Inicio / Nihil prius Fide / Chistes y Anécdotas / Chistes y anécdotas Notariales: Episodio XVIII
episodio 18 chistes y anécdotas

Chistes y anécdotas Notariales: Episodio XVIII

Más anécdotas en un nuevo día sin Doctrina, de los que hay unos cuantos a lo largo del año.

Envidia sana

Tuvo cabida en el post de “Preparar notarías o registros: Ingresos, trabajar mucho, ansiedad y conciliación” pero como anécdota me viene al pelo esto que me decía un viejo y gran amigo hace unos días cuando le contaba alguna de mis andanzas:

“De mayor quiero ser Notario, pero sin opositar”.

¿Qué tal, pájaro?

El nieto de un cliente al que aprecio, joven y activo, y que sabe que su abuelo y yo somos colegas me ha llamado pájaro. Así por la buenas y sin saber (estoy seguro de ello) lo que me estaba llamando. De inmediato me he ido al diccionario de la RAE  para ver que “pájaro” no es solo la “persona astuta y con muy pocos escrúpulos” (no pocos, muy pocos) que yo imaginaba, sino que coloquialmente pájaro es “pene” y en algunos países sudamericanos “hombre homosexual”. Dudo mucho que me estuviera llamando “hombre que sobresale o es especialista en una materia, particularmente en las de política”.

Pájaro, ra.

anécdotas pájaro justito

Concluyo que o bien se está creando una nueva acepción de “pájaro” y que este muchacho debería leer un poco más para saber lo que las palabras significan y así administrar de mejor forma la confianza que hay entre su abuelo y yo y que el nieto y yo no tenemos.

Solo le ha faltado decir “menudo pájaro estás tú hecho”.

La morena española

Cuando ya estaba explicando los Estatutos Sociales unidos a una escritura de constitución de sociedad limitada, digo “bueno, es de nacionalidad española”. Y una de las constituyentes de la sociedad exclama: “Anda, otro que me lo dice”. Y yo lo pillo rápidamente.

La chica era morena de piel y podía pasar por extranjera. Se ve que no le hace demasiada gracia esa confusión que debe producirse con cierta frecuencia. De ahí su reacción. Rápidamente le he dicho que me estaba refiriendo a la nacionalidad de la sociedad, no a la de ella, que ya había visto que era la española.

anécdotas morenas españolas

Anécdotas de correctores

En el objeto social de una sociedad dedicada a temas turísticos, el corrector convierte el alojamiento vacacional en un alejamiento vacacional.

Dicen que los divorcios aumentan en verano.

Mails peligrosos

¡Ay que peligro tiene el reenviar los mails¡

Recibo uno con unos dnis (¡ay la protección de datos¡, ¡ay la seguridad¡) y el que los enviaba al que me los envía a mi, le decía:

“Ahí te mando los datos de tres delincuentes”

Yo me aseguro y reaseguro de lo que reenvío, especialmente si uso el responder a todos, pero alguna pifia he tenido….

Gracias a todos los aportantes de las anécdotas.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario