Inicio / FAQ / Informes de actividad: vivo, fallecido y prestamista

Informes de actividad: vivo, fallecido y prestamista

informes de actividad notariales

Hablé hace algún tiempo en este post relativo a la fianza, de la importancia del llamado Informe de Actividad del Fallecido, para conocer datos relativos a documentos firmados desde 2004 hasta hoy, por una persona a quien fuéramos a heredar. Además del Informe de Actividad del Fallecido, también pueden solicitarse en cualquier notaría española el llamado Informe de Actividad del Vivo y el Informe de Actividad del Prestamista Particular. Recientemente se me han planteado dos casos en los que me ha resultado de gran interés la consulta.

Informe de actividad del fallecido y/o del vivo en escrituras de herencia y donación

La figura de la Acumulación de Sucesiones y Donaciones puede dar lugar a alegrías y a verdaderos disgustos. Es una figura compleja, que cuesta descubrir y aplicar correctamente y que podemos desentrañar y prevenir mediante los Informes de Actividad. Creo que es fundamental en las herencias pero también en las donaciones.

Informe de actividad del vivo en escrituras de apoderamiento

Dado el riesgo que supone tener otorgado un poder en manos inapropiadas y dado que es fácil, puesto que los poderes se otorgan en base a la confianza, olvidar que los firmamos, las copias que existen y quién las tiene, el Informe de Actividad del Vivo se revela como un utilísimo instrumento para saber qué poderes tengo otorgados y a favor de quién. Un caso interesante sería el de matrimonios en trance de separación o de divorcio que tras años de matrimonio ni recuerdan si han podido otorgarse o no algún poder. Podría perfectamente pedirse al tiempo de otorgar el divorciado o separado un nuevo testamento o cuándo se efectúa el otorgamiento de capitulaciones matrimoniales con o sin liquidación de gananciales, por poner algunos ejemplos.

Informe de Actividad del Prestamista

“A fin de evitar problemas en la inscripción de las hipotecas entre particulares cuando les conste que la misma persona física ha intervenido en algún préstamo anterior sin haber cumplido los requisitos de la Ley 2/2009, de 31 de mayo, se dotó a los Notarios de una aplicación que nos permita comprobar, antes de autorizar un documento de préstamo entre particulares, si el prestamista -persona física o jurídica sin código SICA–  ha concedido otros préstamos anteriormente,  con el fin de verificar si, por su frecuencia, cabe presumir una habitualidad que incluya la operación en el ámbito de aplicación de la citada Ley 2/2009, de 31 de mayo. Con la simple consignación del DNI de la persona física prestamista, o del NIF si se trata de persona jurídica, podremos saber qué operaciones de préstamo entre particulares ha realizado dicha persona con anterioridad ante el mismo u otros Notarios desde 2004, de manera que podamos tener elementos de juicio para  ponderar si esas operaciones previas implican la habitualidad que impondría la aplicación de la Ley 2/2009“. 

Hasta otra. Un abrazo. Justito El Notario. @justitonotario