortar e ir haciendo porciones de unos dos centímetros aproximadamente.

Para mí gusto, sumergir en soja la porción de sushi resulta imprescindible a la hora de tomarlo.

sushi listo para comer

¡Buen provecho!

Gracias, Mr. Sushi.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario