Inicio / Nihil prius Fide / Francisco Rosales y Justito El Notario en Sanlúcar

Francisco Rosales y Justito El Notario en Sanlúcar

Unas cuantas semanas después de organizar en firme un viaje a Sanlúcar de Barrameda con un grupo de amigos, me enteré de que mi compañero, mentor y amigo, Francisco Rosales, Paco Rosales @notarioalcala, presentaba una ponencia en las IV Jornadas Inmobiliarias de Andalucía que se han celebrado este año en Sanlúcar los días 9 y 10 de Junio en una localización absolutamente excepcional: el Palacio de los Guzmanes. El Palacio alberga entre otras cosas una fantástica Hospedería que habrá que tener en cuenta para otra visita a Sanlúcar.

Sabiendo que Paco estaba allí, que íbamos a coincidir, había que hacer todo lo posible por vernos un rato y charlar de nuestras cosas comunes que cada vez son más. Proyectos y más proyectos, ideas y más ideas, a veces tormentosas, muy tormentosas. A veces naufragamos en alguna tormenta, pero nos recomponemos y continuamos donde lo dejamos antes del primer trueno. Se restañan las heridas y seguimos trabajando juntos como compañeros y como amigos, pues ambas cosas somos.

Paco ha contado nuestro encuentro aquí y esta es mi versión de ese día (y del resto de nuestro viaje) en el que, por segunda vez, nos hemos encontrando “in person”.

El encuentro en Sanlúcar con @notarioalcala

Y estando allí el ¡COÑO PACO¡ Casualmente aparece Paco que cuenta este momento a la perfección en su post en notaríAbierta. Estábamos al lado del Palacio y de ahí la coincidencia: Paco se dirigía a su lugar de actuación. Añadiría  a lo que él dice, que nos abrazamos como amigos de toda la vida y que percibí la cara de sorpresa y alegría de mi hijo cuando decía señalando a Paco y mirándome a mí “¿es Paco Rosales?”. Noté también como mi mujer se alegraba por mí y sonreía felizmente por el encuentro.

Allí mismo empezamos a repasar cuestiones pendientes. Nada como el cara a cara, sin emoticonos de por medio.

Una cerveza y un café de Paco, mientras los demás terminamos de comer. Él y yo quedamos en vernos más tarde en el Palacio, así que me fui al hotel, hice el check in, me di un baño rápido en la piscina, me pegué una ducha y me vestí. En ese momento me di cuenta de que había olvidado los chinos y que me tenía que ir en polo y con vaqueros. ¡Menuda pareja¡: un notario con lamparones y otro en vaqueros. ¡Esto sí que es romper moldes¡ y puedo asegurar que con algunos de mis compañeros de viaje los rompimos él y también yo, a pesar de que Juanito, el hijo de Juan Carlos y Pepi, probablemente influido por algún comentario que había oído sobre mi charla en el colegio, me dijera, para que no me enrollara tras el portazo de Justito Junior, algo así como “¡con lo que hablan los Notarios¡”.

Sanlúcar es manejable y con un paseito desde el hotel, me planté en el sensacional Palacio de los Guzmanes, en el Barrio Alto, donde continuamos la charla con un gin-tonic tras el que Paco me presentó a algunos ponentes y organizadores de las Jornadas con los que fue un gusto charlar fuera de las rigideces que la tensión de las firmas ocasiona en el día a día de las notarías que es donde habitualmente nos vemos.

Tenía la sospecha que por allí podría andar Manuel Campanero. Viejo amigo y cliente de mi notaría en Menorca, donde era un asiduo. ¡Acerté¡. Hubo un gran abrazo y una alegría recíproca. Ha sido un reencuentro que podría dar lugar a proyectos, colaboraciones y seguro que a más amistad entre nosotros.

Paco y Manolo

Casi a punto de comenzar su ponencia, más tarde de lo esperado, Paco me pidió que, a pesar de que había abandonado a mi grupo de viaje, me quedara, porque así se relajaría y que le interrumpiera si se alargaba. Con retraso y aviso de la organización para que no se extendiera mucho (era el último del día y los asistentes se encontraban cansados), por fin, salió Paco.

La ponencia

Mientras que el ponente anterior había afirmado que “el precontrato es el contrato”, Paco salió a puerta gayola (estando en un congreso organizado por APIS), negó la existencia del contrato de arras y dijo que el arrendamiento con opción de compra es tan peligroso como un swap. Lo vi como acudir a un congreso de Notarios a pedir que se inscriba el documento privado en el Registro.

Con su estilo, alguno diría que poco notarial (yo diría que inusual en un Notario, rompiendo tópicos y estereotipos), más adelante dio un sensacional giro y situó jurídicamente la profesión de API, repasando la jurisprudencia del Tribunal Supremo, reclamando una reglamentación clara de la profesión y, al tiempo, un régimen de retribución que no esté basado exclusivamente en el resultado, es decir, en la consecución o no consecución de la venta.

No hubo tiempo para abrir un turno de palabra, que hubiera sido muy interesante, pero la ponencia tuvo empaque, fuerza e interés suficiente para dar por terminado el primer día de trabajo de las Jornadas.

A mi juicio, Paco empezó arreando y terminó con soluciones concretas y conclusiones ajustadas. Llegó incluso a aconsejar, a modo de inversión de futuro, que los documentos de los APIS no juristas fueran redactados por juristas para afinar hasta donde fuera posible en esto que el título de la ponencia llamaba “tratos preliminares” y que Paco denominó “por que le llaman amor, cuando quieren decir sexo”.

No pudieron faltar, conociendo a Paco, alusiones a las suegras y hasta a “los 3 cerditos”.

Al terminar, la organización tenía dispuesta una terraza a poniente del Palacio para presenciar la puesta de sol sobre el Atlántico, la desembocadura del Guadalquivir y Doñana, acompañando el momento especial con un par de copas de manzanilla “La Guita” que estaba fresca a más no poder. Allí en la terraza trascendimos a asuntos más personales y nos alejamos un poco de la conversación jurídica que habitualmente nos domina.

Al poco rato bajamos hacia la Plaza del Concejo donde me esperaba mi grupo de viaje. Me excusé por mi desaparición, Paco se despidió no sin antes aconsejarnos que probara la tarta imperial. Al día siguiente, le hice caso.

Sanlucar Tarta Imperial

Paco y yo pronto volvimos a vernos. Fue en las I Jornadas de Derecho Digital Notartic que se celebraron en Sevilla del 4 al 6 de Noviembre.

Tengo que volver por la zona de Cádiz y regresar también a Jérez.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario