Inicio / Nihil prius Manducare / Comiendo fuera / Notario de Es Mercadal (Menorca): Recomendaciones IV
es mercadal justito

Notario de Es Mercadal (Menorca): Recomendaciones IV

De momento creo que este es el último post sobre mi etapa de Notario en Menorca. Nos moveremos más bien por la zona de Ciudadela.

Ciutadella de Menorca: Restaurantes

Ya he dicho estos días que algún predicamento podría tener en Menorca un tipo como yo que no juega al golf, ni corre, ni caza, ni navega, ni monta en bici, pero que si alguna cosa hizo allí es ir a restaurantes.

En este post (cuarto sobre Menorca) sobre restaurantes menorquines incluyo algo de Ciutadella y Ferreries, los dos municipios al oeste. En los posts anteriores he hablado de los de Es Mercadal y Es Migjorn Gran, los municipios centrales que eran los dos que atendía mi notaría demarcada en el primero de los dos y de la que me despedí hace casi nueve años como ya he contado en “El Adiós a Menorca”; de los de la zona de Mahón y de algunas visitas y atracciones turísticas en general.

Café Balear (Ciudadela)

Uno de mis favoritos en Menorca. He vivido casi tres años en Menorca y he comido o cenado muchas veces en el Balear.

La primera vez que oí hablar de este restaurante fue nada menos que en Tudela (Navarra) al recepcionista de un hotel en el que dormimos, camino de Barcelona para embarcar hacia Palma de Mallorca donde iba a tomar posesión de mi nueva notaría de Es Mercadal. Alguna anécdota de aquel viaje os conté aquí en mi post “Siempre estas diciendo que te vas”.

Es un sitio de fama merecida. Recomiendo las escupinyas, la caldera o caldereta, las mini-sepias en su tinta (que no siempre tienen), las cigalitas, las croquetas o los asados de pescado.

El género siempre es de calidad y la elaboración también. La ubicación es buena pero no la mejor en precioso puerto de Ciutadella. Las reservas solo las hacían para el comedor interior. En la terraza hay que hacer colas, a veces insoportablemente largas. Tienen otro local en el Lago de Cala´n Bosch y la pizzería en el centro de Ciutadella que ahora os comento.

Pizzería Roma (Ciudadela)

Buen hacer el de este otro restaurante del grupo Café Balear.

Agradable local y buena comida italiana. Una alternativa sencilla en las callejuelas de Ciutadella que puede venir bien para descansar de comilonas o comistrajos cuando uno está de vacaciones en la isla.

Ses Voltes (Ciudadela)

En el corazón de Ciutadella, Ses Voltes, ofrece una cocina menorquina de autor, recetas clásicas, como el arroz de piedra, reinterpretadas y modernizadas para darles un toque más internacional y elaborado (¡sin quedarte con hambre¡). El local ocupa una antigua y angosta casa de tres plantas con una decoración moderna, vanguardista pero suave, no estridente, íntima y quizá algo oscura. El personal joven y con ganas es distinto al de mayoría de los locales de la isla en los que abundan los trabajadores temporales de la hostelería. Si se dispone de los días suficientes en la isla, es un sitio muy a tener en cuenta. Precio medio-alto.

un cura en ciudadela

Es Caliu (cerca Ciudadela)

El Restaurante Grill Es Caliu abre casi todo el año (esto es excepcional en Menorca). Dispone de un amplio salón decorado en estilo rústico con un par de chimeneas y de una terraza-porche exterior. En el verano la terraza es la mejor opción. La carta, estéticamente fea, es completa.

En las muchas visitas que hicimos, casi siempre nos decidimos por el mismo menú: pan con tomate y jamón, tostas de escalibada y anchoas y un buen entrecot. En la bodega hay varias referencias que nunca fallan. El servicio es profesional y agradable y el precio es muy aceptable.

Restaurante Típico Mesón Murciano (Cala Galdana)

Esto era un medio murciano que vivió casi tres años en Menorca y para comer las cosas de su tierra frecuentaba, en la temporada turística (fuera de ella, está cerrado), el Restaurante Típico Mesón Murciano. Siempre quedó satisfecho y ¡es que en Murcia se come muy bien¡. Sencillo, con buen precio y buen trato, sin pretensiones. Y si se te olvida pedir la receta del conejo al ajo cabañil, la tienes aquí.

Mesón Rías Baixas (Es Mercadal)

Ni el actual propietario, ni el anterior, son gallegos. El actual es un menorquín de los pies a la cabeza. Un tipo muy agradable.

Salvando las distancias, para un medio gallego recalado en Menorca, el Rías Baixas ayuda a mitigar la morriña a muchos kilómetros de Galicia con algo de genero traído desde allí y tomando, por ejemplo, un buen pulpo o unas buenas nécoras.

Tal vez no sea una recomendación lógica para el turista pero el que se anime, no saldrá descontento, ni su bolsillo tampoco.

El Gallo

Termino con otro de mis habituales y favoritos en Menorca, El Gallo, que es también de los que abre todo el año (aunque puede que ya no lo haga o que incluso pueda haber cerrado, según información recibida vía Twitter que no he podido confirmar).

El local y la zona de jardín terraza son muy agradables, como la construcción y el predio en general. Para el invierno o la hora de comer en verano mejor el interior y en las noches de verano mejor la terraza.

El Gallo tiene sus propias normas: no hay prisa y todo lleva su tiempo. Si reservas, no llegues tarde y, sobre todo, no olvides que este establecimiento no acepta tarjetas de crédito por eso cuando llamas a reservar siempre te advierten: “ya sabe usted que no aceptamos tarjetas de crédito” y yo respondía “lo sé, he estado varias veces por allí”, “entonces, puede usted venir sin cartera”, me decía el dueño, un tipo de Almería, peculiar y majo, que lleva media vida en Menorca y que siempre me recordó a Eloy Arenas. Puede que comprenda su actitud pero no se si un restaurante puede permitirse no aceptar tarjetas en estos tiempos. Seguro que le tiene que generar situaciones incómodas. Tal vez le pasa con los bancos algo parecido a lo que me pasa a mi y que he contado aquí.

Es frecuentado por mucha gente de la isla que suele tomar paellas. Nunca probé los arroces y me decanté casi siempre por la salamandroña (una ensalada a base de tomate al natural pelado, huevo y alcaparras), los embutidos de la tierra y las carnes a la brasa (conejo, codornices, entrecots o solomillos). Tienen huevos de las gallinas de casa, las patatas fritas las hacen de maravilla, la parrilla se cuida con esmero y las carnes (en Menorca la ternera es magnífica) son de primera.

Tiene crianzas jóvenes a precios estupendos; la bodega no es amplia pero está bien seleccionada. Había algún postre de postín. En cuanto vuelva a Menorca, seguro que iré. Siempre que he llevado a alguien he quedado bien. Precios medios.

Un apunte suelto también de Ciutadella para terminar: Fuera de la ciudad, hacia las playas del Norte, hay un restaurante muy interesante para ir sobre todo de noche que se llama Ses Truqueries. Allí estuve con un amigo que llevó a una novia, amigo que luego se casó con otra y que no me deja que enseñe las fotos de aquel viaje.

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.