¿Tú sabes que la gente se va a la notaría de Talsitio a firmar?

notaria talsitio mejor que la tuya

Y continúa diciendo: «Esto tienes que solucionarlo».

Mi respuesta fue fulminante:

«Pero, ¿tu sabes porqué la gente se va a Talsitio a firmar? Te lo digo porque ves un demérito en mi y un mérito en la notaría de Talsitio y te estás equivocando. Yo soy el que hace las cosas bien y en Talsitio es en donde las hacen mal. Yo soy el que se preocupa por hacer una escritura perfecta sin jugar al ya se subsanará, cuidando los aspectos fiscales, yendo más allá del listón de la inscripción y procurando que todo el mundo firme con toda la información a su alcance, sin verse engañado por los malos profesionales que son los que os hacen ir allí para no perder sus sustanciosas minutas por culpa de un profesional (que soy yo) que les fastidia los negocios cuando descubro a la gente lo que ellos no les han querido decir. Por eso tienen que contaros mentiras. Si supierais la verdad no se iría nadie allí y la cola de mi notaría llegaría hasta las Enzebras, aunque, por supuesto, también hay gente que sabe perfectamente porqué va a allí y miente sobre mi para justificar a la otra parte de su negocio que vayan a firmar a un pueblo distinto. En Talsitio, que es donde os llevan engañados a firmar, es donde las cosas no se hacen como tendrían que hacerse, donde recurren a menudo a infumables diligencias subsanatorias que no veis, donde no se explican las cosas suficientemente, donde juegan a echarle la culpa a otras instancias y donde las pasan canutas cada vez que la fastidian hasta que solucionan el problema. Sois unos incautos y cuando los marrones de Talsitio se os queden pegados en los zapatos, vendréis a decirme que os lo solucione yo. De marrones y de escrituras que tardan semanas en hacerse estoy ya hasta el gorro».

Y no me la mandé a freír puñetas porque estábamos de celebración, me estaba endiñando un gin tonic de ginebra japonesa y ya me estaba fastidiando suficientemente con su impertinencia

¿Estás contento en Pinoso? (Entrevista en Radio Pinoso/Enero 2021)

En esta nueva entrevista me temía que me hicieran una nueva pregunta del millón de dólares¿Estás contento en Pinoso? Así que de nuevo preferí pensar bien la respuesta que quería dar y ponérmela por escrito, a fin de evitar que se me fuera un poco la olla durante la conversación.

Bueno, estoy relativamente contento. Mi actuación profesional cumple con creces. Mis escrituras salen casi perfectas y no suelen subsanarse. Prestamos asesoramiento previo y asistencia posterior y pesar de eso, vamos cuesta abajo en números y en facturación. ¿Qué se cree la gente? ¿Qué les cuentan? ¿Quién se lo cuenta y qué intereses tiene en ello? Reto a cualquiera que tenga dudas a que venga y yo (nosotros) le explicaré (explicaremos) cualquier duda. Además, ¿cómo es posible que con mi condecoración, mi reciente premio y un blog con 1,3 millones de visitas, 4.000 diarias (y subiendo), 4.500 consultas atendidas de todas partes de España y de fuera y con dos libros escritos, la gente se vaya a firmar a otros sitios y no se quede en el pueblo? Insisto, ¿qué les han dicho? ¿qué se creen? No soy caro; otros son los que no cobran lo que deben. Soy lento, porque hacer bien las escrituras requiere tiempo. Soy exigente, sí, mucho, lo reconozco pero es por el buen fin de mi producto: la escritura. Pido lo que tengo que pedir, mi más ni menos. Son otros los que no hacen lo que deben. Así que con este panorama, no me queda otra que decir que solo estoy relativamente contento.

Al final, no me hicieron la pregunta. Pude haber soltado mi discursito en algún momento pero el tono de la entrevista fue distendido y agradable y tampoco era plan ponerse impertinente.


Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario