Inicio / Nihil prius Fide / Chistes y Anécdotas / Chistes y anécdotas Notariales: Episodio XLVIII
chistes y anécdotas notariales

Chistes y anécdotas Notariales: Episodio XLVIII

¡Cómo no iban a surgir más anécdotas sobre la LCCI¡

UNA

– Si tengo una póliza de crédito a la empresa de unos autopromotores que se va a utilizar para construir su propia vivienda con afianzamiento de los suegros (uno de Gibraltar y otro de Andorra), ¿qué hago?

– Suicídate.

DOS

Hoy tengo una póliza de crédito a una mercantil con el aval de una sociedad de garantía recíproca que, como superposición de garantía, a su vez constituye hipoteca sobre local comercial con el aval del administrador como persona física. Necesito vuestro consejo urgente:

  • Arma de fuego
  • Arma blanca
  • Veneno
  • Masticar LCCI
  • Inanición
  • ¿Otras?

TRES

Preguntas de la plestatalia china al Notalio: “Yo tenel tienda celada ahola, ¿quién paga eso? ¿A quién habel oculido esta idea de venil dos veces al Notalio?”

CUATRO

-¿Le he explicado bien la cláusula suelo?

– Perfecto.

– Y si dentro de 5 años le pagan 5.000 € por decir que no se la he explicado, ¿qué hará?

– Decir que no me la explicó.

CINCO

– Dos señores de campo han firmado hoy una hipoteca. Han entendido muy bien su préstamo y están muy contentos con la explicación que les han dado en el Bancosobre lo del olivo”.

– ¿Qué olivo?

– Lo del olivo más uno.

chistes y anécdotas de notarios

¿Se debe algo?

Un traductor novato me pregunta tras la firma de un poder que “si cuesta algo”.

Casarte con puntos suspensivos

Anécdota de mi primera boda. Un craso error por mi parte.

Una vez impresa la escritura de celebración de matrimonio y en pleno otorgamiento, le doy la vuelta a la escritura (me encuentro en el lado contrario de la mesa) y le digo a los novios (amigos míos) que lean la parte en la que expresan su voluntad de contraer matrimonio el uno con el otro. Comienza él, que lee:

“Yo FULANITO DE TAL deseo contraer matrimonio y efectivamente lo contraigo en este acto con” y se calla. Yo le digo: “Pero, hombre, ¡di el nombre y los apellidos de FULANITA¡” Y mi amigo dice: “¡Es que no pone nada¡”. Lo miro y digo: “¡Ostras, es verdad¡”. Vale pues léelo como si lo pusiera que ahora lo corregimos e imprimimos con los nombres (ya me había adelantado y confirmado que tampoco ponía nada a continuación en la parte correspondiente a ella. Entonces, le mando leer a ella y lee: “Yo FULANITA DE TAL deseo contraer matrimonio y efectivamente lo contraigo en este acto con” y … se vuelve a callar.

Esto debe ser lo que llaman un matrimonio abierto …

La tercera hipotecaria

Ya es difícil encontrarse con un tercero hipotecario, aunque a la notaría del padre de MAC, mi preparador, una vez se presentó uno: “Buenas – dijo – soy el tercero hipotecario”.

Pues ahora dicen que se derogará el 34 LH porque solo beneficia “al tercero”.

Y ya puestos, ¿podrían temer los opositores la modificación de las leyes vigentes que afectan a nuestro temario para adoptar el dichoso lenguaje inclusivo? Pues tendrían que aumentar el tiempo de examen … Particularmente tengo que decir que no conozco personalmente a nadie que hable así. A veces incluso nos metemos en absurdas redacciones como la de este tuit de la Decana del Colegio Nacional de Registradores:

Mucho ánimo a todas las personas graduadas y licenciadas en #Derecho que preparáis las oposiciones a #registros, una vez que ya se ha publicado en el @boegob la próxima convocatoria. Empieza la cuenta atrás. Os esperamos con los brazos abiertos boe.es/boe/dias/2019/

La simple nota

“Yo sólo venía a pedir una simple nota” dijo uno cuando llegó al Registro. Podría haber rizado más el rizo y decir que venía a pedir una simple nota simple.

Gracias a Luis, Zetacé, Sergio, Adolfo y Marga.

¡Nos vemos en el Episodio XLIX¡ 

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario


 

2 comentarios

  1. José Ramón Pérez

    La verdad es que en esta profesión da para escribir más de un libro o una colección.

Deja un comentario