Inicio / Nihil prius Manducare / Parador de Ayamonte

Parador de Ayamonte

Llegamos a Ayamonte tras un viaje de unas cinco horas pasadas las dos de la tarde.

Tras instalarnos en una habitación con vistas al Guadiana, bajamos a comer al restaurante de la piscina. Gamba blanca y jamón de Huelva para comenzar las vacaciones. Después de la comida nos fuimos a la piscina y tras una tarde de absoluto relax, cogimos el coche y nos acercamos hasta el centro de Ayamonte que estaba bastante animado. Hicimos la cena en varias etapas, picando en varios sitios.

La primera parada fue en Mariscos Romero. Esa clase de sitios no existen por estos lares. Junto al bar restaurante hay una marisquería abierta a la calle (de hecho entramos por la marisquería) en la que es posible comprar todo lo que te apetezca para llevar o para consumir allí. Nos cogimos unas cigalas, unas nécoras y unos camarones y nos fuimos para el comedor. Por encima de los manteles ponen un plástico que luego se usa para toda la cáscara y demás restos. Nada de florituras. Un local sencillo con bastante público que te cobraba todo lo demás que pidieras en mesa. El género era muy bueno y estaba bien cocido así que olvidamos la floritura y disfrutamos del conjunto.

Después de Mariscos Romero nos fuimos a un mesón donde bebimos Rioja de Huelva (así nos lo ofrecieron) para acompañar una tabla de embutidos de la zona que estaban espectaculares. La última parada fue en un ultramarinos y abacería con tienda y bar que se llamaba Orta. Un sitio también muy peculiar y recomendable, bien decorado, con varios ambientes dispersos, abarrotado de gente y algo complicado de servicio.

parador de Ayamonte

Terminamos la noche en una chocolatería belga y dando un paseo visitando un mercadillo.

El Parador goza de una excelente ubicación con fantásticas vistas al puente que une España y Portugal. El conjunto de las instalaciones está bien, pero le fallan algo las habitaciones, especialmente las camas plegables que espero hayan renovado. Digamos que es un establecimiento muy playero como otros similares de la red (Benicarló o Mojácar que ahora recuerde).

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario