Inicio / FAQ / Reducción arancelaria del 25% en hipotecas y compraventas de vivienda

Reducción arancelaria del 25% en hipotecas y compraventas de vivienda

reducción vivienda arancel notarial

Esto no es más que un episodio de arancelficción

Esta fue la primera cuestión que me vino a la cabeza: “¿Qué pasa con las reducciones en el AJD de las hipotecas ahora que pagan los Bancos? (Asturias, Baleares, Canarias, Cataluña, Murcia y Valencia ya las han suprimido), ¿cuál era su fundamento?, ¿eran un argumento para decantarse por el sujeto pasivo-Banco o el sujeto pasivo-deudor?, ¿se mantienen o desaparecen?”. Me la planteé hace unas semanas al establecerse definitivamente el sujeto pasivo del IAJD de las hipotecas.

Poco tiempo después esa cuestión me llevó a esta otra:

Segunda cuestión, ¿y qué pasa con las reducciones arancelarias que afectan a las hipotecas ahora que quien va a pagarnos la minuta en todo o parte es el Banco? (por cierto, que ya he tenido noticias de despachos de abogados que pretenden aplicar retroactivamente las cinco sentencias sobre gastos notariales y registrales de hace unas semanas)

El RDL 6/1999 (gobernaba Aznar) decía en su Exposición de Motivos: “El Gobierno considera que en el actual contexto de la economía española, dentro de la Unión Monetaria, la política económica ha de orientarse hacia una mayor liberalización y flexibilización de los sectores productivos, de manera que se logre un ritmo de crecimiento económico que permita continuar aproximando los niveles de renta per cápita de España a los del resto de países de la Unión Europea. Uno de los objetivos de la política económica es perfeccionar el funcionamiento de los mercados domésticos valiéndose de reformas de carácter estructural que procuren una más eficiente respuesta de la oferta a los impulsos de la demanda. Estas medidas estimulan la competencia en los mercados de bienes, servicios y factores productivos y contribuyen a la estabilidad de la economía mediante una mejor asignación de los recursos y una mayor igualdad de oportunidades de los agentes en dichos mercados. Las medidas adquieren especial relevancia tras la incorporación de España a la tercera fase de la Unión Monetaria Europea y la constitución del Banco Central Europeo. En este contexto, las políticas económicas nacionales ya no cuentan con el instrumento monetario para moderar la evolución de los precios, de manera que son la política fiscal y las reformas estructurales los únicos medios disponibles para mantener la inflación dentro de los límites previstos. En España, dado el dinamismo de la demanda interna como elemento impulsor del crecimiento económico, se han puesto de manifiesto importantes aumentos en los precios de algunos sectores, especialmente aquéllos menos expuestos a la competencia exterior, que obligan a la adopción de medidas urgentes para evitar la aparición de tensiones inflacionistasSe une, pues, la contrastada conveniencia de nuevas medidas liberalizadoras con la necesidad de aplicarlas en este momento, antes de que el incremento de la demanda agregada origine posibles brotes de inflación que amenacen la estabilidad y duración del proceso expansivo de nuestra economía. Las medidas adoptadas en la presente norma tienen por objeto provocar un impacto positivo tanto sobre los precios como sobre las condiciones de la competencia en nuestra economía”.

Después el número Uno de la norma establecía: “Los aranceles de los Notarios y Registradores de la Propiedad, establecidos por Reales Decretos 1426 y 1427/1989, de 17 de noviembre, se reducen en un 25 por 100 en el caso de constitución, modificación, subrogación y cancelación de préstamos y créditos con garantía hipotecaria y en la compraventa de viviendas. En el supuesto de que en los decretos referidos, o en la normativa especial, se contemplen algún tipo de rebajas arancelarias, la reducción prevista en esta norma se aplicará a la cantidad que resulte una vez deducida la rebaja inicial”.

¿Y veinte años después se sostiene esta reducción en un RDL tramitado con urgencia y que luego produce efectos durante veinte años … ? Pues sí, se mantiene y puede que sea lógico querer provocar un impacto positivo tanto en los precios como en las condiciones de competencia, ¿pero por pequeñas diferencias en lo que cobramos nosotros? (sí, ese 25% no deja de ser una cifra minúscula en el montante de operaciones de miles de Euros con intereses de miles de Euros a lo largo de varias décadas durante las cuales se paga una hipoteca) ¿y esas diferencias influyen en la competencia? ¿qué competencia? Es insólito que se piense que la minuta de los Notarios pueda tener una influencia tan decisiva en tantas cosas. Ya puestos, ¿por qué no limitan el % que un intermediario puede cobrar por su intermediación o una gestoría por su gestión o un traductor por su traducción? Está claro, nosotros somos funcionarios y nuestro sistema retributivo lo aguanta (y lo permite) todo.

Sea como sea, la doctrina de la DGRN ha sido clara en cuanto al término VIVIENDAS, pero ¿cómo se interpreta esto hoy en día con un escenario hipotecario en el que pagan los Bancos (o pagan a medias) las escrituras hipotecarias? No me digáis que es, como mínimo, para pensárselo en este estado de cosas completamente diferente .. y veinte años después. ¿Se podría suprimir la reducción en el caso de que pague el Banco o en cuanto a la parte que pague el Banco?

Téngase en cuenta que se dice y piensa que el haber convertido al Banco en sujeto pasivo del IAJD y la entrada en vigor de la LCCI, van a influir negativamente en el flujo del préstamo/crédito para vivienda (que se encarece y encararecerá) y, siendo así ¿queremos los Notarios, defendemos los Notarios, creemos los Notarios que nos van a dejar influir en que haya un mayor encarecimiento del “negocio inmobiliario y de financiación” de la adquisición de vivienda encareciendo nuestra minuta para que el Banco acabe repercutiendo el gasto a su cliente? Yo no lo veo, a diferencia de lo del 5% de los documentos de cuantía, que sí que me parece defendible con bastantes posibilidades de salir triunfantes de un recurso contra nuestra minuta …

Téngase en cuenta que la compraventa de vivienda y el préstamo sobre vivienda tienen ese 25% de reducción y que el préstamo hipotecario sobre vivienda o no, tiene OTRO 25% más. Por eso, el préstamo hipotecario sobre vivienda, tiene 25+25 que es el 43,75% y más el 5% del RD 8/2010, un 46,56% en total. Téngase en cuenta que, como dice un compañero, esto se calcula como las rebajas adicionales de El Corte Inglés.

Este  episodio ha terminado

Sirva de aperitivo a lo que realmente yo quiero plantear en breve: ¿Qué pasa con la reducción del 5% del RDL 8/2010 para todos nuestros documentos de cuantía? ¿Hay alguna razón para seguir o no seguir aplicándola?

Próximamente en sus pantallas (de ordenador) con motivo de la celebración del XXXº Aniversario del Arancel Notarial de 1989. ¿Existe algo que siga costando lo mismo que en 1989?

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario